Dejemos a la oposición hacer su papel y ocupémosno de los nuestro

(www.ensartaos.com.ve) Flaco servicio están haciendo a la revolución algunos de nuestros escritores y opinadores en Aporrea y otras páginas web, ocupando casi el 100 % del tiempo en escribir contra los funcionarios, presuntamente corruptos y contra los gazapos que se les escapan al Presidente Chávez. Posiblemente son los mismos, como dice el profesor Sant Roz, que cuando oyen a un escuálido despotricando del gobierno a todo pulmón, se quedan callados para no crearse problemas.

Yo si creo que las críticas a la acción ineficaz de algunos funcionarios públicos es necesaria para que vean que están siendo observados y controlados por el pueblo y de alguna manera sientan vergüenza por la negligencia, prepotencia y hasta rapiña que alguna veces no pueden esconder por lo evidente. Pero de eso a ocupar todo el tiempo en esa actividad es como medio masoquismo. Esto lo digo porque uno se encuentra en cada reunión de “rojos rojitos” a compañeros que no hacen sino hablar de los fulanitos y fulanitas que se han enriquecido con el ejercicio del poder o del tráfico de influencia o de las marramuncias que perencejo o sutanejo, que son revolucionarios, están haciendo dentro del gobierno. Y no se diga del conversatorio que inician sobre los colaboradores mas cercanos al presidente Chávez, concluyendo que “Chávez ésta rodeado de ladrones y no lo sabe.

Yo pienso que esa actividad crítica le corresponde a la oposición que está deseando ponerle la mano al coroto para ellos hacer, lo que dicen que están haciendo los chavistas y que antes ellos hicieron, cuando durante 50 años gobernaron este país. Son ellos los que deben dedicarse a buscar ladrones chavistas y denunciarlos ante la opinión pública y hasta llevarlos a la cárcel si los encuentran culpables. Ellos manejan Tribunales, Policías, Fiscales y cárceles y así como pudieron sacar del poder al Presidente Chávez, poner en la cárcel a los héroes de Puente Llaguno, a Lina Ron, al Cacique Sabino, y matar al Fiscal Anderson y a más de 240 campesinos; también pueden usar ese poder para castigar a los chavistas que según ellos son unos delincuentes.

No le hagamos el trabajo a la oposición, ocupemos nuestro tiempo en desmontar sus ollas mediáticas, denunciemos las barbaridades que cometen contra el pueblo cada día, desnudemos sus falacias y hagamos que el pueblo los rechace por falsos, mentirosos, injustos, avariciosos, mala gente y sobre todo por rastreros pitiyanquis que no sienten ningún amor por este país que les ha dado todo lo que hoy tienen. Mostremos como viven, como se aprovechan de todo lo que el gobierno destina para la salud y educación de los más pobres.

Nuestro pueblo ya sabe a quienes tiene gobernando, confía en el Presidente Chávez y sabe que este no es infalible y que tiene pelones como cualquier mortal. Chávez, como militar, confía mucho en la Lealtad como valor y no le para mucho a la capacidad gerencial. Y en cuanto a la honradez de sus amigos él no puede juzgarlos a priori y les da la oportunidad hasta que metan la pata. Eso hay que entenderlo y cualquiera que llegue a un puesto de poder tiene que rodearse de amigos que considere leales y probos. Como el ser humano no es siempre el mismo y como las circunstancias cambian a las personas, es muy posible que la persona que conociste y fuiste amigo hace 20 años, hoy pueda ser diferente y haber cambiado sin uno saberlo. Evitemos hacernos el Harakiri, como pasó en Anzoátegui, que por querer castigar a un Gobernador, perdimos 7 Diputados a la Asamblea.

La oposición tiene 2 años de chance para tratar de destruir al Presidente Chávez y sacarlo del poder en diciembre del 2012. Ese es su trabajo. No contribuyamos los revolucionarios bolivarianos, haciéndoles el juego y sumándonos a sus campañas de desprestigios y mentiras contra los hombres y mujeres que le acompañan en este proyecto de largo alcance y de gran aliento.

Recordemos que no podemos caer en los vicios de los regímenes de la cuarta república que habían penetrado todas las estructuras de la sociedad, cosa que se reconoce cuando se decían públicamente los famoso lemas: “no me den, pónganme donde hay” o, “los adecos son mejores, roban y dejan robar” o tal vez como dijo uno de sus mas connotados lideres Gonzalo Barrios “en Venezuela no hay razón para no robar”. Combatamos esos vicios heredados, y no dejemos que se puedan convertir en nuestra tumba.


Juanveroes64@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1909 veces.



Juan Veroes


Visite el perfil de Juan Veroes para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a112335.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO