El chavismo sigue prohibido

Misión Sucre: De fanáticos y escuálidos

La desfachatez de un chapucero escrito, que apareció como una “respuesta” a mi artículo “¿Qué pasa con la Misión Sucre?” publicado en este portal revolucionario la semana pasada, en el cual hago la denuncia concreta de una situación de represión a los revolucionarios y las revolucionarias en la aldea Víctor Turmero de Quinta Crespo. Artículo plagado de insultos, chismes y descalificaciones, es algo que no merece siquiera ser respondido, pero que indica la rabia de la derecha escuálida, encabezada en la aldea por Carlos Zambrano y su alter-ego, Larry, a quienes acompaña toda una brigada escuálida.

En la denuncia hago alusión a “un tal Larry”, cuyo apellido me fue solicitado en numerosos mensajes. ES LARRY MORA, el coordinador de la Aldea, quien, con el apoyo de un grupo de “machos, muy machos”, me ha perseguido, insultado y amenazado permanentemente, con el argumento de que “en la aldea no se tiene que hablar de política” cuando quien habla es revolucionaria, pero sí se permite cuando se denigra al proceso revolucionario, se dice de Jorge Rodríguez Padre, Héroe de la Revolución, que “era un extorsionador”, o se insulta al Alcalde de Caracas, camarada hijo del mencionado Mártir.

Mi conducta, a pesar de las órdenes de Larry Mora de callar toda expresión revolucionaria en la aldea, ha sido la de dar permanentemente respuesta a todas las descalificaciones contra el proceso revolucionario, contra el presidente Chávez y contra quienes lo seguimos, llamados peyorativamente por el grupito escuálido que tiene el control de la Aldea, “fanáticos peligrosos”.
En repetidas oportunidades Larry Mora me ha amenazado con que voy a perder el semestre, que no voy a tener notas, con no aceptar los justificativos de un reposo que tuve por problemas de tensión, para expulsarme por inasistencia.

Esta actitud abierta de Larry comenzó cuando, angustiada y asustada por el hostigamiento constante, precisamente, por parte de Carlos Zambrano y su empleado, un sujeto llamado Luis Carlos Bernal, contra mi persona, acudí a Larry como coordinador, (quien dice ser del proceso y carga siempre una franela negra con la cara del Che) para solicitar que cese el hostigamiento, los insultos, las agresiones verbales, y los saboteos a mi asistencia a clases. Fue en noviembre pasado.

Mi sorpresa, dolorosa porque Larry se suponía que era revolucionario, es que éste, en vez de actuar de manera imparcial, hablar con las partes y buscar una salida armoniosa, se puso de parte de los escuálidos, y a partir de ese momento comenzó a utilizar su influencia como coordinador para recoger firmas, lograr actas bajo presión, y hacerme la vida imposible, para lograr el objetivo declarado de los dos mencionados escuálidos: Que yo salga de la aldea. En ese intento, el coordinador, haciéndose pasar por revolucionario, logró confundir y manipular a algunos camaradas, utilizándolos para lograr su objetivo de negar mi derecho al estudio.
No es nada personal. Ellos tienen todo el control desde que, de acuerdo a algunos compañeros de la aldea, la fundadora de la misma, que fue muy querida por los estudiantes, fue sacada de allí y sustituida por Larry, quien vino con su “equipo”, todos contra el proceso revolucionario y la misma Misión Sucre. Dicen los compañeros que en una oportunidad los estudiantes protestaron a Larry, pero éste supo maniobrar, y tuvo una palanca lo suficientemente poderosa como para quedarse. Todo indica que no es un hecho aislado, sólo que aquí han tenido más éxito. ESTÁN ATACANDO LAS MISIONES DESDE DENTRO, Y SI SE LOS PERMITIMOS, VAN A ADOCTRINAR, EN CONTRA DEL SOCIALISMO, A MUCHOS PROFESIONALES QUE SALGAN DE LAS MISIONES, QUE SE DEJEN EMBAUCAR. DE ESO SE TRATA.

Desconozco cuál será el resultado de la lucha legal que estoy llevando, con el apoyo de la oficina de defensa de la Mujer, para ejercer mi derecho, por lo menos, a terminar el semestre. Pero de todas maneras me tengo que ir, para salvar mi salud y mi pellejo (hay una verdadera mafia y son agresivos), pero ellos quedarán allí, atacando a Misión Sucre desde dentro, confundiendo y dividiendo a los camaradas con los peores métodos adecos, e impidiendo que los objetivos trazados por los especialistas que trabajaron en la programación de cada materia, pueda hacerse realidad. Eso es lo doloroso.

Responder punto a punto a un panfleto como el que Aporrea convino en publicar, redactado a cuatro manos, aparentemente, entre Carlos Zambrano y su curruña Larry Mora, plagado de insultos, descalificaciones y burlas en razón de mi edad, mi salud y mi condición de revolucionaria; que han pretendido desvirtuar con el insulto de “peligrosa fanática”, sería caer en su terreno.

Cuando los revolucionarios me critican, mi deber es escucharlos y, aunque no me guste, reflexionar sobre lo que me dicen, porque, aunque estén enojados o no tengan completamente la razón, siempre tendré algo que aprender de sus críticas. Pero cuando los escuálidos me atacan e insultan, aún cuando algunos de ellos profanen la cara del Che cubriendo su panza escuálida con ella, para pasarse por revolucionarios, cuando son los mafiosos y los corruptos los que me insultan, me alegra; porque eso quiere decir que estoy haciendo algo que no les gusta:
Defendiendo el proceso revolucionario en donde quiera que me encuentre, pase lo que pase. No permitiendo que se denigre de Jorge Rodríguez Padre (la última defensa que de él hice en la aldea me costó que me pusieran una calificación de cero uno), Jorge es un mártir de la revolución, y en mi presencia no permitiré que se hable de él con palabras denigrantes. Hugo Chávez es mi presidente, voté por él y tampoco permitiré que se le irrespete; la Misión Sucre forma parte del proyecto socialista y revolucionario y, aunque ahora pierda esta batalla, por lo menos habré cumplido con mi deber de revolucionaria.

Cuando los escuálidos me insultan y me llaman fanática, significa que voy bien.

Patria, socialismo o muerte.
VENCEREMOS.


andrea.coa@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3966 veces.



Andrea Coa


Visite el perfil de Andrea Coa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Movimiento Estudiantil, Educación


Revise artículos similares en la sección:
Oposición