Profetas del Desastre ( Versión Anterior; 1973), Versión Mejorada y Actualizada; 2011

En la Venezuela saudita de la des-gobernabilidad adeca-copeyana, hubo quienes con un poco de raciocinio alertaron en su momento el peligro que corría la republica con el rumbo distorsionado que seguían las políticas económicas y sociales. Alertaban de seguir así, la “seudo democracia” podía correr peligro de desaparecer. A estos intelectuales de la época los denominaron “Los Profetas del Desastre”. El implacable tiempo otorgó el reconocimiento de que tenían mucha razón en sus planteamientos. Aunque la consigna de estos “Profetas” era el reformismo, quizás para entonces, se podría lograr un avance significativo y detener el deterioro moral y político que fue causante del robo y saqueo de una nación por parte de una clase política y económica. Hay que ver la cantidad de petrodólares que entro al país, cuando apenas este llegaba a 8 millones de habitantes. ¿Cuantas cosas se dejaron de hacer? En ningún país del mundo se había visto tanta corrupción y lo peor de todo sin culpables, muchos de ellos aun en estos tiempos viviendo de esas mieles. Existe un viejo adagio, que menta “ Cuando el rio suena, es porque piedras trae” y eso ocurrió en las varias décadas perdidas de la cuarta república. Los eventos que ocurrieron como Inflación, corrupción, nepotismo, desabastecimiento, insalubridad, educación etc., condujeron a lo que llamamos la “Rebelión de los Pobres” o “La Explosión de Caracas” o Caracazo simplemente. Si solo se hubiese aceptado las recomendaciones de algunos “Profetas” quizás el número cuantioso de víctimas en esos eventos no hubiesen ocurrido. La historia está allí y de ella debemos aprender.

Hoy, en el siglo XXI, aparecen voces agoreras sobre la actuación del Gobierno en materias económicas y sociales. Comparar a estos seudo intelectuales con aquellos profetas de 1973, sería un abuso de mi parte. Pero lo cierto que existen algunas voces desde nuestro entorno que ven con mucha preocupación algunas medidas coyunturales y otras no tanto, que pueda afectar él ánimo de muchos venezolanos que apuestan al socialismo. El Proyecto de Transición hacia el Socialismo no es cosa de días, ni siquiera de años, es cuestión de espacio y tiempo, es algo que trasciende nuestra forma de ver y aceptar algunas cosas en nuestra forma cotidiana de ver la vida. Es un Proyecto que traspasa los límites normales de una generación política. Por ello, cada paso dado en búsqueda de avanzar hacia la consolidación del mismo debe ser bien estudiado, revisado y planificado. Aquí no se puede aceptar vacilaciones, improvisaciones, ni siquiera la ya consabida frase del Maestro Robinson de “inventamos o erramos”. Van 12 años de gobierno, es hora ya de actuar, para beneficio del más amplio espectro de venezolanos que esperamos reivindicaciones en lo económico, social y político. Está bueno ya de seguir lanzando flechas para ver si damos en el blanco.

Un Proyecto Revolucionario se hace: Primero empezando con una Teoría Revolucionaria nuestra ¡¡. Segundo, con la participación de grandes sectores de la sociedad, incluyendo a ciudadanos que nunca en su vida fueron tomados en cuenta, a intelectuales progresistas, a Industriales Nacionalistas, a La Clase Obrera, y a las diferentes culturas indo americanas establecidas en el país. Es hora de hacer honor a la palabra “Participativa y Protagónica”... para luego es tarde

Es Ahora o Nunca.... Venceremos

pedro2.patino@gmail.com

venezuelaeconomicaypolitica.blogspot.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3292 veces.



Pedro Patiño

Químico, Investigador de Asuntos Económicos e Históricos, Analista Político, Eco socialista y Bolivariano.

 pedro2.patino@gmail.com      @pjph

Visite el perfil de Pedro Patiño para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a115033.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO