De la muerte política de Chávez a…

El hombre no se conforma ni se da por satisfecho con una explicación de la muerte como fenómeno natural, lo pone de manifiesto su constante búsqueda de la inmortalidad como "bien que conviene a su ser". La biblia hace referencia a tres tipos de muertes: física, espiritual y segunda. Según ellos la física es la separación del alma con el cuerpo. La espiritual es cuando el ser humano rompe toda comunicación con su creador debido a que opta por una vida de delitos y pecados. La segunda es tener parte en el lago de fuego; es decir, los que arderán con fuego y azufre, por excluir la presencia de Dios y tendrán el castigo eterno. Esto es lo más maquiavélico que se puede concebir de un proceso o fenómeno como es la muerte, que no es más que el paso de un ciclo a otro. Solo existe la muerte física, que es la conexión con lo esencial, porque la muerte es el paso a la vida en otra forma; mientras que el espíritu nunca muere porque es eterno, es esa chispa que da sentido a nuestra existencia en otro plano, en cualquier morada y puede estar en infinitas partes. La "muerte segunda" es la mejor invención que se crearon los que profesan la religión cristiana, es la mejor ciencia ficción que se hizo para someternos a los yugos de estas religiones. Según esta falsedad los ateos arderían en el fuego y los cristianos se salvarían por ser seguidores de un ser cuya misión de vida ellos tergiversaron para hacer creer que Jesús murió por nuestra causa, más no por la causa de un sistema, por la influencia del poder oscuro (judíos y sumos sacerdotes), por la traición y debido a que a nivel astral era lo que le correspondía para poder enfrentar la guerra espiritual.

Los grandes líderes han muerto no solo físicamente, casi todos han muerto víctimas de la traición, del sistema salvaje que los aniquila y porque vienen a confrontar una guerra espiritual porque sus misiones han sido y son de libertad. Así murió el gigante Bolívar: desterrado, traicionado, envenenado y víctima de la tríada del poder oscuro. Hoy sus enemigos y falsos seguidores le llevan flores al Panteón Nacional para asegurarse de que esté bien muerto, han tratado de asesinar su legado pero este jamás será letra muerta. A Chávez lo envenenó el imperio, así fue su muerte física. Él aceleró su muerte prematura por sus acciones que desafiaron el establishment de todos los poderes mundiales. Se cree que tres de sus ayudantes más cercanos: Leamsy Salazar, Adrián Velásquez y su esposa la enfermera Claudia Díaz, tuvieron que ver con esto. Todos están protegidos por el gobierno de los EE.UU. Sus células cancerígenas eran extremadamente agresivas y peligrosas, sus secciones únicas. Chávez se enfrentó a las transnacionales nacionalizando nuestros recursos; desafió al FMI, al BM, al BID, al ALCA, a la OEA, que comercian y están de espaldas a los pueblos latinos. Chávez hizo el milagro de alfabetizar a millones de venezolanos, de devolverle la vista a ciegos y a los que estaban en la oscuridad, de dar un techo a tantas personas. Por ello lo asesinaron, generando divisiones dentro de los grupos de izquierda. Nos han fragmentado, pero solo Chávez lo visualizó, aunque lo advirtió hoy pasa por desapercibido. Sus mejores obras: Petrocaribe, la ALBA y la UNASUR, fueron imperdonables para el poder económico y geopolítico del mundo. Chávez desafió la historia escrita por los que siempre habían logrado conquistas a costa de falsearla y empezó a reescribirla nuevamente, construyendo además la historia futura para la nueva patria, dejándonos la Carta Magna, el Plan de la Patria y la LOTTT, entre otros tantos documentos que prueban los cambios a los cuales nos enrumbó el que se auto definió como "yo ya no soy yo, yo soy un pueblo, Chávez es un pueblo", por eso debía ser asesinado.

Sin embargo, el comandante Chávez ya había muerto en vida antes del 05 de marzo del año 2013, ya que toda persona que padezca un cáncer tan agresivo, en cierto modo va muriendo lentamente en vida. Seguramente también estaba dolido por quienes le traicionaron y se dejó atrapar, por el temor a la muerte, por refugiarse en la religión, no supo encaminar su proceso. Hay muchas formas de morir en vida. No obstante, cuando se trasciende a otro plano, el legado debe ser la memoria viva, no ha sido así en el caso de Chávez, quien ha pasado de la muerte física a la muerte política, por parte de quienes están al frente del gobierno que él confió tan clara como la luna llena. Convirtieron a Chávez en sustantivo y no en verbo. Lo visitan todos los 4F, los 27 y 28F, 05M y 28J para conmemorar la intentona golpista, "el caracazo", la fecha de su muerte y de su cumpleaños, como si fuera un santo para ponerle velas y asegurarse de que esté bien muerto. Se olvidaron de tantos juramentos con y por Chávez para cristalizar el proyecto Bolivariano para pasar al plan de la nueva "burguesía revolucionaria", vergonzosa y contradictoria por demás. El espíritu de Chávez debe estar cansado de tantos que se han colgado para hacerse ricos en su nombre. Tantas veces juraron liberar la patria y hoy son indignos de llamarse bolivarianos chavistas. Tratan de quitarle al pueblo su memoria cuando éste reclama que los líderes que están al frente no son leales, que lo que acrisoló el comandante hoy lo contaminan. Como la otrora derecha, la "izquierda burguesa" piensa dejar al pueblo sin conciencia, engañándolo.

La nueva burguesía está enterrando el legado político del comandante, su verbo. No es el culto al hombre, sino a su esencia, al honor de continuar su obra. Así como se debe continuar el mensaje amoroso de Jesucristo: ama a tu prójimo como a ti mismo, o el de Bolívar, de luchar como él lo hizo por la libertad. De la muerte política de Chávez estamos pasando a prácticas políticas deleznables; en el plano económico y social los errores que se cometen son cada vez más altos; se invisibiliza al pueblo trabajador, la propuesta de indexar al salario y de llevarlo a Petros no tiene importancia; para el gobierno y el PSUV Alex Saab es un mártir del imperio y Óscar Figuera es un agente de la CIA; entonces ¿Guaidó si será el presidente interino? y Carlos Lanz se desapareció por su cuenta. Cosas simples que tienen que ver con la forma como están bombardeando nuestra psiquis, que luego se pueden tornar complejas, es el degradé de los colores de la revolución, solo "el infiltrado de la CIA" de Figuera usa el color rojo, la modificación de colores sí existe y el imperio es experto en esto. De la muerte política de Chávez pasamos al evento electoral más inmoral, con más derroche e imposiciones, con candidatos sin formación con consciencia. De la muerte política de Chávez pasamos a la revolución en decadencia cuando en nombre de una comuna de un municipio se hace un show para entregar un desinfectante a una ama de casa ¿así se compra consciencia para ganar votos? Y por el otro lado vemos a un candidato a la gobernación por el PSUV paseando en una moto de alta cilindrada. Lo contradictorio de la moral: el pueblo no necesita moto, pero le damos un desinfectante; pero cuántas cosas se pueden resolver no vendiendo la moto para dar mercados, sino para dar al pueblo la mayor suma de felicidad posible que no está en un desinfectante sino reivindicando al pueblo trabajador, al pensionado, facilitándole medicamentos, servicios básicos y sobre todo formación de conciencia. No es rindiéndole culto a los muertos con una vela que los honraremos, sino persiguiendo su causa y no su efecto, máxime si su espíritu no muere. El ser humano no solo vive de pan o de un desinfectante; necesita de amor, de liberarlo de los miedos no a profundizarlos, como lo hiciera Chávez. Vayamos más allá del fanatismo para dar paso al tributo a esos héroes en verbo, lucha, prosa y poesía. La lucha de ellos no será de mayor valía si se esculpe o venera su rostro, será trascendental porque ellos son verbos y nuestra tarea es continuar tejiendo Patria.

Fecha: 13/11/2021



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1006 veces.



Esmeralda García Ramírez

Licenciada en Administración Articulista

 esmeraldagarcia2309@gmail.com

Visite el perfil de Esmeralda García Ramírez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad