Hugo y el Papa Francisco

“Si el clima fuera un banco, ya lo hubieran salvado.”

Hugo Chávez. Dinamarca 2009.

Nuestro comandante era un hombre formidable porque mientras nosotros estábamos como dormidos sobre sus hombros, el iba trazando futuras batallas de un pueblo libertador de pueblos. Hoy caminamos hacia la batalla electoral que sintetiza la pugna entre dos modelos incompatibles entre sí, el modelo individualista, neofascista y depredador, que sigue una práctica suicida, y pretende hacer permanente el genocidio y todos los crimines de guerra, sin tribunal que lo castigue. Contaminándonos desde el cielo con estelas químicas, en la tierra y sus productos que han pasado por las multinacionales de alimentos, que inyectan otra vacuna, los químicos que irán en nuestra comida. Luego las medicinas y vacunas a los bebes humanos. La contaminación y manipulación del clima con haarp y sus hermanos europeos y orientales. Lo cierto es que la tierra experimenta poderosos cambios climáticos y estos afectan la mentalidad de la gente. Todos los elementos contaminados y contaminantes. Esto no habla sino de enfermedades y muertes. Así el modelo capitalista transforma el agua, los alimentos, medicinas, el clima en armamentos de destrucción masiva. Lo cual usan para invadir territorios “humanitariamente”. Y disminuir sistemáticamente la población mundial.

El modelo socialista bolivariano con el plan trazado en vida del comandante obedece a una necesaria respuesta hábil a este caos creado por el sistema cuyos antivalores se inyectan temprano en los bebes humanos a través de los medios de comunicación y diversión, o entretenimiento ordenando el consumo. La idea chavista es combatir en todos los frentes al sistema capitalista pero simultáneamente responderle hábilmente con creaciones sustentables que garanticen entre otros derechos humanos, la superviviencia, la vida, el derecho a la vida en nuestro planeta. Mientras ellos entregan las riquezas de los recursos que tiene el país al imperialismo sionista, y engañan a los disociados con falsas banderas, la nación entera de luto por el comandante máximo se viste de roja rojita. Levanta en sus hombros el ideal del comandante y temeraria se lanza a la calle, dueña ella de la fuerza y el amor que tiene la Patria con quienes dieron todo por ella. El voto lo dirá claramente el 14 que viene.

Si algo hemos aprendido con nuestro líder máximo es que la democracia que no se practica (aplica) no es democracia, y el modelo caprilista de democracia no es otro que el de Obama y sus lobbystas, es decir más niños masacrados en Palestina, Siria, toda Africa, toda europa bajo el yugo de los intereses de la deuda, las tensiones en Iran y en las Coreas, el mundo entero bajo la crisis que no aguanta más al capitalismo como sistema autodestructivo, sólo el socialismo y la democracia más justa nace en socialismo, podrán combatir hábilmente a la destrucción programada por el capitalismo. Capriles quiere vender la dictadura mundializada como democracia y la publicidad la hace comprando en New York.

Los modelos en confrontación sirven para reflejar cuales serán las características de la futura democracia venezolana, si la vendepatria que persigue el enriquecimiento ilícito entregándole el país y sus recursos a la hegemonía gringa. O la nuestra, la que construimos lentamente en 14 años de revolución permanente. La cortina de humo vino del Vaticano sembrando al hombre de negro en el papado mundial, un Ratzinger sudamericano que también le dio la mano a los asesinos de la última dictadura militar, jesuita y argentino de nacimiento, de ascendencia romana, autobautizado Francisco I. Un papa latinoamericano llamando la atención de la humildad y sencillez franciscana, y expresando su misión en la tierra con este nombre, ahora bien, sabemos de esta aparición justo cuando muere Chávez obedece a una simbología de muerte y renacimiento, legendarias en el inconsciente colectivo. Dramatizando la escena de luto colectivo el vaticano suelta su paloma blanca en una esquina bien caliente.

En verdad que los majunches están en campaña desde el mismo día y hora de su última derrota, para nosotros ha sido una odisea intentar despedirnos de alguien que ya goza de los síntomas de la inmortalidad. Invitamos a ejercer el derecho al voto y a elegir por un modelo chavista de Estado y defender el legado de nuestro líder máximo en cada parroquia, municipio, estado demostrando que Chávez no se va, que se quedó para siempre y su legado lleva el nombre de revolución.


Mforti9@gmail


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1878 veces.



Mario Forti

Astrólogo, filósofo, músico, tatankisi, escritor, poeta, critico, ddhh, tarotista, taoista, lector, meditación, yoga, sanación, terapias shamánicas integradoras

 mforti9@gmail.com      @mforti9

Visite el perfil de Mario Forti para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a161469.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO