Diario de una Cuarentena: Capítulo 107

Las cuentas de Guyana

En estos momentos, para cambiar un poco la tónica y el tema de las anteriores entregas, quiero referirme a una información que me llegó, como pan caliente, cortesía de mis patriotas cooperantes ubicados en el mundo, con respecto a algunas cuentas de la República Cooperativa de Guyana.

Esto es importante debido a que en estos momentos, hay que valorar en su justa dimensión, los movimientos de la geopolítica a escala internacional. Era lo que inicialmente tenía previsto para escribir, pero puedo hacerlo luego, con mucha más profundidad y detalle, ya que esta información que a continuación suministraré, la traerá un condimento muy particular al análisis que formularé posteriormente.

Este es el aporte que estos colaboradores nos hacen, y que yo me permito hacer del conocimiento público a nivel nacional e internacional a través de esta vía:

Las cuentas de la ExxonMobil y el gobierno Guyanés no cuadran

El campo Liza 1 operado por las multinacionales ExxonMobil, Hess y CNOOC cumple 12 meses desde el inicio de su producción. Con una producción esperada de 120 mil bopd la ExxonMobil y sus socios esperaban tener uno de los activos más productivos en la industria petrolera mundial. El consorcio está liderado por la Exxon que tiene el 45% del campo con Hess (30%) y CNOOC (25%), desgraciadamente la pandemia, el precio del crudo y problemas severos de producción han desbaratado todos los pronósticos.

A excepción de CNOOC (Canadá/China) todos, la ExxonMobil, Hess y el gobierno guyanés necesitan las entradas de este desarrollo con urgencia. A 12 meses del inicio de la producción, las cuentas no cuadran para ninguno de estos 3 socios. Veamos el por qué:

· El contrato del gobierno guyanés con el consorcio especifica que las regalías son del 12.5% que es la participación del gobierno en el campo. La deuda del gobierno guyanés en Liza es de $480 millones

· El precio del crudo proyectado por la operadora (ExxonMobil) para este proyecto era de al menos $45 por barril,

· El barco (Liza Destiny) está bajo un contrato de renta financiada el cual según SBM (El dueño del FPSO) tenía un precio de $ 35 por barril producido a la producción esperada. A esto hay que agregarle el costo interno y la depreciación de la inversión de las empresas del consorcio

· La SBM (Holandesa) construyo el barco a pedido de la ExxonMobil y sus socios pero tuvo que pedir $750 millones de financiamiento (En el 2017) a 6 bancos.

· El periodo de ventas anticipadas de crudo a mejores precios (Conocido como hedging en ingles) ya ha pasado y ahora se cotiza al precio diario.

Las condiciones cambiaron dramáticamente

Tres cosas importantísimas cambiaron, estas son: El consumo de energía en los EEUU ha disminuido en más de 2 millones de barriles como consecuencia de la pandemia, esto implica que además de la presión de la OPEP para mantener una producción que garantice un precio del barril de alrededor de $40 por barril empresas como ExxonMobil y Hess han tenido que vender activos y botar gente para tratar de balancear sus presupuestos. Las acciones de la ExxonMobil han caído de $71.8 a $32.8 en 12 meses,las de Hess han caído de $ 72.8 a $42.6 en los últimos 12 meses lo cual dice mucho del rendimiento de estas empresas. Ambas han perdido casi el 50% de su valor y han declarado que esperan enfocarse en áreas más productivas de las cuales Guyana es su prioridad. Hess y ExxonMobil consideran Guyana como un área de "bajo" costo.

Las cuentas

Entonces en las condiciones de mercado actuales con un crudo que oscila entre los $38 y los $43 por barril cuadrar esto no es así de sencillo. Sin "Hedging" del crudo y asumiendo que la calidad del crudo guyanés es tal que demanda lo máximo del mercado actual (Alrededor de los $43 por barril) entonces tomando en cuenta el costo de la renta del barco ($35 por barril), mas los costos internos de cada empresa (+/- $[4 – 7] por barril, mas la depreciación de la inversión (¿?? $ por barril), mas las ganancias y los impuestos entonces podemos ver que el costo de producir un barril del campo Liza varía entre $[39 – ???] por barril. Con un mercado donde el precio de hoy 10/11/2020 es de Brent @ $42.8 y el WTI @ $40.1 por barril podemos inferir con confianza que la posición más optimista de la producción guyanesa es una donde apenas se pueden cubrir los costos de producción. ¿Entonces porque ExxonMobil y Hess hablan de un área de producción de bajo costo? La respuesta es sencilla y es que para ser la producción guyanesa de aguas muy profundas, costos de producción de $40 por barril son de hecho bajos en comparación con Brasil o el Golfo de México. Sin embargo aun a estos costos esta gente produce con perdidas.

Los trucos

Los trucos son en particular dos: el primero es este de "Hedging" que le permitió a la ExxonMobil tener precios superiores a los $ 50 por barril al inicio del 2020. Estos periodos son por lo general de 6 meses y cualquier renovación de los acuerdos los precios ahora serian en el rango de los $40 por barril y no $50. Es decir, se produjo y vendió el crudo por encima del precio de costo y con ganancias al principio del 2020 pero desde Julio ya esas ganancias no están a los precios actuales una vez se termino el "hedging". El segundo truco es este de los impuestos ya que al estar estas tres empresas registradas en paraísos fiscales con impuestos menores al 2% entonces lo que antes hubiera sido una carga para la ExxonMobil de +/- $8.0 dólares por cada barril hoy en día es casi cero debido a la estructura de evasión fiscal desarrollada por estas empresas en detrimento de los gobiernos de EEUU y Canadá.

La sinverguenzura de la ExxonMobil, Hess y CNOOC

La llamamos sinverguenzura porque no es ilegal y esta tiene dos componentes: el primero es la evasión fiscal que hace parecer como si los costos de producción fueran mucho más bajos debido a que los impuestos (+/- $8.0 por barril) no son pagados a ningún país. La segunda y es que estas multinacionales como muchas otras (Shell, BP, ENI…) han declarado billones en pagos a sus inversores (Conocidos como dividendos) aun si en el caso de Hess y ExxonMobil están produciendo con perdidas y el valor de estas empresas se ha caído en casi un 50%. Este pago de dividendos es para que los inversores no vendan sus acciones creando así una estampida y una caída más dramática de su valor en el mercado.

La posición del gobierno Guyanés

Los guyaneses han estado al tanto desde el principio aun si con poca autoridad para hacer nada al respecto ya haya sido por omisión, ignorancia o impotencia. Las razones de los gobiernos guyaneses en la última década han sido unas de:

· Estando quebrado desde hace más de 2 décadas todo el desarrollo de estos recursos fue hecho a cuenta. Es decir, el gobierno guyanés no ponía dinero y dejaba a las multinacionales pagar por la exploración y el desarrollo. Estas empresas recuperarían su inversión en dos partes, una bajando el porcentaje de participación de Guyana en el proyecto y en consecuencia con regalías muy bajas (12.4%). Es público y notorio que el contrato fue negociado bajo presión y que las condiciones negociadas son en detrimento de Guyana.

· La legalidad o falta de esta de la ExxonMobil y sus socios con respecto ser registradas en paraísos fiscales no son de importancia ya que la evasión de impuestos no ocurre en territorio Guyanés, sucede fuera de su jurisdicción. Es decir es un problema más que nada de los gringos

· El gobierno Guyanés ha recibido 4 pagos por la producción del 2020 la cual ha llegado a un máximo de +/- 53000 barriles por día, estos pagos según el gobierno no han sido tocados y están depositados en el Bank of New York en los EEUU. Zamuro cuidando carne diría mi abuela.

· El gobierno guyanés vive de préstamos y ayudas humanitarias hasta ahora, su programa de inversiones internas (Este de los 100 días promovido por el PPP) es todo con deuda que tendrá que pagar y pronto

· Por ahora el nuevo gobierno del PPP está concentrado en enterrar políticamente al partido del General Granger y sus secuaces y así mantiene al pueblo guyanés entretenido

· Hay que notar que con el 12.4% de participación en el proyecto el gobierno guyanés no tiene casi ni voz ni voto en las decisiones del consorcio.

Análisis

Los hechos son claros e indican que las condiciones financieras del desarrollo de los recursos energéticos guyaneses son hasta ahora como dice el dicho (pura perdida), no solo ya estaba el gobierno guyanés quebrado antes de iniciarse la producción petrolera sino que en el 2021 bajo condiciones de mercado similares a las actuales no se vislumbra una mejoría. La esperanza de la ExxonMobil (y por lo tanto el gobierno guyanés) es una de un incremento significativo de los precios del crudo a niveles superiores a los $50 por barril. Esta es la posición de los inversionistas en Guyana ya que es tarde para detener los desarrollos de la fase II del campo Liza y esta del nuevo campo Payara. No podemos olvidar que es conveniente para los EEUU y Guyana que Venezuela no recupere su producción petrolera ya que esto traería mas volumen al mercado internacional y con más oferta los precios no se recuperarían de los actuales niveles.

¿Qué les parece?

¡Independencia y Patria Socialista!

¡Viviremos y Venceremos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1074 veces.



Juan Martorano

Abogado, Defensor de Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiteros y Tutiteras Socialistas. Www.juanmartorano.blogspot.com , www.juanmartorano.wordpress.com , jmartoranoster@gmail.com, j_martorano@hotmail.com , juan_martoranocastillo@yahoo.com.ar , cuenta tuiter e instagram: @juanmartorano, cuenta facebook: Juan Martorano Castillo. Canal de Telegram: El Canal de Martorano.

 jmartoranoster@gmail.com      @juanmartorano

Visite el perfil de Juan Martorano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Otros artículos sobre el tema El Esequibo es nuestro

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre El Esequibo es nuestro