Productores y consumidores

Como podemos observar, los empresarios colocan la producción de cada ramo en manos de sus respectivos intermediarios; estos capitalistas del comercio reemplazan en el poder económico a los fabricantes. Digamos que las mercancías que crean los asalariados pertenecen a los fabricantes, y estos las traspasan por compraventa a los comerciantes.

En todos los regímenes de explotación, o clasistas, los trabajadores no producen para los consumidores finales, sino para sus amos o contratistas. En el sistema burgués lo hacen para los intermediarios quienes van vendiendo sus mercancías a su entera conveniencia en tiempo y espacio. Estos comerciantes, desde el más zarrapastroso buhonero hasta el alto mayorista, son los dueños privados de toda la producción nacional inclusiva de mercancías en forma de medios de producción y de bienes de consumos final.

Estos intermediarios someten a los trabajadores en su condición de consumidores de sus salarios con lo cual observamos el curioso cuadro de unos profesionales y académicos de toga y birrete en manos de esos zarrapastrosos vendedores y demás encopetados comerciantes, sean estos analfabetos y de bajo lustre académico. Son la máxima autoridad en materia de precios, de calidad y de la utilidad de las mercancías que tengan en sus inventarios, a pesar de no conocer nada en materia de su fabricación. La sola posesión de las mercancías compradas para luego salir de ellas le imprime un encanto al vendedor por la ansiedad y la necesidad que convierte a sus clientes en obedientes compradores dispuestos a recibir “gato por liebre”, salvo que usted, como comprador, se tome su buen tiempo y eche manos de toda su experiencia para detectar a tiempo todo género de triquiñuelas de las que se vale el vendedor, sobre la base de que en su viveza comercial le iría su éxito como capitalista.

Como puede inferirse, los fabricantes y los trabajadores carecen de todo tipo de control sobre el mercado y se hallan constantemente sometidos al conveniente rigor [1]del comerciante. Expresado en términos de mi trabajo sobre El Capital, de Carlos Marx: “El comerciante ha sido la figura protagónica por excelencia a lo largo de toda la producción mercantil pre y capitalista…”


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1328 veces.



Manuel C. Martínez


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social