La revolución no se hundirá

La revolución bolivariana cuenta con el apoyo de la mayoría de la clase trabajadora venezolana que parte integrante del pueblo humilde, es la única clase capaz de unir las masas populares. Contamos con la mayoría del pueblo bolivariano y éste define el carácter popular de la revolución.

Nuestro pueblo entiende claramente cuál es el camino para lograr la paz verdadera en medio de tantas dudas, cuando el imperialismo y toda la MUD no saben a ciencia cierta si vencerán a un pueblo decidido a tomar el destino en sus manos. El triunfo en este momento es seguro, pues el pueblo ha identificado a los culpables de la guerra económica y las guarimbas.

La Conferencia por La Paz no es una conferencia más y los partidos de la MUD la han rechazado. Que no se olvide asegurar la más amplia participación en esta Conferencia de la mayoría del pueblo revolucionario. Debe ser una conferencia de la mayoría del pueblo. No podemos olvidar que en definitiva la solución a los retos planteados por la guarimba e intento de golpe de estado, está en los barrios de Caracas, Petare, Los Valles del Tuy, Los Teques, Guarenas, Guatire, Maracay, Maracaibo, Valencia, Barquisimeto, Puerto La Cruz, Barcelona, Ciudad Bolívar, San Cristóbal, Mérida.

Contamos con todas las condiciones objetivas para que la revolución triunfe en esta coyuntura. Solo nuestro triunfo contra la guarimba y los imperialistas pondrá fin a las indecisiones que agotan al pueblo, para continuar entregando las fábricas y las tierras a los trabajadores y campesinos. Sólo el triunfo revolucionario contra la MUD hará fracasar todas esas maniobras imperiales y de la OEA acerca de la mediación y la paz dirigidas contra la revolución.

La revolución bolivariana es la única que puede salvar la estabilidad y la paz de Venezuela, pues si el imperialismo decide intervenir, el pueblo entero y la FANB nos pondremos a la cabeza de una guerra verdaderamente revolucionaria para salvar la Patria de Chávez del Socialismo Bolivariano. Como resultado los capitalistas serán expropiados y no les quedará nada de sus fábricas, bancos, tierras y comercios.

No es el momento de largos discursos y es urgente proceder a la acción inmediata junto al Gobierno Revolucionario y la FANB para enfrentar el guarimbeo y salvar a la revolución. Si los imperialistas están pensando en el reparto de nuestra Patria debemos estar preparados para romper definitivamente con ellos, y llevar a plenitud la democracia revolucionaria con el pueblo trabajador a la cabeza.

En conclusión, la revolución para avanzar debe mantener la paz para nuestro pueblo, entregar las tierras y fábricas a los campesinos y trabajadores, aplicar la Ley contra las ganancias escandalosas, poner fin al sabotaje de la producción y distribución por los capitalistas.

Independencia y patria socialista…viviremos y venceremos

Palante Maduro


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1592 veces.



Lucidio García


Visite el perfil de Lucidio García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: