Es tiempo de volver Chávez

na vez conocidos los resultados electorales de la contienda del pasado 14 de abril con el triunfo de Nicolás Maduro Moros y una aproximación estrecha de la oposición venezolana; los comicios comienzan a ser analizados y las perspectivas de lucha se radicalizan y se inician nuevas batallas con el pueblo en la calle.

Venezuela nuevamente alumbró su madurez política y la mostró al mundo con resultados confirmados por el arbitro, el CNE, quien luego de evaluar los números finales y las proyecciones, se pronunció de manera irreversible con los resultados que en el juego electoral y democrático pudieran ser abrumadores o de escaso margen; como ocurrió en esta oportunidad: 50.66 % para Nicolás Maduro (ya proclamado Presidente electo por el CNE) y Henrique Capriles Radonski, candidato opositor, con un 49.07% de los votos.

La coyuntura electoral mostró las banderas de los contrincantes y mucho antes de la jornada del domingo, ya por la oposición, se asomaba su afán de desconocer el resultado final y se manejaba con insistencia la palabra fraude; es decir, ya era un discurso recurrente. En este escenario no resulta nada extraño su posición posterior al anuncio del CNE; aún con un resultado estrecho que no oculta el escrutinio y el cual, fue observado, paso a paso, por la propia oposición y los observadores internacionales, quienes estuvieron vigilantes y avalaron la pulcritud de las elecciones venezolanas y además, con la actuación impecable de la Fuerza Armada Bolivariana a través del Plan República.

Todos los venezolanos sabíamos lo que estaba en juego en estas elecciones que bautizamos como “La Batalla de la Patria”. Es en este concepto donde debemos detenernos, a la hora de visualizar el futuro inmediato que le espera a la República Bolivariana de Venezuela.

Para quienes hemos sido seguidores del “Comandante Eterno”, desde el mismo momento que apareció en el escenario político venezolano con su célebre “Por Ahora”, aquel 4 de febrero de 1992, resulta de suma importancia volver a las enseñanzas de Chávez.

Así como Jesús de Nazaret sigue vigente a través de los siglos, a través de su palabra, recogida en los cuatro evangelios y en sus escritos apócrifos, así como todos los de la Biblia; así ahora cobra vigencia no sólo el mensaje de Chávez escrito; sino su propia imagen, gracias a los avances tecnológicos de nuestro tiempo, que guarda su memoria en abundancia, donde están recogidas sus palabras y sus reflexiones para el futuro que nos espera.

La lucha no se detiene; su mensaje es profético y va más allá de las actuales circunstancias. Las consignas fueron muy claras y ratificadas en la pasada campaña: “Con Chávez y Maduro el voto está seguro” y “Chávez vive la lucha sigue”.

El enemigo siempre está al acecho y como dice y nos recuerda el propio Comandante Chávez: “El enemigo no duerme ni descansa en su afán de recuperar el control de nuestras riquezas y vulnerar la libertad de la Patria de Bolívar que logramos con mucho esfuerzo”. En eso andan y andarán siempre los pitiyankis.

Es tiempo de volver a la raíz y por eso el Presidente electo de la República Bolivariana de Venezuela - Nicolás Maduro - dijo en su discurso desde Miraflores: “La Historia continua” y nosotros decimos evocando al Comandante: “Es tiempo de volver a Chávez”.


arellanomt@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1799 veces.



Marco Tulio Arellano

Jubilado en Pdvsa

 arellanomt@hotmail.com      @Homugria

Visite el perfil de Marco Tulio Arellano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Marco Tulio Arellano

Marco Tulio Arellano

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a163617.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO