La clase obrera

Carlos Marx dedicó buena parte de sus esfuerzos a explicar, junto a Federico Engels, las bien fundamentadas razones para declarar a la clase obrera como la sepulturera del capitalismo, basados en el estudio y desentrañamiento de las complejidades de lo que el genio alemán llamó, en un intento simplificador y pedagógico, estructura económica; es decir, en el cúmulo de las “relaciones de producción”.

Posteriormente Vladimir Lenin profundiza estos conceptos y avanza en la consolidación de una teoría y practica de la hegemonía posible y necesaria que debía desarrollar la clase obrera en la lucha contra la burguesía para salir victoriosos, y fue así como este ilustre personaje, y genio de la emancipación social, legó una importante lectura del marxismo un poco solapada por el “mecanicismo materialista” de teóricos como Kautsky y Plejanov: la consolidación del marxismo (a partir de allí marxismo-leninismo) como praxis histórico-social para la toma del poder por los oprimidos y para la transformación revolucionaria de la sociedad con la Clase Obrera en la vanguardia de estos cambios pero incorporando a las demás capas de oprimidos por el capital.

Por eso hay que ser bastante insistentes en corregir a las personas a quienes se escuche decir cosas como estas: “Marx tuvo muchos limitaciones porque solo señaló a la clase obrera como clase capaz de enfrentar y vencer al capital olvidándose de otras capas necesarias que además están presentes en la actualidad político y social de América Latina”, y hay que corregirlos porque ni Marx, ni Engels ni Lenin dijeron nunca tal cosa; el marxismo, como teoría critica del capitalismo y como ciencia de la revolución, señala a la clase obrera como la clase dónde reposan, por condiciones objetivas y subjetivas, las mayores responsabilidades en la derrota del capitalismo pero esta ciencia es muy clara en la incorporación de las demás capas de explotados que igualmente por condiciones de vida están interesadas en trascender el injusto modo de producción capitalista y así lo han desarrollado con inmenso tino grandes teóricos del marxismo en nuestro continente como Carlos Mariátegui entre otros y otras.

Por ese papel fundamental, orientador, de vanguardia y auténticamente revolucionario que debe cumplir la Clase Obrera, nos complacemos los y las comunistas en el fortalecimiento y unidad de acción de los trabajadores y trabajadoras con conciencia revolucionaria en Venezuela; un ejemplo de ello: la semana pasada introdujeron alrededor de cuarenta mil firmas en la AN exigiendo la activación del Pueblo Legislador para discutir y aprobar dos leyes estructurales: Ley Orgánica del Trabajo y Ley de los Consejos Socialistas de Trabajadores y Trabajadoras. Signos de avance.

: P.S Desde este jueves se realizará en Caracas el XIV Congreso del Partido Comunista de Venezuela, un evento político de gran importancia para el proceso revolucionario.

Edgar Meléndez
Militante del PCV
www.twitter.com/edgarmelendez79


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1971 veces.



Edgar Meléndez


Visite el perfil de Edgar Meléndez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: