El efecto espejo

¡Sometidos!

De esa forma nos gritaban los estudiantes de la UCV cuando recorrían por la Avenida Leonardo Da Vinci para dirigirse a la concentración de la oposición en la Plaza Venezuela en contra de la Enmienda Constitucional, a quienes nos encontrábamos frente a las instalaciones de la Universidad Bolivariana de Venezuela con el objetivo de amilanar con esta descalificación, la identificación y compromiso de los estudiantes, empleados, profesores y autoridades de esta Casa de Los Saberes con el proyecto bolivariano que adelanta el Presidente Chávez unido a la mayoría del pueblo venezolano.

Nuevamente los estudiantes de algunas universidades nacionales en alianza con las universidades privadas, los partidos opositores, los medios de comunicación privados y la jerarquía de la Iglesia Católica nos muestran el estado de disociación en que se encuentran cuando nos endilgan epítetos que realmente describen la actitud acrítica y complaciente que estos sectores tienen frente a los grandes poderes económicos, mediáticos y políticos internacionales.

En realidad, lo que vamos a medir el 15 de febrero es el estado de conciencia en que nos encontramos como pueblo. Como siempre el cinismo de Globovisión, el cual se ha convertido en el Comando Político que dirige a los partidos políticos y al movimiento estudiantil de la oposición, les hace creer a estos conciudadanos que la libertad la tienen ellos en el momento en que se pretenden rebelar frente a los poderes internos cuando, empezando por esta misma planta televisiva, ellos son los que se encuentran en un estado de sometimiento a los dictados de las políticas del gobierno de EEUU como jamás había vivido de manera tan abierta antes nuestro país.

Es decir, en el próximo referéndum aprobatorio de la enmienda constitucional para ampliar los derechos políticos del pueblo, también se medirá hasta dónde nuestro pueblo ha comprendido que lo que está planteado además de profundizar nuestra democracia, es profundizar en nuestra conciencia de independencia y soberanía. Hasta dónde estamos dispuestos a seguir defendiendo estos derechos en nuestra cotidianidad, en todos nuestros frentes, el laboral, el político, el familiar, en la comunidad. A desarrollar nuestra capacidad de alerta ante lo que va a ser la política de los enemigos del proceso bolivariano luego del triunfo del SI en el próximo referéndum constitucional. Trabajar desde adentro de nuestra Revolución para meternos gato por liebre.

sathya954@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2511 veces.



Carmen Cecilia Lara

Profesora de comunicación social de la UBV

 sathya954@yahoo.com

Visite el perfil de Carmen Cecilia Lara para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Movimiento Estudiantil, Educación


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad