Ocho puntos de un Legado inolvidable

Nos parece estar aun escuchando la Triste Noticia por parte del Vicepresidente de ese momento, hoy Presidente de la República Bolivariana de Venezuela Nicolás Maduro, cuando aquel 5 de marzo de 2013, anunciaba a través de los medios de comunicación Nacional, el fallecimiento del Comandante de la Revolución Bolivariana Hugo Chávez, «Chávez murió a las 4:25 p.m.». Maduro también confesó: «Nos encontrábamos recibiendo parte con su hija y familiares, cuando recibimos la información más dura y trágica que podamos ofrecer». Agregó que la policía y las tropas se desplegarían en todo el país «para garantizar la paz».

Finalmente, en un comunicado de prensa oficial del jefe de la guardia presidencial, el general de brigada José Adelino Ornela Ferreira, emitido dos días después de su fallecimiento, se dijo que el deceso fue a consecuencia de un infarto fulminante en medio de una ardua batalla de casi dos años contra el cáncer; se observaron once días de duelo nacional, lo que implicó que en todos los edificios públicos, civiles y militares, se ondeara la bandera del país a media asta y se prohibieron las festividades y celebraciones; también se prohibió el porte de armas y la venta de bebidas alcohólicas.

A dos (2) años de haber recibido la triste Noticia, hoy 5 de marzo recordamos cada una de las enseñanzas que nos deja en su Legado y que en ocho puntos tratare de definir:

  1. Al noble pueblo de Venezuela les devolvió en inmenso amor que este le había entregado en cada una de las Batallas Electorales y las que libro por la justicia y la autonomía soberana de la patria. Chávez había atesorado tanto Amor de la gente humilde, trabajadores, campesinos, mujeres, estudiantes, ancianos y hasta de los niños que con sus sonrisas los lleno de esperanza y una fe infinita.

  2. A la juventud venezolana dejo en herencia su decidida entrega a las causas de la libertad y de la igualdad. Chávez siempre nos recordó que sin hombres y mujeres libres que no tengan otro límite que la ley, y sin igualdad de oportunidades, no habrá la nueva sociedad que soñamos, ni podremos hablar de Socialismo del Siglo XXI. Nos habló en reiteradas veces que la libertad para todos y la igualdad entre todos, son pilares fundamentales de la sociedad en construcción.

  3. Al Comandante lo caracterizo la honestidad y la transparencia y así lo demostró en cada una de sus acciones sirviendo de ejemplo y de guía para los responsables de la administración pública que le acompañaban; legó a ellos este valor, el respeto a los principios morales y al patrimonio común de los venezolanos, haciéndole entender a cada uno de ellos; que el Poder Popular es la base y fuerza de esta Revolución en marcha. Nos enseñó una vez más, que: “Solo el pueblo salva al pueblo”.

  4. A su equipo de trabajo, a las mujeres y hombres que luchamos de cerca, nos dejó como herencia la constancia, que es la virtud de los triunfadores. Enseñándonos que el bueno no es aquel que trabaja bien un día, sino quien cada día hace su parte de manera infatigable.

  5. Su legado alcanzo incluso al PSUV, dejándonos tres valores fundamentales para la lucha: solidaridad, fraternidad y unión. El poder de la solidaridad y fraternidad es inmenso; cuando los del equipo del partido unen sus inteligencias, potencialidades y fuerzas, cuando trabajan juntos para conseguir un fin común, las montañas se moverán para darles paso. Nos recordó siempre el comandante, las palabras de Bolívar “La unión es la que nos hace falta para completar la obra de nuestra regeneración”

  6. Dejo en su legado a los pueblos hermanos de América latina y del mundo, así como a Venezuela, la clara conciencia de que los estados existen no para establecer guerras entre ellos, sino para complementarse. Las naciones, al igual que las personas, son insuficientes, no se bastan así mismas, requieren asistirse mutuamente. Que siempre rechacemos la intervención, deploremos las imposiciones y combatamos el imperialismo. Es la justicia social internacional la que debe normar las relaciones entre los pueblos. Que el gobierno de Venezuela y el PSUV no olviden nunca nuestra solidaridad con ellos.

  7. Su legado llego también a la oposición, a ella dejó democracia y pluralismo. Y que entendieran de una vez por todas que la democracia nos brinda oportunidad de expresarnos con libertad y actuar con albedrío, también nos obliga a acatar las decisiones de la mayoría. Que recuerden que por siempre y para siempre, como reza la Constitución Bolivariana, el gobierno de Venezuela es: “democrático, participativo, electivo, descentralizado, alternativo, responsable, pluralista y de mandatos revocables”, y pero también les dejo una reflexión de que “la tolerancia, es para reconocer y admitir el derecho de los demás para la convivencia pacífica.

  8. El Comandante eterno en su legado dejó a sus familiares, padres y hermanos, y particularmente a sus hijos paz, la cual no es otra cosa que amor. 

Nos dejó Chávez un inolvidable legado que seguirá iluminando el camino de todos aquellos que soñamos con un mundo mejor, una herencia política, humanística y patriótica llena de valores y principios, por lo que lo recordaremos siempre y pedimos a Dios su bendición sin límites.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1308 veces.



César Dorta

Luchador social y municipalista

 cesar.dorta62@gmail.com

Visite el perfil de César Dorta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a203787.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO