Clap,clap,clap

Los acontecimientos que han venido sucediéndose desde el 2013 hasta ahora, octubre de 2016, llevan la marca inconfundible de la indolencia, la incompetencia y lo que es peor, la traición. Este tren ministerial que había acompañado al comandante Chávez y que ahora sigue impertérrito con el presidente Maduro, son los responsables directos de que vayamos a caer en las garras del fascismo más monstruoso que hayamos visto. Ese fascismo adeco-voluntad popular-primero justicia, está ya, tocando las puertas de Miraflores.

Empezando por el cínico de Jorge Giordani, el cual participó desde 1999 en la "planificación económica" de Venezuela, (hasta que, por fin, fue defenestrado por el presidente Maduro), ha sido uno de los representantes más conspicuos de este desastre que estamos padeciendo todos los venezolanos.

No quiero aquí mencionar las causas del fracaso económico, esas están a la vista, a lo que quiero referirme es a la indolencia de todos estos ministros y ministras que siguen haciendo presencia activa en el gobierno. Se han convertido en una especie de logia cerrada que no quiere ceder su poder, se pasan de cargo en cargo, en una especie de "enroque infinito", y pareciera que son polímatas, al estilo Leonardo da Vinci, dominan aparentemente, todo el conocimiento universal.

Para que se entienda lo de polímata aquí hay un ejemplo de un ministro: Desde el 2009 , Ministro del Poder Popular para Ciencia, Tecnología e Industrias Intermedias, en el 2010 asume la Presidencia de la Agencia Bolivariana para Actividades Espaciales, en el 2010 es designado al frente de la Vicepresidencia Económica-Productivo. (¿Qué será lo que producimos?)

En el 2011, asume el Ministerio del Poder Popular de Industrias, tenía bajo su responsabilidad la rectoría en el desarrollo de las industrias básicas, intermedias y ligeras del país, mediante la inclusión social en el proceso productivo, promoviendo la transferencia tecnológica y la innovación de tecnología nacional, para la instalación, reactivación, reconversión y reimpulso de la industria nacional, hacia la satisfacción de las necesidades de la población (datos del Ministerio del PP para la Comunicación e Información) Para el 2013 reafirmado Ministro de Industrias, luego pasa a ser Ministro de Educación Superior (dura cinco meses) y finalmente lo tenemos nada menos que como Ministro de Planificación hasta hoy.

Es impresionante, por decir lo menos, cómo no terminan de tener la decencia de renunciar, al contrario, cada vez más viven en su mundo fantástico. Señores y señoras, háganle un bien al país y déjennos en paz, sobran venezolanos con las suficientes credenciales para sacarnos adelante, gente que toma decisiones sin esperar, y lo hacen de manera consciente y pensando en el país, no como ustedes que se mueven por inercia y cuando lo hacen, lo único que generan es más miseria y desconcierto.

En agricultura y cría, ¡nada! Ni una sola cosecha de caraotas, garbanzos, todas son para después, dentro de tres meses, dentro de seis meses, y así lo mismo con el ganado, el cual lo dejaron perder y no lo reprodujeron, después que el comandante Chávez trajo reses de Uruguay para mejorar la nuestra. ¿Qué pasó? ¡Llegando al puerto, las dejaron ahogar! Ahora ¿cómo diablos van a enfrentar esta guerra económica atroz, si no fueron capaces de pensar en el futuro. De la azúcar, el café y el aceite por citar algunos, todo fue una gran mentira. Los iraníes les dijeron que la planta que les iban a montar de harina pre-cocida, iba a superar con creces la harina PAN de los Mendoza, pues ¡la dejaron morir!

Los CLAP no son más que un paliativo desesperado, en este fracaso absoluto y total. Evidentemente les cuesta mucho salir a la calle y ver las colas interminables de quienes pasamos hasta seis y ocho horas esperando dos miserables bolsas de harina PAN, ahí sí que Lorenzo Mendoza nos reventó y lo sigue haciendo.

A mi casa llegó un representante de la comunidad, y me hicieron firmar una planilla para así poder tener chance a una bendita bolsa, la planilla en cuestión llevaba el logo en el encabezado del PSUV y una de las preguntas era, si yo ¡pertenecía o no al PSUV! ¿Es, o no es, ser un tarugo, en medio de esta soberana crisis de alimentos? Busquen los traidores, no sólo a quienes les han dado contratos millonarios y no han cumplido (como las farmacéuticas), también esos traidores están en nuestras propias filas.

El famoso Ministerio de Ciencia y Tecnología no es más que un adefesio, aquí ni siquiera sabemos cómo fabricar un motor de combustión interna (se inventó durante el siglo XIX) mucho menos fabricar cauchos, si no es la Goodyear o Pirelli, olvídense, no saben todavía ¡qué es un proceso de vulcanización! (por cierto, en la Faja Hugo Chávez, hay azufre para una eternidad). Estamos graduando ingenieros de todo tipo, mecánicos, agrícolas, químicos y se nos están yendo porque no consiguen trabajo. Por supuesto, si se nos ha ido el tiempo en festivales del joropo, festivales de rock de pavos viejos y salsa de la buena, mientras nuestra famosa "industrialización" tiene que esperar.

Señores un gobierno socialista de verdad, se ocupa de su industrialización, y de sus recursos renovables. En Rusia durante la 2da Guerra Mundial, los alemanes que atacaron la región del Cáucaso, se asombraron de los interminables campos de girasoles, había huevos de gallina como arena en la playa, melocotones, manzanas, uvas, tomates. Fábricas de tractores, que luego tuvieron que ser convertidas en factorías para tanques de guerra. Un sistema ferroviario y fluvial, envidiable. ¡Eso es una revolución! Es decir un cambio rápido y profundo, no la acepción de "dar vueltas" que es lo que han hecho muchos.

Finalizo, no sin antes dejar de reconocer la labor contra viento y marea, de muchos servidores públicos (incluyendo ministros y ministras) que han puesto todo su empeño porque salgamos adelante y confío que nuestro presidente Maduro no se lleve a engaño y logre escoger los mejores, para con fe y confianza salir de este atolladero.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1977 veces.



Luis Ortega


Visite el perfil de Luis Ortega para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Ortega

Luis Ortega

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social