Mujer

Podríamos revisar estadísticas, datos oficiales y privados, y corroborar que es ahora en Socialismo Bolivariano que la Mujer ha sido reconocida como parte  fundamental e insustituible de la vida de la Patria. Durante muchos años, durante todos los años de la IV República, la mujer estuvo destinada  solo a trabajos del hogar, y, en el mejor de los casos, a funciones secretariales de altos o medios personeros de los gobiernos. Solo en contadísimas situaciones (esposa o amante del presidente o hija o esposa de altos ejecutivos empresariales) la Mujer ocupaba cargos de relativa importancia, pero aún así, siempre era tratada de “segundona”.

Eso permaneció así por largo tiempo. Pero con la llegada del Comandante Supremo-Eterno a la presidencia de Venezuela, la mujer pasó a ser considerada como una valiosa aliada para la buena marcha de la Revolución Bolivariana, igual al hombre, ni más ni menos. El Comandante Hugo Chávez, conocedor de la idiosincrasia del venezolano y justo administrador del poder de la Democracia, vio en este bello ser que se llama mujer un compendio de muchos de las virtudes y los valores que caracterizan al habitante de la Patria.: constancia, responsabilidad, entrega, paciencia, perdón, dulzura, ternura, firmeza.

Nunca antes (salvo en raras excepciones) la mujer había sido investida de responsabilidades tan grandes como un Ministerio, una Cancillería, una Fiscalía, una Gobernación, una Representación Diplomática.

En esta V República las  mujeres venezolanas han demostrado, con su estelar participación y su brillante desempeño, que la confianza que Chávez  y la revolución Bolivariana ha depositado en ellas no ha sido ni será traicionada; ellas han dado ejemplo de Lealtad, de compromiso, de amor, de pasión, de incorruptibilidad y de belleza.

Agotaríamos la tinta de los lapiceros y el grafito de los lápices  llenando hojas doradas con nombres de mujeres de todo el planeta quienes calladamente llenan de heroicidad los quehaceres diarios, luchando contra la arrogancia hombruna, leyes injustas, discriminaciones, abusos, intolerancias. Llenaríamos libros enteros con historias de heroínas anónimas quienes ven pasar los años de juventud y de sueños, mientras crían  en el amor a los hijos, mientras educan en la honestidad, mientras construyen Patria Buena.

La mujer de la Patria Venezolana ha sido valorada y reivindicada por la Revolución Bolivariana. Presenciamos cómo el Comandante Eterno se consumía tratando de premiar a la mujer trabajadora, de valorar su empeño, de entender sus preocupaciones, de compartir sus sueños; vimos cómo en Comandante se desvivió para hacer justicia a favor de la mujer Ama de casa, de la Madres del barrio, de las mamás solteras abandonadas. Ese es su legado, y ese legado está siendo respetado por el Presidente Maduro.

Mañana 8 de Marzo, como es tradición desde 1944, no faltarán las flores, los regalos, los cariños, las sonrisas. Pero eso no lo arregla todo. No será suficiente con llevarla a un buen restaurant solo mañana, porque el día de La Mujer es todos los días del año.

Chávez ya lo dijo: La Revolución Bolivariana es femenina.

Él no se ha ido, está en la sonrisa de cada mujer.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 856 veces.



Oswaldo Abarca

Profesor de la Universidad Politécnica Territorial de Mérida

 oswaldoabarcam@gmail.com

Visite el perfil de Oswaldo Abarca para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oswaldo Abarca

Oswaldo Abarca

Más artículos de este autor