Bajo Las Normas, Estilos Y Triquiñuelas De La Democracia Liberal Burguesa

Elecciones Parlamentarias 26 De Septiembre

La Revolución bolivariana va de nuevo a medirse en un proceso electoral bajo las normas, estilos y triquiñuelas de la democracia liberal burguesa de la que no ha podido deslastrarse en once años de ejercicio de poder revolucionario.

Vamos de nuevo a ser testigos de los “laboratorios para el fraude electoral” en los que se clonan cedulas de identidad y hasta tarjetas de crédito por parte la oposición apátrida y delictiva (como el desmantelado por el CICPC en Caracas en marzo del 2.010).En el cual se decomisó material lectoral y propaganda de Ledezma y su grupo

En el Zulia, Caracas y Táchira hay sujetos que votan con cedulas falsas mas de 10 veces por la oposición) ¿Y Las “captahuellas”? ¡Muy bien Gracias!

Vamos de nuevo a la compra y venta de conciencia con dólares del Departamento de Estado, del narcotráfico, con los que la oposición “regala” motos, celulares, armas de furgo y “logística” a sus “dirigentes populares” a quienes asigna además sueldos de diez mil bolívares fuertes al cabecilla y dos mil a los “reclutas”

“Democracia burguesa vs Democracia revolucionaria”

En el sentido de acelerar la democracia revolucionaria, de desmontar el aparato electoral burgués, de hacer más concreta la democracia participativa, de edificar el Poder Comunal. El parlamento actual en manos (casi en su totalidad) de la revolución bolivariana, no hizo lo necesario, no aprovechó la enorme ventaja que la torpeza  del enemigo de clase puso en sus manos

A partir de septiembre 26 esta tarea se hará más difícil, aun y cuando el PSUV y sus aliados obtendrán la mayoría parlamentaria, con todo y la estupidez manifiesta de la oposición viuda de la 4ta republica, que ahora tendrá que dividir sus “escuálidos” votos con los oportunistas “busca puestos” del PPT y PODEMOS (destinados a desaparecer en el basurero de la historia en este proceso).

La revolución debe alcanzar un aplastante triunfo en estos comicios, aunque errores estratégicos garrafales del gobierno revolucionario  como el de no darle la importancia que tiene el Zulia por su peso electoral a nivel nacional nos cobraran su cuota.

El dislate político en esta entidad geográfica fue el de “imponer por la lista” a Francisco Arias Cardenas como cabeza de la misma. Esta candidatura “obligada” al Zulia no arrastra al electorado independiente o NI-Ni. Luego, aleja del proceso eleccionario a  muchos revolucionarios de base, quienes no le perdonan su alianza con el enemigo imperial al convertirse en el candidato de la oposición apátrida. La militancia disciplinada votará por Arias, muchos con un pañuelo en la nariz, en función de la lealtad al Comandante Presidente y entusiasmados por los otros candidatos y candidatas electos y electas por la base.

Estas deberían ser las postrimerías del carnaval eleccionario liberal burgués para dar paso al socialismo participativo, al proceso popular constituyente, en el  cual el pueblo soberano realmente tome el poder, legisle; administre, juzgue, destituya corruptos y elija directamente y en asambleas populares al parlamento revolucionario. sin intermediaros, ni “maquinarias”, ni listas, ni funcionariato.


rafaelurdanet@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2487 veces.



Rafael Urdaneta


Visite el perfil de Rafael Urdaneta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas