La lógica de esta amnistía

En Política, las decisiones suelen responder a más de una razón. Se asemeja a un juego en el que hay que vencer a varios jugadores: uno trata de que cada movida descalabre a más de uno. Esto la convierte en una disciplina difícil pero, por esa misma razón, apasionante.

Creo que hay dos razones (nacionales) que sirven para explicar la amnistía que el Presidente acaba de firmar. Ninguna corresponde a la razón que se suele dar para otorgar una amnistía: liberar a condenados que, en criterio del "amnistiante", han cumplido su condena y no son un peligro para el Sistema. La única condena que han cumplido (y ¿seguirán cumpliendo?) algunos de los "amnistiados" es el rechazo popular. Y,
ciertamente, algunos de ellos siguen siendo un peligro para el Sistema y para la Revolución.

¿Por qué los "amnistía" el Presidente?

La primera razón ya ha sido mencionada por otros analistas en este medio: el Estado no tiene capacidad para proseguir esos casos. Tenemos un Poder Moral exigido más allá de su capacidad real y disperso en miles de
batallas, muchas de las cuales va a perder como se suelen perder las batallas y los proyectos en este país: por la desidia, antes que por una oposición efectiva. Entretanto, batallas que si se podrían ganar se están perdiendo. Son pérdidas reales y muy graves, que incluyen la vida de fiscales heroicos.

La segunda razón es todavía más sutil y es una consecuencia del 2D. Una consecuencia, por cierto, que no es un castigo que Chávez le esté propinando a su propia gente por el "fracaso". Por el contrario, es una acción dirigida a crear, para la oposición, la misma situación exigente que se le plantea ahora a los revolucionarios: Encontrar al sucesor de Chávez.

Se supone que, entre los "amnistiados" hay varios "presidenciables" (por lo menos algunos de ellos así lo creen). Esta acción del Comandante le agrega más carne (¿o verdura?) al caldo de la oposición, que ya está bastante morado con las esperanzas avivadas por el 2D. ¡Cómo se morderán los labios aquellos que nunca se pusieron a derecho!

El Célebre Tony Benn, curtido exparlamentario británico, socialista para pesar de su tocayo Tony Blair, dice en el documental Sicko, de Michael Moore: "La democracia es la cosa más revolucionaria del mundo" [..] "si la gente pobre y necesitada pudiera votar por quienes representan sus verdaderos intereses, habría una verdadera revolución".

Con esta amnistía, Chávez está dando una demostración de su confianza en la Democracia, el poder del pueblo, para hacer Revolución.

SIN CHÁVEZ NO HAY SOCIALISMO
SIN SOCIALISMO NO HAY CHÁVEZ

martinguedez@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2769 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI