Como lo veo lo escribo CLXXXIII

Asamblea de Marea Socialista y El Poder Moral

Estuve en la asamblea  de marea socialista, no pude estar desde temprano por compromisos anteriores y me retiré cuando llegó la comida que por cierto tuvo un retraso que me favoreció y disculpen a los que le roncaba el estómago, pero gracias a eso pude escuchar a mas oradores, que me dieron las líneas para presentar de nuevo la proposición de rescatar para el pueblo “La Defensoría del Pueblo” que actualmente se encuentra entre comillas. Para los que se perdieron esa oportunidad de escuchar los sentires del pueblo, quiero dibujarles un poco el ambiente que capte de la asamblea.
 
Pude recoger entre los oradores el rechazo al formato impuesto para las elecciones de los delegados y a los que dentro del PSUV, no han planteado una agenda para tratar los grandes problemas que  está enfrentando el País y por lo tanto la Revolución Bolivariana. Gonzalo Gómez en una entrevista de Mario Silva, dejó a entrever, que con los delegados natos sería muy difícil que se realizara algún cambio dentro del partido; esto lo corroboro un orador mostrando kinos impresos para favorecer algunos candidatos, también se habló de revisar el currículo revolucionario de los postulados y se planteó la necesidad de que Marea Socialista se encargara de llevar ante los bolivarianos la orientación de esta importante batalla contra las fuerzas enquistadas que pretenden extinguir poco a poco la Revolución Bolivariana.  
 
También tuve la satisfacción de escuchar a una compatriota que empezó hablando de Bolívar, y de cómo ella desde su pobreza, pudo salir adelante y después de  preguntar ¿entonces a que le tenemos miedo?; parecido al título de mi anterior escrito ¿El miedo a qué?, nos deleitó con buena entonación, una canción compuesta por ella para Bolívar y Chávez; ojala alguien la invite a regarla por todos los medios alternativos posibles.
 
Pero lo que me impulsó a insistir con mi proposición, fue la causalidad de la denuncia de un compatriota sobre un funcionario de la Defensoría del Pueblo que estaba siendo juzgado por extorsionar a un comerciante y al cual se le dio el beneficio de casa por cárcel por una supuesta enfermedad; y de su asombro,  al verlo al poco tiempo en un acto al lado del Presidente Maduro y para colmo más adelante, es designado Defensor del Pueblo en otra localidad.
 
Entonces si reunimos todo lo anterior y tomamos en cuenta la reflexión de Gonzalo Gómez sobre el PSUV y el escrito de Mario Silva donde expresa lo siguiente:
 
“El partido y buena parte de los factores que conforman el Gran Polo Patriótico, asisten a un divorcio continuado de los intereses del pueblo. Hay una necesidad urgente de restablecer la sinergia con las diferentes organizaciones de base, consejos comunales, comunas, que son en última instancia los más afectados por la conspiración que viene ejecutando el fascismo. 
Tenemos a un pueblo noble que pasa por encima de los Partidos y sigue lleno de esperanza. Está allí, en la calle, en las esquinas, en sus casas, y quiere participar, ser protagonista, hacedor de su destino; solo hay que convocarlo, comprometerlo, emocionarlo y aprender de su experiencia con el Comandante Chávez. Recordemos a este pueblo en circunstancias heroicas cuando en diciembre de 2002, se enfrentó a la peor de las conspiraciones: ser derrotado por hambre.”
Podemos concluir que se necesita un poder con voz y voto dentro del Estado que lleve adelante ese protagonismo que es un derecho del pueblo, tenemos que darnos el pueblo una sinergia que responda a nuestras demandas, que evite la decepción, hay que emocionar al pueblo con algo tangible y posible de alcanzar si creemos de corazón ¡que solo el pueblo salva al pueblo¡. Por esa razón quiero colocar una propuesta que realice en mayo del 2006, en mí “Como lo veo lo escribo número 100”, http://www.aporrea.org/actualidad/a22138.html, y de la cual sólo colocare la propuesta sobre el Poder Moral, que mejorado por la intelectualidad, filosófica, política, económica y judicial; la utilice como incentivo para reavivar la esperanza del Pueblo Bolivariano por una Patria digna.
El Poder Moral

Sin ánimos de ofender, quiero escribir como veo a los designados del Concejo Moral Republicano, que por cierto cumplirán pronto su periodo de 7 años. Primero debo decir, que no se corresponde el nombre de Poder Ciudadano cuando es la Asamblea Nacional quien los determina entre los postulados por las ONG o los Partidos Políticos que como siempre dicen representar al Pueblo. Segundo quiero dar el average que para mi tienen en el cumplimiento de las atribuciones atribuidas para cada uno de ellos según lo artículos 281; 285 y 289, que corresponden respectivamente a: Germán Mundaraín, defensor del pueblo de 12 – 4 ; Isaías Rodríguez, el Fiscal General de 6 – 2 y de Clodosbaldo Russián, Contralor de la República, de 5 – 1.

Como pueden ver estamos desamparados como ciudadanos, por eso he propuesto que para cumplir el dicho popular de que “sólo el pueblo salva al pueblo”, que todos los cargos de dirección, control y mando de la Defensoría del Pueblo, sean elegidos por todos los venezolanos, pudiendo ser revocados en el momento en que le de la espalda a quien le ha dado el cargo ¡EL SOBERANO! Única institución que no viene de la IV, aunque no es así con muchos de sus integrantes, que siguen mareando a la gente con la ambivalencia con que asumen las denuncias y reclamos. Ya los vimos actuando contra el M-28, y el retiro de los Capta Huella hace poco, irrespetando a una inmensidad de pueblo. Ojala que actúe contra la intención del CNE, de excusar a los pretendientes del cargo de Presidente de la República de presentar las firmas que los adjudica como representantes legales de una porción de gente que determina el reglamento.

Pongo a disposición de los que claman por el poder del pueblo mi vieja proposición expuesta en “Como lo veo lo escribo XXXVII”, publicado en aporrea el 22/09/04, para que sea mejorada por aquellos profesionales de las leyes:

“Expongo ante ustedes algunas ideas recogidas en el ambiente para abrir un debate obligatorio y necesario para conseguir definitivamente el molde de la patria que queremos:

1.- Vayamos al capítulo IV del Poder Público Municipal y por el artículo 182, imaginemos que los presidentes o presidentas de las Juntas Parroquiales y representantes de organizaciones vecinales son los bolivarianos que conformaron las Patrullas en los caseríos, barrios y urbanizaciones, y los Concejales y Concejalas los que integraron las UBEs; elegidas por sus patrulleros. Creo que si esto se hace realidad se cumplirían todos los apartes del artículo 178, sobre la competencia de los funcionarios municipales; que les invito a leer para que ustedes mismos juzguen hasta donde y en qué forma se cumplen.

2.- Trasladándonos al capítulo IV del Poder Ciudadano podríamos visualizar en el artículo 281, de las atribuciones del defensor o defensora del pueblo, lo bien que lo ejercerían muchas patrullas, pero aquí basándose en el artículo 283, habría que hacerle algunas modificaciones a la Ley o agregarle una figura que se asemeje a un consejero que:
                
a) Sea elegido por cada caserío, barrio o urbanización para que pueda conocer y ser conocido o conocida por toda la comunidad y sus habitantes tengan la prerrogativa de aplicarles referéndum si su comportamiento se desvía de lo que la mayoría espera.

b) Que el consejero siguiendo los canales regulares tenga el poder suficiente para llegar hasta el máximo líder si en algunas de las instancias se obstaculiza la solución de la petición o el reclamo de su urbanización, barrio o caserío.

c) Con su conocimiento sobre las potencialidades, insuficiencias y penas de sus habitantes podrá solucionar problemas de educación, salud y cualquier emergencia que se presente. Su carácter debe ser tal, que inculque un sus vecinos amigos y compañeros la solidaridad y la inquietud de mejorar su zona, hacerla competitiva y agradable para propios y extraños, resolviendo cuando esté a su alcance los problemas que aquejan a la familias.

Creo que llego la hora de tomar realmente el Poder Popular y la Constitución Bolivariana nos da las herramientas para hacerlo, lo único que falta es que unidos vayamos conquistándolas: unos ofreciéndose a servir a la patria y otros prometiendo: respetarlos, ayudarlos y obedecerlos mientras se cumplan los postulados éticos - morales y se logre la mayor suma de felicidad para la Patria y su Pueblo.”
 
Para mi esta proposición resolvería muchos de los problemas del pueblo de a pie dándole verdadero poder al ciudadano, hoy indefenso ante la inseguridad galopante y los vicios que carcomen al pueblo; además sigo insistiendo en lo que dije en mi anterior mensaje: “… dos de los tres órganos nombrados tienen el apellido de la República mientras que el tercero lleva el del Pueblo, por lo tanto lo más justo es que sus autoridades sean elegidas directamente por la mayoría del pueblo, en cada una de sus instancias. ¿Qué creen ustedes? 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2089 veces.



Luis Díaz


Visite el perfil de Luis Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a191926.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO