Auditórium

La revolución de Sísifo: ¿Volverá a empezar?

Camus nos narra el mito de la siguiente manera: Sísifo fue a parar a los infiernos, y allí (…) consiguió permiso de Hades para regresar a la tierra y castigar a su mujer. (…) Pero cuando volvió a ver el rostro de este mundo, a disfrutar del agua y del sol, de las piedras cálidas y el mar, no quiso regresar a las sombras infernales. Nada consiguieron llamadas, cóleras y advertencias. Fue preciso un decreto de los dioses. Hermes vino a agarrar al audaz por el pescuezo y, arrebatándole de sus goces, lo devolvió a la fuerza a los infiernos, donde su roca estaba ya preparada (…) Los dioses condenaron a Sísifo a empujar eternamente una roca hasta lo alto de una montaña, desde donde la piedra volvía a caer por su propio peso. Pensaron, con cierta razón, que no hay castigo más terrible que el trabajo inútil y sin esperanza. Fin de la cita.

¿Por fin cuando se celebraran las elecciones parlamentarias de la Asamblea Nacional de este año 2015? Como siempre habrá resultados buenos para unos, y no muy buenos para otros, y esperemos que sean esperanzadores para todos los venezolanos. Pero, electos ya los diputados de la nueva AN, comienza una nueva carrera, porque ya se habrá dado el pitazo de salida para ver cómo se controla esta crisis, moral, económica, social y política, a nivel nacional. Lo cierto es que no sé hacia dónde nos llevará este nuevo poder legislativo nacional que se estrenará, pero sin duda será un escenario diferente al que tenemos en la actualidad llenos de mediocridades importantizadas ¿O tal vez sea peor?

¿Seguirá ése cansón ritornelo “de que Chávez vive, pero la crisis sigue”? Todo esto me hace recordar la leyenda de Sísifo, hijo de Eolo (El Dios del Viento) el cual hizo enfurecer a los dioses por su habilidad, y astucia, y por ese atrevimiento fue castigado, y perder la vista, y el tener que empujar una inmensa roca por la falda de una montaña hasta llevarla a la cima pero, una vez cerca de la cima, la roca volvía hacia atrás cayendo en el fondo del valle,  y volviendo a empezar a subirla eternamente.

Los venezolanos no queremos volver de nuevo cargar con la pesada roca de unas nuevas elecciones que no resuelvan el problema del hampa atrincherada en las llamadas zonas de paz, la inflación, la escasez, la corrupción, y la destrucción de la república. El deseo de la mayoría sería, que en estos próximos meses, que no repitan candidatos y aplaudidores sin criterio, a los que venimos soportando en esta AN desde hace cinco años. Todo aquel que resulte derrotado no puede iniciar una guerra de descalificaciones utilizando como armas las miserias humanas, los insultos, las amenazas etc. Aquellos que no cumplieron sus compromisos con los ciudadanos de forma honesta y transparente en este periodo parlamentario que fenece; y que no le pararon a las políticas públicas de las que alardeaban como revolucionarios. Pero, tengo mis dudas, serias dudas que si vuelven a quedar otros bates quebrados, difícilmente salgamos de este atolladero económico.

Aquí la izquierda que sigue cobijada bajo el manto de la figura de Hugo Chávez, no quiere ejercer como líderes de la oposición en su comunidad. ¿Es que el tiempo que llevan mandando la actual nomenklatura bolivariana les hace difícil obedecer? Muchos olvidan que el ejercicio de la política no se trata de eso sino de apoyar, consensuar, proponer, dialogar entre los diversos factores políticos en conflicto. Mucha gente de izquierda ha dejado la política. ¿MAREA SOCIALISTA,  Junto a ellos, y otros  más abandonarán el barco madurista?

Nuevos actores tienen que entrar en escena, y espero que por el bien de todos los venezolanos acierten en sus decisiones, y tengan esa pizca de imaginación en la nueva AN que venga a resolver esta grave crisis socioeconómica y moral. Estoy seguro que muchos  por el rabo del ojo están ya mirando perdidas las elecciones parlamentarias de este diciembre en las que se juegan mucho, o nos jugamos mucho el desino de Venezuela, claro que eso no debe condicionarles a los nuevos diputados a la hora de ejercer sus responsabilidades, de tomar decisiones, teniendo en cuenta recordar que por sus obras les conoceréis,  y tendrán cinco años para obrar por el país.

Hoy hay una marea de fondo, en el PSUV, y en el GPP donde se producirán cismas, y se pedirá la dimisión del gabinete económico y de seguridad. Pero hay que estar muy alerta porque en rio revuelto, ganancia de pescadores ¿Quiénes serán los peces que caerán, y quiénes los pescadores? Las cosas están que arden, hay que estar atento a ese nuevo movimiento social que se va asentando entre la ciudadanía, y que ya empieza a perfilarse.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1995 veces.



Edgar Perdomo Arzola

Analista de políticas públicas.

 Percasita11@yahoo.es      @percasita

Visite el perfil de Edgar Perdomo Arzola para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas