Conocemos la magnitud del problema, pero como que nadie sabe la densidad del peo en que estamos metidos actualmente

Sin profundizar en las ideas, sin explanarme en las exposiciones y sin magnificar la dicharacheria, me voy a entrometer en un tema tan delicado y controversial como tan medio mamador de gallo, y digo esto de esta forma y manera, porque, en primer lugar porque no soy economista, en segundo término no tengo casta de líder, en tercera posición no manejo la información de los intelectuales, que todo lo saben, pero nunca nada arreglan, en cuarta circunstancia carezco de toda autoridad política para estar explicando mariqueras y, como quinto y antepenúltimo elemento, me importa un carajo si con mis opiniones que nadie le para bolas, pueda cambiar el curso de las cosas.

En ese orden de ideas y en virtud de establecer algunos criterios consensuado con la realidad del momento, nuevamente me he arriesgado a profanar estos espacios de debate y confrontaciones de criterios y pareceres, como lo es “Nuestra querida y contaminada” trinchera de lucha en la batalla de las ideas aporrea.org; tan solo con el único y primordial objetivo de parecer un ridículo, al tratar de concientizar, o al menos crearle una duda muy poco razonables, a algunos personajes o personeros, que, como no los han nombrado ministros, viceministros, entre otros, se la pasan tirándoles piedra al techo de la casa de NICOLÁS MADURO, sin tomar en consideración, que en esa casa a la cual le están tirando piedras, vivimos todos, y cuando digo todos, somos todos y todas, CHAVISTAS y no chavistas, revolucionarios, extremistas y radicales, es decir, si les tiramos piedras a NICOLÁS MADURO, nos jodemos todos y todas, sin excepción…o séase…”midan bien sus palabras” o no valemos ni un kilo…claro está, que con el nombramiento que ha hecho nuestro hermanos “Te están aprovechando Nicolás” con algún “Viceministro” ¡Coño! Vamos a esta claro, estimo que no está dando pie con bola…la seguridad es una vaina tan seria, que es muy peligroso dejarla en manos de un irresponsable…digo yo, no sé.

Lo muy cierto de todo esto; es que, estamos ante una situación en la que lo más importante, no es tratar de matar al mensajero, y mucho menos comerse la carta, en donde viene el mensaje enviado a García, porque si bien es muy cierto que, las cosas no están como todo las queremos, no es menos cierto, que si no seguimos empujando la carreta para un mismo objetivo, más pronto que tarde, estaremos viéndonos como enemigos, los que nos hemos crecido y vivido comiendo del mismo plato, y que, por apetencias individualistas, y por posiciones divisionistas por algunos que otros errores de cálculo, no sé, me da como en pensar y sospechar, que mucho antes de la AUSENCIA FISICA de “Nuestro Eterno Amado Gigante” HUGO RAFEL CHÁVEZ FRIAS; incluso, hasta llego a pensar, que en el propio lecho de su muerte, ya los ruidos de sables y de tambores, se dejaban escuchar, pero al PUEBLO DE CHÁVEZ, nos han venido haciendo creer, que toda la güebonada está bien, ¡ah! Bueno, claro está, para algunos varios, la vaina está bien, porque cuentan con segura protección, y hasta vuelo de primer orden para emprender el viaje; pero para los que nos tendremos que quedar entrándonos a coñazos con el enemigo y los adversarios, ahí la vaina es otra cosa…

Ahora como por vainas mías, se me viene a la memoria un recuerdo, y me salta una pregunta ante las dudas:

¿Por qué no se le permitió a Evo Morales, ver al comandante cuando vino haciendo un esfuerzo enorme para visitarlo en su lecho de muerte?

Solo son vainas mias…

Ahora bien, y ya para finalizar, hay quienes pretenden pescar en rio revueltos en un desierto de arenas, y estamos los que esperanzados y esperanzadas, nos mantenemos en RESISTENCIA CHAVISTA, ante las amenazas inminente de una posible invasión a nuestro territorio, por parte del imperio genocida de los Estados Unidos de Norte América, y la estrategias desestabilizadoras por parte de las empresas transnacionales, que nos quieres matar de hambre; el punto es:

¿Nos destrozamos nosotros antes de que llegue el enemigo, o nos permitimos seguir empujando la carreta al mismo lugar para alcanzar los objetivos fijados por nuestro máximo líder y así con ello poder defender con fiereza “EL LEGADO DE CHÁVEZ”?



CHÁVEZ vive, en la consciencia y en la memoria de todos los pueblo pobres del mundo.




Esta nota ha sido leída aproximadamente 2754 veces.



Jesús Chua Espinoza


Visite el perfil de Jesús Chua Espinoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: