(Caso de los indígenas Yukpa)

Sobre el Estado Plurinacional y Diverso

No se puede pensar en un Estado Plurinacional con racismo. Ni solamente con el deseo de resolver los problemas de forma inmediata. De forma inmediata quiere decir, sin profundidad de campo ni tampoco, sin penetrar en su esencia.

En cada discurso del Presidente Chávez por ejemplo, encontramos líneas estratégicas que revolucionan el pensamiento propio, pero se necesita conciencia crítica y valores profundos para entenderlos. El Presidente dice: Tenemos que ayudar todos los días al nacimiento de la conciencia cuando no la haya y al fortalecimiento de la conciencia cuando ya exista. Y este es el caso de las comunidades indígenas, ya que ellas mismas desean coadyuvar a conformar un Estado Plurinacional y además, un estado Diverso en dónde se respete una economía comunitaria en dónde se reconozca un sistema de salud tradicional, en dónde se respete y se valore sus culturas ancestrales y se valore y respeten a los chamanes y a los ancianos que poseen este conocimiento. En dónde además, se admiren los valores éticos y religiosos de cada comunidad en particular, en dónde se permita la administración propia de sus comunidades a partir de lo que se ha llamado dentro del proceso, los Consejos Comunales, en dónde se les permita la administración de su propia justicia comunitaria, como la de los Wayúu, entre otras; en dónde exista un sistema intercultural bilingüe, en dónde haya una organización política propia, en dónde se deje realizar el verdadero ordenamiento territorial por parte de los propios indígenas para que se les devuelva a ellos sus territorios y su tierra saneada, esto significa que se les entregue otra vez sus tierras indígenas para que puedan vivir en paz y en armonía con la naturaleza, sin mineros, sin transnacionales, sin ganaderos y sin usurpadores en general de sus propios recursos naturales que les pertenecen por derecho propio y que ellos saben reproducir con cualidad adecuada. Esa es la única manera de ayudar al cuido del planeta en que vivimos y colaborar en su defensa.

Cuando se cumpla todo esto se podrá hablar de principios de reciprocidad y de respeto entre los pueblos y será entonces posible, la aplicación de políticas públicas interculturales entre el estado, la sociedad en general y los pueblos indígenas.

Además, el Presidente Chávez pide Capacidad, eficiencia y eficacia orientadas a la satisfacción de las necesidades del pueblo y afirma que esos son los objetivos supremos de la Revolución. Pero, lamentablemente, muchos de los que detentan el poder, los que ejercen sus cargos no llegan a comprender sus postulados, siguen siendo inmediatistas, burócratas y defensores de su puesto. No es posible por ejemplo que dirigentes de ORPIZ, Organización Indígena del Zulia como muestra, sean a la vez Miembros de CARBOZULIA, y por tanto, están en común acuerdo con las asociaciones filiales de CORPOZULIA, Rubén Palmar por ejemplo, fue gerente de Corpozulia y asimismo algunos Diputados de la Asamblea Nacional como el colega Arcadio Montiel, es diputado, y ahora, ya no es, pero fue miembro de Corpozulia. Estos hechos y responsabilidades de doble función nos parecen imposibles de ocurrir, pero pasa porque no se tiene una clara conciencia de sus compromisos social y ético. Corpozulia, como sabemos, explota el carbón a cielo abierto en territorios de los indígenas Yukpa, Barí y Japreria de la Sierra de Perijá, con la anuencia del Gobernador Rosales y ahora candidato a Alcalde de Maracaibo, y apoyado por miembros de la G.N. comprometidos con él, como se ha demostrado a partir de las acciones del General Izquierdo Torrez, a quien los indígenas Yukpa piden sea sustituido de su cargo porque violenta la Constitución Nacional y no permite el libre tránsito de los indígenas ni de los amigos, investigadores o aliados de los indígenas en la lucha de sus causas justas, entre ellos, estudiantes comprometidos y profesionales del proceso revolucionario que lideriza el comandante Chávez. Pero si permite a los desplazados de Colombia, que a través del Plan Colombia se refugian en Venezuela y ocupan también territorios de los pueblos indígenas de la Sierra de Perijá.

Por otro lado, y para más colmo, y este hecho es aún muy preocupante, la Ministra del Poder Popular para los pueblos Indígenas, que es indígena Yekwana, a quien apreciamos en lo particular porque la conocemos; en su intervención allá en la Sierra de Perijá la semana pasada les solicitó a los Yukpa que reclaman sus tierras, y a los caciques Sabino y Olegario Romero, quienes luchan exponiendo sus vidas por sus derechos sociales y los derechos humanos de su selva, la Ministra les pidió que no usaran sus flechas, que eso no era posible, que por eso existía una Constitución y les mando a que se fueran o volvieran a las montañas y que allá hicieran turismo. Esta declaración nos parece una grosería de su parte, ¿como es posible que diga eso, cuando los Yukpa están luchando por sobrevivir, y por buscar su comida? Por otro lado, los Yukpa pertenecen a la gran familia lingüística Karibe, que le dieron guerra a los colonizadores y por este confrontamiento, los Karibe casi fueron diezmados en la época colonial a su más mínima expresión, es decir, se enfrentaron, flechas contra arcabuces, caballos, lanzas, mecates y carabelas. Esta es su naturaleza, así que, lo que propone la Ministra, es contraproducente, es adverso a sus principios de lucha y defensa de su territorio.

Y, hace poco más de un mes, el 7 de julio, en una de sus declaraciones la misma Ministra dijo que las comunidades indígenas iban a estar libres de miseria en el año 2011. ¿Que meta es esa? ¿es acaso la cuota de tiempo para su cargo? Es que deben aguantar hambre y usurpación de sus territorios por tres años más?

Ella habló de comunidades minoritarias, tanto de los Japreria, como de los Mapoyo y de los Cuiba, (Pumé). Agredidos también por latifundistas. Y afirma sin mucha convicción, que ese es el plan de su Ministerio; “ir liberando a los pueblos indígenas progresivamente para poder llegar a proclamar: Pobreza cero”. Y luego, seguir avanzando hacia un proyecto mayor de no pobreza entre los indígenas, como si eso fuera todo. A nosotros nos parece aberrante que usando esas categorías malgastadas del colonialismo y del capitalismo se quieran resolver todos sus problemas, como si esos fueran los únicos. Lo que propone, es inmediatez, es como darles algo para que se entretengan mientras tanto, sin ninguna base sólida, sin teoría, sin análisis, sin sustancia y sin dar elementos para su propia conciencia. Cuando aplica sus categorías habla de comunidades indígenas en extrema pobreza y miseria crítica y afirmó que esto era así porque “han adoptado las malas costumbres, y porque se degradaron”. Falta mucho por interpretar aquí esas aseveraciones y no lo haremos por ahora, pero estamos seguros que los lectores harán sus propias interpretaciones. También, para rematar, dijo que están buscando tierras para los indígenas y habló que en el Estado Apure, ya se habían visto 3000 hectáreas, para ubicar allí a las comunidades indígenas en un plan integral de ganadería. (No explica quienes están buscando esta solución ni a quienes van a colocar allí, se supone que son miembros de su Ministerio y no quisiéramos entender que se trata de reubicar a los Yukpa, esto sería un verdadero desastre) Y afirma que ésta sería la mejor manera de que no pasen hambre. Esta propuesta descabellada no puede prosperar nunca. Sería fatal el cumplimiento de este proyecto como si los indígenas, sean los Yukpa o cualquier otro pueblo, puedan ser conducidos como rebaño a un lugar que ella supone que es mejor. Como una especie de parque de exhibición, o simplemente de reubicación para dejarles, nos imaginamos, a los ganaderos sus territorios libres.

También enfatizó que la demarcación no debe de consistir en cercar el terreno, porque para eso existe la Constitución que permite el libre tránsito. Si, pero el libre tránsito es para los terratenientes, o para los usurpadores de las tierras indígenas, no para los propios indígenas, ya lo hemos visto en la Sierra de Perijá, miembros de la Guardia Nacional detienen a los indígenas, o a los aliados de los indígenas, que son los que han hecho públicas sus justas luchas y demandas, a ellos les hacen disparos y les ponen los fusiles fall en la cabeza, y los golpean, y ya mataron al padre de Sabido al anciano atancha, José Manuel Romero, muerto a golpes por el hacendado Alejandro Chávez Vargas, y que está libre y posiblemente protegido por las autoridades del Zulia. Matan a este anciano sabio, y así se cumple lo que dice el filósofo africano Amadou Hampâté Bâ: “cuando se muere un anciano, se quema una biblioteca”. Y eso, lo definía brillantemente bien ayer la dirigente Yukpa, Deisy González en el programa de Vanesa Davis. Ella habló de su abuelo sabio, ahora muerto por Alejandro Chávez Vargas que a su vez busca afanosamente a Sabino también para matarlo y sabemos que Sabino sólo se ha salvado por el apoyo que ha tenido tanto de los indígenas Yukpa, como de los aliados, estudiantes, profesionales, Parlamento Amazónico, medios de comunicación no comerciales como Ávila TV, Catia TV, VTV, el Colectivo AMCLA, el colectivo Ojos Rojos, Homo et Natura y en general, amigos de los Yukpa. Así que el compromiso con los indígenas debe ser, más que darles limosna, es reconocerles sus auténticos derechos, devolverles su dignidad, revitalizar su esencia y su fuerza de lucha, la que siempre han tenido, pero que, con el comportamiento de la Cuarta República se ocultaron. Ahora, amparados en una Nueva Constitución, con un Capítulo completo sobre sus derechos como es el Capítulo VIII, con una Ley Orgánica de Pueblos y Comunidades Indígenas, y con una ley aprobada sobre sus idiomas indígenas como lenguas oficiales y por tanto, Patrimonio Histórico de la nueva nacionalidad, ahora, se han ganado su espacio para que sean tratados como seres humanos, como lo que son, YUPA, SER HUMANO, GENTE, con más sabiduría que el mismo conocimiento que tenemos nosotros, por parte de la cultura de la dominación. Y además, porque desde la época colonial se les puso en el exilio a los que sobrevivieron por su fuerza después de casi exterminarlos a todos, y existen bibliotecas enteras en las cuales hay millares de libros que lo confirman, pero estas informaciones no forman parte de la enseñanza que se nos ha dado ni en las escuelas ni en los liceos. Antes bien, se ha justificado su matanza y se han vuelto cómplices de estos comportamientos que siguen estando presentes. Alejandro Chávez Vargas, hacendado, matón y autor intelectual y material de la muerte del anciano yukpa José Manuel Romero estuvo presente en el golpe de Estado del año 2002, al lado de Carmona, eso, ya nos dice todo… Ahora, antes de concluir, citaremos aquí a dos seres universales que se refirieron a los indígenas de Venezuela con absoluto respeto: “Con Guaicaipuro y Paramaconi, con los desnudos y heroicos Caribes hemos de estar y no con los cascos de los caballos que los pisotearon, ni con las cuerdas que los ataron, ni con las espadas que los degollaron”. José Martí. Prócer cubano. Y por último, otra cita cumbre es la siguiente: “Nuestros hermanos indígenas se hallan en un estado de abatimiento verdaderamente lamentable. Yo pienso hacerles todo bien posible: primero por el bien de la humanidad y segundo porque tienen derecho a ello”. (Simón Bolívar, 1824).

Por lo tanto, la defensa que hace el Presidente Chávez de los indígenas, es desde esas fechas históricas, un planteamiento bolivariano y Martiano, y esto, el Presidente lo reconoce y afirma que la Revolución permite construir una patria verdadera, una patria plena en dónde lo más importante es el hombre…pero el hombre social, no el hombre mañoso ni oportunista que permanece aún enquistado como un cáncer en los viejos estados-nación, cada vez más privatizados, cuestionados, desnacionalizados y desnaturalizados que sólo aplican políticas eurocéntricas, neoliberales, neocolonialistas, imperialistas, descaracterizantes y engañadoras del verdadero y auténtico ser social. Ese no es el ser que buscamos dentro de esta revolución.

ronnyvelasquez@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3064 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas