Este es un asunto de vida o muerte

NOTA PRELIMINAR

(Contrario a lo normal, y no me gusta hacerlo, en este artículo uso la palabra "yo" muchas veces. Esto es intencional ya que necesito aclarar las cosas de tal manera que el artículo no deje ninguna duda sobre a quién me refiero en el texto en el momento de expresar ciertas cosas, así nadie puede después acusarme, otra vez, de haber dicho cosas que yo jamás dije.)

Bueno …

Tomo esta oportunidad para aclarar algunas cosas.

Este artículo fue inspirado por dos recientes artículos de Juan Veroes, publicados aquí en Aporrea (ver más abajo), donde él dice o insinúa que yo dije o insinué cosas que yo jamás dije, ni que jamás insinué, ni quise insinuar.

O sea, él dijo cosas sobre mí que no son, y eso es precisamente lo que quiero aclarar.

Quiero aclarar estas cosas antes de que se le ocurra a algún psicópata cazador de brujas del actual Estado venezolano de culparme de algo que yo jamás dije y que por eso --- por creerla a Juan Veroes --- me mande a secuestrar, torturar, y asesinar (porque eso ocurre aquí en este país, y no quiero morir todavía, gracias).

Hablo muy en serio.

No tengo miedo de expresar mi opinión, además de tener el derecho de hacerlo, pero, aun así, siempre lo hago con mucho cuidado, siempre, cuido cada palabra y trato lo más posible de poner el lector en el contexto apropiado para que así pueda mejor entender lo que yo quisiera expresar, y lo hago así precisamente para evitar confusiones o malentendidos, sin embrago, aun así, a veces ocurre que alguien decide de interpretar las cosas que dije a su manera, y no precisamente en base a las cosas que dije textualmente, sino en cosas que se le habrían ocurrido al lector en su propia cabeza, instigadas por las cosas que yo habría dicho.

No hay nada malo en esto, pienso yo, es algo humano, pero solo si ese ejercicio no pone en peligro la vida de otros (o su bienestar), bueno, a menos que la persona quisiera poner la vida de otros en peligro, pero en este caso, voy a suponer que Juan Veroes no tuvo la intención de poner mi vida en peligro.

Ven, normalmente este tipo de cosas no me hacen nada, la gente puede meter sus propios pies en sus propias bocas sin que me afecte mucho, sin embargo, bajo las circunstancias actuales que vivimos hoy aquí en Venezuela, donde el actual Estado venezolano practica CRÍMENES DE LESA HUMANIDAD (ver las evidencias más abajo), este tipo de cosas me inquieta, me preocupa, y me pone mal, muy mal, porque aunque yo no tenga miedo de expresarme, yo sí le tengo mucho miedo al actual Estado venezolano.

Precisamente por esta razón, por encontrarme en la necesidad de aclarar cada pequeño detalle --- con el fin de no ser secuestrado, torturado, o matado por el actual Estado venezolano ---, este artículo resultó ser muy largo. Creo que es el artículo más largo que jamás he escrito en los últimos casi 20 años escribiendo artículos de opinión, además, me he demorado más de 5 días para escribirlo (fácilmente más de 50 horas).

Normalmente, esto sería una total pérdida de tiempo, pero en este caso la cosa es muy diferente ya que, contrario a los otros escritores aquí en Aporrea que me han puesto palabras en mi boca acusándome de haber dicho cosas que yo jamás he dicho, yo no le veo ninguna mala intención en las palabras de Juan Veroes, más bien veo decepción y frustración, y eso no es nada malo, sin embrago, su frustración podría llevarme a una muerte anticipada, y es precisamente por eso que debo gastar el tiempo necesario para hacerlo.

Ven, yo no voy a permitir ser otra vez secuestrado, torturado, y casi asesinado por cosas que yo jamás dije ni insinué, no señor.

Ya fui torturado una vez (2015 aquí en Venezuela) a causa de falsedades que alguien dijo sobre mí --- me torturaron casi hasta la muerte para extraerme dólares que alguien dijo que yo tenía pero que yo jamás tuve ---, y eso fue suficiente, fue más que suficiente, no voy a vivir esa experiencia otra vez, no señor. Jamás. Ahora, para que alguien venga hoy, otra vez, a contribuir a aumentar mis chances de ser torturado, otra vez, especialmente por cosas que yo jamás dije, eso no es aceptable, a menos que la persona realmente quisiera verme torturado y muerto, pero dudo que ese sea el caso.

Por eso escribo este artículo.

Para clarificar, pero en detalle.

Lo he estado pensando desde el sábado (hace 5 días), y me he dado cuenta (creo) que esto ha ocurrido probablemente debido a que Juan percibe y entiende ciertas cosas de una manera, mientras yo entiendo y percibo las mismas cosas de otra manera totalmente diferente (ver más abajo), y es precisamente por eso, repito, que este artículo es muy largo, porque, así como lo estoy haciendo en este momento, entraré en muchos detalles, porque creo que debo hacerlo, para aclarar esas "pequeñas" diferencias que al final pueden ser muy grandes, tan grandes, y tan graves que pueden causar mi muerte, y además, que Juan diga:

"No me defienda compadre, con amigos con usted, no necesito enemigos."

Este artículo (presente) entra en las cavernas de la mente humana, en esos espacios donde normalmente entramos raramente ya que, normalmente, todos nos encontramos más o menos en la misma onda, por ejemplo, cuando decimos que algo es azul, es azul, no rojo, y cuando vemos un árbol, todos pueden coincidir en que el árbol no es una rana, o sea, hasta cierto punto, todos entendemos y percibimos la vida de tal manera que nos permite entendernos sin que alguien tenga que recurrir a decir, "No me defienda compadre, con amigos con usted, no necesito enemigos," sin embargo, a veces lo contrario ocurre, donde nos encontramos en ondas completamente diferentes, donde todo se nos explota en la cara, y es cuando tal vez nos damos cuenta de una cosa:

"Jamás suponer que todos suponen lo que suponemos."

Bueno, espero que este artículo les sea útil et interesante, aunque sea extremadamente largo.

He determinado que debo escribir este artículo para:

1) aprovechar de aclarar el hecho de que existen claras diferencias en la percepción de la realidad entre Juan y yo (entre otros también, por supuesto),

2) intentar de aclarar las cosas para que nadie después pueda acusarme de decir cosas que yo jamás dije, lo cual podría terminar con mi muerte anticipada, y

3) esperar que con este ejercicio se contribuya de alguna manera al desarrollo humano positivo dentro de nuestra sociedad, donde antes de hablar, yo incluso, uno tal vez debería sistemáticamente suponer que nadie supone lo mismo que uno supone, lo cual aliviaría considerablemente (creo) el antagonismo que vivimos diariamente en familia, comunidad, sociedad, etc.

Ahora, ya que NO debo suponer que ustedes suponen lo mismo que yo, si no me creen sobre las barbaridades que el actual Estado venezolano es capaz de cometer (por eso le tengo mucho miedo al actual Estado venezolano), como por ejemplo de arbitrariamente secuestrarme, torturarme, y matarme simplemente porque ellos creerían ciertas falsedades sobre mí, vean más abajo la información que les proveo gracias a Rafael Ramírez sobre las investigaciones en curso en la ONU en contra del actual jefe de Estado venezolano y en contra del actual Estado venezolano por crímenes de lesa humanidad,

Pueden ver esos detalles en la sección de este artículo titulada, CRÍMENES DE LESA HUMANIDAD.

¡Son barbaridades!

Ahora, si alguien quisiera acusarme de algo, está bien, a mí eso no me molesta, por nada, yo siempre enfrento la verdad de cara, o, como decía Chávez, asumo mi responsabilidad, pero si me van a acusar de algo, entonces que lo hagan basado en la verdad, o sea, que lo hagan en base a lo que yo dije TEXTUALMENTE, y no en base a alguna interpretación personal o arbitraria de lo que yo haya dicho o no dicho.

Ven, normalmente, a menos de cometer un error en la escritura, si yo digo que algo es azul, lo digo porque yo quiero decir que esa cosa es azul, ¡no roja! Si quisiera decir que la cosa es roja, entonces diría que la cosa es roja, ¡no azul!

Si salgo a la calle con mi machete a matar a un perro, es porque salgo a la calle a matar a un perro, no es que salgo a la calle a matar a un vecino así como algunos vecinos --- que no vieron el perro --- me acusaron de hacer. Mi error fue de suponer que nadie iba a suponer cosas que no sean la verdad, además, yo no tomé en consideración que la verdad para mucha gente no es necesariamente la verdad, sino su propia verdad basada en su propia percepción de la verdad, entonces, yo, de haber sido más inteligente o sensato, lo que no fui en el momento, para no ser después acusado de ser un loco que sale a la calle a matar a vecinos a machetazos, debí haber anunciado a todos los vecinos de antemano que saldría a la calle con mi machete a matar al perro, y no a los vecinos.

Pero no lo hice, y ese fue mi error.

Finalmente jamás maté al perro porque se fue corriendo, pero creo que alguien más lo mató dos días después porque despareció por completo, el perro había mordido a por lo menos ocho vecinos, pero el vecino que tenía el perro se burlaba de todos y jamás hizo nada para amarrar al perro.

Bueno …

Repito, yo no le tengo miedo a la verdad, pero mucha gente sí.

Personalmente, yo estoy siempre 100% dispuesto a enfrentarla, pero, simultáneamente, y lo repito, le tengo mucho miedo al actual Estado venezolano, no quiero tener que enfrentar a nadie que forme parte del actual Estado venezolano para explicarles a ellos las diferencias entre lo que yo dije y lo que alguien más dijo que yo dije, porque eso pondría poner en grave riesgo mi seguridad y mi vida.

Yo no le tengo ni una sola pizca de confianza al actual Estado venezolano, y tengo ese derecho de no tenerle confianza, y, si a alguien no le guste eso, bueno, eso no sería mi problema, ellos pueden, si quieren, seguir confiando en el actual Estado venezolano, a mí no me importa, esa sería su decisión, no la mía, pero, repito, otra vez, YO no le tengo ni una sola pizquita de confianza al actual Estado venezolano, no señor, es más, existen muchas evidencias verificables (ver el ejemplo que sigue) para YO concluir que YO no le puedo tener ni una sola pizquita de confianza en el actual Estado venezolano.

Ni tampoco le tengo ninguna confianza en ningún colaborador del actual jefe de Estado venezolano.

Aparte de las muchas evidencias que les presentaré más abajo sobre los CRÍMENES DE LESA HUMANIDAD cometidos [aparentemente] sistemáticamente por el actual Estado venezolano, aquí les presento parte de un caso bien conocido, es el caso de Javier Vivas Santana, uno de los escritores más leídos aquí en Aporrea, quien fue arbitrariamente secuestrado, encarcelado, y torturado por el actual Estado venezolano durante meses.

Ver: https://www.aporrea.org/ddhh/a300227.html

Bueno, no agradezco que nadie me ponga en esta situación de inquietud e incertidumbre como le pasó a Javier Vivas Santana y a su familia. Aun si fuera por error, o sin querer, no lo acepto, o sea, no dejaré pasara este incidente como si nada hubiera ocurrido, no señor, ya soy suficientemente paranoico, particularmente después de mi secuestro y tortura del 2015 aquí en Venezuela, y no necesito vivir así, o sea, no necesito ser más paranoico de lo que ya soy.

Saben, no es justo de poner la vida de una persona inocente (yo en este caso) en riesgo simplemente porque a alguien no le guste las cosas que digo, no señor, eso no es justo, ¿o será que me equivoco?

Bueno …

Saben, y repito, no tengo la intención de morir en manos del actual Estado venezolano, y menos todavía por algo que yo jamás dije ni pensé.

Gracias.

ARTÍCULO

(Repito algunas cosas que dije arriba, pero he decidido que es necesario hacerlo, gracias por su paciencia.)

Este artículo tiene que ver con el hecho de que a veces, cuando la gente lee mis artículos, ellos no leen lo que yo escribo, sino que leen lo que a ellos les da la gana de leer. Esto ocurre por ejemplo cuando digo que soy Chavista y después me escriben para decirme que soy un "maldito Psuvista" o un "maldito socialista," cuando la verdad es que aunque apoyé a Chávez, yo jamás apoyé al PSUV (ni los apoyaría), y no soy ningún socialista (soy anti-político, ver más abajo).

Soy ateo, animista, y comunalista.

Por alguna razón que no entiendo, mucha gente cree que si uno apoyó a Chávez, entonces uno también automáticamente apoyaría al PSUV, y al actual jefe de Estado, y al socialismo, y al comunismo, y cosas así, entonces dicen cosas sobre mí, o me acusan de cosas que no tienen absolutamente nada que ver con la verdad, y eso es muy feo.

Pero, antes de seguir, quiero reiterar algunas cosas:

1- A menos que yo haya cometido algún error en mi escritura, yo siempre escribo precisamente lo que quiero decir, nada más, nada menos, nada de indirectas, nada de doble sentido, ni nada al estilo. No soy capaz. Mi cerebro no funciona así, y no es capaz, físicamente, de hacer esas cosas. Soy severamente disléxico y posiblemente sufro del Síndrome de Asperger’s o algo parecido, donde mi cerebro no es capaz de procesar ciertos tipos de información como hacen los demás.

2- Soy anti-político, o sea, estoy en contra del la política (occidental). Igualmente, tampoco soy capaz de pensar en términos políticos, ni tampoco quiero pensar así. Mi cerebro no está configurado para esas cosas, mi cerebro es matemático, científico, y técnico, entonces mis artículos son casi siempre escritos desde esos puntos de vista (hago mi arte de esa manera también, sistemáticamente), escribo desde lo práctico-real, desde las evidencias, desde los hechos verificables, y [normalmente] no tiene nada que ver con la política o con la politiquería y cosas así. No tengo las facultades para esas cosas, ni tengo el interés.

3- Jamás apoyé ni apoyaría a ningún partido político, ni a ninguna tendencia política o social. Tampoco soy pandillero, o sea, jamás apoyaría a nadie de manera ciega o incondicional, excepto a mi esposa. Mi apoyo a una persona depende siempre de lo que la persona haga, y sus intenciones. Si la persona hace lo correcto, lo apoyo, y si no, no lo apoyo, y punto. No es el hecho de que una persona esté afiliada a algún grupo o movimiento que lo apoyaría, porque para mí la afiliación o tendencia a la cual la persona estaría asociada no sería necesariamente lo que determinaría quien es la persona, qué serían sus calidades y debilidades, sus talentos y defectos, sus características buenas y malas, su comportamiento, sus intenciones, etc., y por ende, tampoco necesariamente determinaría cuales serían sus decisiones y acciones en el momento que cuente. Un buen ejemplo de esto, son los curas que violan a niños.

4- A mí no me importa quien tenga razón, podría ser Dios o el Diablo, no me importa, podría ser Chávez o el actual jefe de Estado venezolano, eso no me importa, lo que me importa a mí es que se haga lo correcto, y punto, y es precisamente por eso que yo NO apoyo al actual jefe de Estado venezolano y a sus colaboradores.

5- Yo no miento, de hecho, no puedo mentir (probablemente debido a la configuración no normal de mi cerebro), ni quiero hacerlo, sin embargo, he mentido tal vez 3 o 4 veces en mi vida, pero eso fue accidentalmente durante algunos de mis ataques (de mi enfermedad, AIP), ataques que me causan tremenda ansiedad, alucinaciones, y otros trastornos mentales (temporalmente), aparte de mucho dolor, parálisis, y otras cosas terribles como no poder respirar. Solo he mentido una vez en mi vida de manera intencional, y eso fue muy difícil, pero tuve que hacerlo debido a que fue un asunto de vida o muerte. No veía otra opción entonces, tampoco hoy.

La cosa es que, debido a la manera en que mi cerebro está configurado, yo no le veo absolutamente ninguna gracia o ventaja en mentir.

Es más, mi aversión a la mentira es tan grande que yo no respeto a las personas que mienten intencionalmente, y no me importa quien sea, yo no los respeto, y punto. Un buen ejemplo de esto sería el actual jefe de Estado venezolano, quien miente intencionalmente y regularmente, y por eso yo no lo respeto.

CRÍMENES DE LESA HUMANIDAD

Antes de llegar a la parte sobre Juan Veroes (más abajo), quiero citarles algunas líneas del más reciente artículo de Rafael Ramírez que trata del caso de las actuales investigaciones de la ONU sobre los CRÍMENES DE LESA HUMANIDAD cometidos y propiciados por el actual Estado venezolano.

El texto (abajo) pareciera ser un guión para una película de horror, tanto así que casi me vomité al leerlo. Como saben, fui torturado y solo de leer estas cosas me trajeron memorias horribles y me dieron tremendas ganas de vomitar, pero de verdad, con sudor y nausea y todo.

Esta información fue publicada aquí en Aporrea el domingo 19 de septiembre del 2021.

Titulo:

"El Informe de la ONU denuncia la responsabilidad del Sistema Judicial como instrumentos de la violación de los DDHH en Venezuela"

Ver: https://www.aporrea.org/ddhh/a306004.html

Parte del texto:

"En el 79% de los casos analizados, los medios de prueba utilizados por la Fiscalía fueron sembrados, fabricados, manipulados y obtenidos en procedimientos ilegales, tales como, la siembra de armas, confesiones forzadas, actas en las que se les obligaba a declarar que no habían sido objeto de torturas, etc."

"El 77% de los casos tuvieron retrasos indebidos, injustificados, utilizados como forma de castigo. El tiempo promedio para la Audiencia Preliminar –que la ley establece en 48 horas–, es de 243 días, llegando a postergarse hasta 22 veces. El lapso promedio para llegar a juicio después de la detención es de 759 días ..."

"…casos de ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas, detenciones arbitrarias y torturas y tratos crueles, inhumanos y degradantes, incluida la violencia sexual y de genero…"

"En 113 casos de 183 investigados (el 62%), la víctima denunció haber sido objeto de tortura y tratos crueles y degradantes."

"... donde el detenido es sometido a torturas e interrogatorios en centros clandestinos y casas de seguridad de los organismos de inteligencia ..."

La razón que empecé este artículo con estas líneas del artículo de Rafael Ramírez, fue porque así como verán más abajo, esto tiene mucho que ver con lo que Juan Veroes ha dicho (lo que sigue).

JUAN VEROES I (primer artículo)

El sábado 18 de septiembre, Aporrea publicó un artículo de Juan, titulado:

"Leyendo las elucubraciones de mi amigo Oscar Heck --- Si Maduro pierde la legitimidad su fin esta mas cercano"

Ver: https://www.aporrea.org/actualidad/a305901.html

Voy a citar su artículo parte por parte, y lo voy a responder, parte por parte.

Juan dice:

"Primero: Amigo Oscar, Maduro no está ejerciendo la presidencia de la República Bolivariana de Venezuela, porque él lo quiso o lo buscó. Él está allí porque Chávez, antes de morir, lo dejó ahí. Nos pidió que lo eligiéramos y nosotros, la mayoría de los venezolanos que seguíamos a Chávez, le hicimos caso y luego le reelegimos. Sí esto es así, nos corresponde a nosotros sacarlo de allí, a más nadie. Aceptado esto, vamos a lo siguiente."

Yo digo:

Correcto.

Yo no sé se donde Juan sacaría la idea de que yo posiblemente pensaría diferentemente a él en este sentido, o sea, de que le tocaría a alguien más (a otro país digamos) "sacar" al actual jefe de Estado venezolano del poder. Que yo sepa, yo jamás he dicho nada parecido, ni tampoco lo he insinuado porque yo jamás me imaginaría que esa fuera una opción.

O sea, es algo que jamás diría, porque no lo pienso así.

En mí opinión, a quien le tocaría, en primer lugar, la responsabilidad de "sacar" al actual jefe de Estado venezolano del poder, es al mismo jefe de Estado venezolano, porque cualquier persona honesta, sensata, y valiente, al darse cuenta que no es capaz de lidiar efectivamente, constructivamente, y positivamente con la situación (ser jefe de estado en este caso), haría lo responsable, lo debido, y lo sensato, lo cual sería de bajar su cabeza humildemente, aceptar su fracaso, entregar su renuncia, y dejarles el lugar a otras personas que serían mejores capacitadas para cumplir con el deber y la responsabilidad que viene con el cargo de jefe de Estado.

Ahora, si eso no funciona (y no funciona, él no ha entregado su renuncia), entonces le tocaría a la asamblea nacional y/o al ejecutivo de pedirle al actual jefe de Estado su renuncia, pero eso tampoco ha funcionado, entonces, ya que eso no funciona tampoco, enseguida le tocaría a las instituciones del Estado --- como el TSJ o las fuerzas armadas por ejemplo --- de acusarlo, juzgarlo, y condenarlo respectivamente, y así "sacarlo" del poder, pero eso tampoco ha funcionado, y dudo que funcionará ya que todo esa grupo de gente, en mi estimación, es una sola pandilla, entonces, la única cosa que quedaría sería que el resto de la población venezolana, o sea, nosotros los venezolanos y las venezolanas, o sea, NO los extranjeros que viven en otros países, intentemos de "sacarlo" del poder a través de todas sus expresiones individuales y grupales posibles, a través de las protestas, las manifestaciones, las opiniones públicas, los escritos (como yo lo que hago aquí yo en Aporrea), el arte, la música, etc.

Por supuesto, digo eso solo si la intención "de la gente" fuera de "sacarlo" del poder ya que existe una parte minoritaria corrupta de nuestra población que no quisiera verlo "sacado" del poder, entonces no se puede concluir que la tendencia es total. Por eso hay escritores aquí en Aporrea que escriben en contra del actual jefe de Estado, y otros escriben a su favor, porque no es 100% de la población que quiere verlo "sacado" del poder.

(NOTA: También estoy perfectamente conciente que existe una parte de la población, igualmente minoritaria pero no corrupta, que está convencida que de "sacar" del poder al actual jefe de Estado, nuestra situación empeoraría, sin embrago, yo PERSONALMENTE creo que sin él en el poder, y sin importar quien lo reemplazaría, nuestra situación mejoraría, no empeoraría, ya que no puedo imaginarme alguien que sea "peor" que el actual jefe de Estado en cuanto al cumplimiento del deber de un jefe de Estado. En mi opinión PERSONAL, se podría poner una piedra en su lugar, dejando vacío el puesto, y las cosas mejorarían.)

Así lo creo.

Y si todo eso no funciona, bueno, entonces:

- sea que uno se va del país como lo han hecho últimamente más de 5.000.000 de venezolanos y venezolanos (yo también pienso irme), o

- uno se queda y lidia con el desastre lo mejor que pueda esperando que el destino arregle el asunto, o

- uno lanza las manos al aire, agarra una botella de ron, y se la toma hasta caer en un coma esperando despertarse en un mejor lugar.

Bueno …

Jamás en mi vida he dicho nada que insinúe que personas o grupos que no sean venezolanos o venezolana se ocupen de "sacar" del poder al actual (o cualquier) jefe de Estado venezolano.

Juan dice:

"Segundo: Nosotros estamos celebrando 200 años de haber librado la Batalla de Carabobo, que nos dio el poder de tener una Patria Libre, Soberana e Independiente y eso nos coloca en un nivel de igualdad a los demás países que conforman la comunidad de naciones del mundo civilizado organizado en las Naciones Unidas. Si esto es así, no existe ningún país autorizado para quitar o poner presidentes de otros países. Un país que se deje hacer eso por otro país, solamente tiene el nombre de país, pero no tiene soberanía ni es independiente. Esto nos lleva a lo tercero."

Yo digo:

Correcto, 100% de acuerdo.

He pasado los últimos 5 días tratando de encontrar la razón por la cual Juan pareciera insinuar que yo pensaría diferentemente, y creo que ahora sé por qué.

Me imagino que Juan debe pensar que los $15.000.000 (¡mucho dinero!) ofrecidos por el gobierno de EEUU por la captura del actual jefe de Estado venezolano, son dólares ofrecidos específicamente para "sacarlo" del poder, o sea, que ese dinero tendría algo que ver directamente con alguna intención política de "sacarlo" del poder, o algo así porque --- digamos que --- a los gringos el actual jefe de Estado venezolano no les cae bien, o porque piensan que sería un peligroso "socialista" (algo que no es, por nada), o tal vez porque no ha demostrado su deseo públicamente de ser una "marioneta oficial" de EEUU como otros líderes suramericanos lo han hecho, o cosas así, yo no sé, pero yo jamás he pensado ni he creído esas cosas.

Yo tengo una percepción de esos $15.000.000 que es completamente diferente y que no tiene absolutamente nada que ver con la política excepto en términos de su impacto sobre la política.

Repito, a mi no me interesa la política.

En mi entendimiento, la razón por la que el gobierno de EEUU ha ofrecido $15.000.000 por su captura, al igual como ofrecieron $10.000.000 por la captura de Hugo Carvajal, tiene que ver con capturar a un (posible) criminal que habría cometido actos criminales en jurisdicciones estadounidenses, y repito, en jurisdicciones de EEUU.

No tiene nada que ver con la política (excepto por sus repercusiones).

Por ejemplo, y para poner este asunto en una perspectiva razonable:

Me imagino que políticamente Chávez era mucho "peor" para EEUU que lo sería el actual jefe de Estado venezolano, quien en este sentido, y en mi estimación, comparado a Chávez, es una hormiga a su lado, pero … aun cuando Chávez era un mayor "peligro" para EEUU que lo es el actual jefe de Estado venezolano, el gobierno de EEUU jamás le puso sanciones en contra de Chávez (dije Chávez, no dije Venezuela), y jamás ofreció millones de dólares de recompensa por su captura.

¿Por qué?

Deben haber razones.

¿Verdad?

(Y las hay.)

Bueno, la verdad es que, si un venezolano comete algún fraude financiero o quiebra las leyes financieras de EEUU en territorio de EEUU, o si ese venezolano fuera solamente sospechado (con evidencias por supuesto) de haber estado involucrado, o si ese venezolano es sospechado de haber sido cómplice de, por ejemplo, algún fraude cometido a través de un banco que se encuentre en territorio estadounidense o bajo su jurisdicción, bueno, entonces ese venezolano --- no importa quien sea el venezolano, aun si fuera presidente del país --- sería buscado, arrestado, enjuiciado, juzgado, y condenado bajo las leyes de EEUU, no bajo las leyes de Venezuela.

Punto.

Es así que entiendo el empeño del gobierno de EEUU en capturar al actual jefe de Estado venezolano.

Es más, no tengo absolutamente ninguna razón para pensarlo de otra manera, especialmente ya que las imputaciones y evidencias proveídas por el Departamento del Tesoro de EEUU son bastante precisas y acertadas, además, son en su gran mayoría, fácilmente verificables, o sea, pueden ser confirmadas por cualquiera que tome el tiempo para hacerlo.

(También hay que leer el inglés y entenderlo bien, incluso a veces el lenguaje legal y la forma legal.)

Otra cosa, el asunto de las investigaciones por parte de la ONU en contra del actual jefe de Estado venezolano y en contra de un montón de otros protagonistas y colaboradores dentro del actual Estado venezolano con respecto a haberse cometido CRÍMENES DE LESA HUMANIDAD, es otra cosa, y no tiene nada que ver, que yo sepa, con el caso de los $15.000.000 de recompensa ofrecidos por el gobierno de EEUU por la captura de actual jefe de Estado venezolano imputado por el Departamento del Tesoro de EEUU de haber cometido o de haber estado involucrado en crímenes relacionados a la corrupción, el fraude financiero, el lavado de dinero, el narcotráfico, y otras cosas.

En el caso de la ONU y los CRÍMENES DE LESA HUMANIDAD, eso trata de imputaciones basadas en acuerdos internacionales que, creo, el mismo Estado venezolano habría firmado en la ONU sobre la responsable y la debida conducta humanista de un Estado, cualquier Estado, que forme parte de la ONU. Tiene que ver con lo que pareciera ser el hecho de que el actual jefe de Estado venezolano y el actual Estado venezolano NO han estado cumpliendo con sus deberes de hacer todo lo posible para evitar que el mismo Estado venezolano no siga cometiendo CRÍMENES DE LESA HUMANIDAD.

Eso no tiene nada que ver con los $15.000.000, digo yo.

En mi opinión, no hay que confundir estas dos cosas (y otras).

Y no estoy diciendo que Juan estaría confundiendo estas cosas, no señor, solo quiero aclarara esto antes de que alguien más me venga a acusar de haber dicho algo que yo jamás dije.

Juan dice:

"Tercero: Hay que distinguir entre lo que es Legal y lo que es Legítimo. Legalmente nadie puede sacar a Maduro del poder, si no se le comprueba que ha violado los preceptos constitucionales que rigen la vida política del país. Maduro puede salir del ejercicio presidencial, en cuestiones de dias (68) si pierde la Legitimidad. Solamente basta, que no participen en las próximas mega elecciones del 21/11, más del 60% de la población electoral. Si eso sucediera, querría decir que la mayoría de los venezolanos no estamos de acuerdo con el gobierno que él preside y él por vergüenza, deberá renunciar y dejar que sea la Vice-presidenta quien termine el periodo para el cual fue electo. Si la oposición dirigida por el gobierno norteamericano logra eso, tiene el mandado hecho."

Yo digo:

Correcto. Estoy de acuerdo.

Lo que no entiendo --- o mejor dicho, lo que a mí no me entra en la cabeza --- es que aunque existan suficientes pruebas para adecuadamente confirmar que el actual jefe de Estado venezolano ha ciertamente "violado los preceptos constitucionales que rigen la vida política del país," y más de una vez, ningún venezolano o venezolana, que yo sepa, ha hecho nada todavía que fuera efectivo para "sacarlo" al actual jefe de Estado del poder por esas razones legítimas que Juan menciona.

(Y aquí no estoy hablando de sacarlo a la fuerza, entonces ¡no me vengan a meter palabras en mi boca por eso tampoco!)

Ni la asamblea nacional, ni su ejecutivo, ni las instituciones del Estado han movido un dedo para hacerlo, que yo sepa, y eso es altamente destructivo, para todos. Es, en mi apreciación, una aberración del comportamiento humano sano (bueno, también hay que considerar que posiblemente exista un significativo componente de miedo).

Esto significaría, me imagino, que de manera general, la politiquería (o el miedo) sería lo que aquí en Venezuela reinaría mucho por encima de la sensatez, o sea, pareciera que a nadie le importa (o quiere enfrentar) realmente hacer las cosas correctamente, más bien pareciera que lo más importante sería de "jugar el juego" (eso no lo entiendo), o de esconderse debido al miedo (eso sí lo entiendo), y es precisamente debido a esa actitud y comportamiento que creo que nuestra sociedad se está cayendo a pedazos y que no se recuperará en menos de 1000 años, por supuesto, de poder llegar allí (pero lo dudo).

De hecho, creo que en menos de 100 años, Venezuela ya no existirá de manera soberana, formaremos parte de otra entidad geopolítica, así como le ocurrirá a nivel mundial a todos los países del mundo que tengan gobernanzas corruptas o débiles.

Tuvimos, como sociedad, Patria, y Nación, nuestra chance con Chávez de ser correctos, y de así preservar nuestra identidad y proteger nuestro futuro, pero no le paramos, más bien, como [los excelentes oportunistas y burlones que somos], en vez de aprovecharlo y de seguir su camino, decidimos más bien de abusar de él, de jugar e inventar juegos, de tomar en vez de dar … hoy básicamente burlándonos de él … y además … no hemos hecho absolutamente nada efectivo como PUEBLO para impedir que las clases dominantes tradicionales (y las nuevas) retomen su papel de colonizador entreguista al mantener en el poder al actual jefe de Estado venezolano y sus colaboradores quienes vienen desde todas las tendencias políticas, lo cual pudiera haber sido algo positivo, pero en este caso, debido a la naturaleza corrupta del venezolano oportunista, del vivo criollo, del pandillerismo, no ha sido nada bueno, más bien ha sido devastador, así lo veo.

Resumiendo, siempre ha sido nuestra propia responsabilidad de ocuparnos de nuestros propios asuntos sin permitir la interferencia extranjera, y, también ha sido y sigue siendo nuestra propia responsabilidad (o culpa) de haber entregado nuestro país a las clases dominantes colonizadoras.

Esa realidad jamás será la culpa de EEUU.

La culpa es nuestra.

Punto.

Digo yo.

JUAN VEROES II

El domingo 19 de septiembre, Aporrea le publicó a Juan Veroes, un artículo titulado:

"No me defienda compadre, con amigos con usted, no necesito enemigos"

Ver: https://www.aporrea.org/actualidad/a306011.html

Juan dice que yo dije:

"Bueno, personalmente, yo le tengo mil veces más confianza al gobierno de EEUU que al actual Estado venezolano, el cual ha comprobado una y otra vez desde el 2013 que ha sido más que nada una inmensa maquinaría de mentiras, corrupción, y delincuencia de todos tipos, incluso donde los cuerpos policiales y de inteligencia del Estado regularmente abusan del poder cometiendo crímenes como la extorsión, el secuestro, el arresto arbitrario, el encarcelamiento sin juicio, la tortura, y las desapariciones y los asesinatos extrajudiciales, particularmente en contra de las poblaciones más pobres, los trabajadores, los sindicatos, los ancianos, etc."

Yo digo:

Correcto, eso es precisamente lo que dije.

Juan sigue con:

"Decir esto y además declararse patriota, revolucionario y chavista es tan contradictorio. Que no sale de mi mente repuesta alguna, sino lo expresado en el titular de este artículo, esto me parece una locura. Por más que yo odie a este gobierno, por las razones que sean, no justifico que alguien, conociendo un poquito de historia, pueda pensar que la justicia norteamericana es más confiable que la venezolana."

(El artículo mío al cual Juan se refiere es:https://www.aporrea.org/actualidad/a305939.html)

Yo digo:

No sé de donde Juan sacó eso de que yo hubiera dicho o insinuado que "la justicia norteamericana es más confiable que la venezolana."

Jamás dije eso.

En el párrafo que yo escribí (arriba), al cual supongo Juan se refiere, yo no digo, ni tampoco insinúo absolutamente nada al estilo, sin embargo, después de haberlo pensado mucho (5 días), me imagino que su comentario surgió debido a que en el mismo artículo yo también dije:

"Esto significa que el sistema, o el proceso (de coordinación) de investigación, imputación, búsqueda, acusaciones, enjuiciamiento, etc., en EEUU, es bastante acertado y eficaz … Los servicios de inteligencia de EEUU y su sistema de ley y justicia son de los mejores del mundo, lo cual implica que las personas que se encuentran en la lista del Departamento del Tesoro, probablemente no son nada inocentes, o sea, no se encuentran en esa lista por ser santos."

Tal vez que Juan interpretó eso como, "que la justicia norteamericana es más confiable que la venezolana," aun cuando yo jamás dije eso, ni jamás quise insinuarlo tampoco, o sea, allí nunca hice absolutamente ninguna comparación con Venezuela, y menos todavía sobre le tema de "la justicia" (ver más abajo, hablé del SISTEMA de justicia, no de "la justicia").

Es más, cuando dije (en el párrafo al cual Juan pareciera referirse, arriba) que:

"Personalmente, yo le tengo mil veces más confianza al gobierno de EEUU que al actual Estado venezolano," …

… lo que quise decir es

… que yo, PERSONALMENTE, le tengo mil veces más confianza al gobierno de EEUU que al actual Estado venezolano, y punto.

O sea, lo que dije es lo que quise decir, exactamente.

No dije que,"ya que yo le tengo más confianza al gobierno de EEUU (que al actual Estado venezolano), entonces la justicia estadounidense es más confiable que la justicia venezolana," no señor, jamás dije eso, ni jamás lo insinué.

Además, jamás lo diría, porque eso no es lo que pienso.

Tengo mucho cuidado con lo que escribo, además, tengo mucho cuidado de decir las cosas que digo dentro del contexto apropiado, y eso lo hago precisamente para que los lectores no se confundan y para que no malinterpreten lo que habría escrito. Normalmente, eso funciona, pero a veces no, como en este caso.

Bueno …

Repito, no dije absolutamente nada que insinúe que "la justicia" norteamericana fuera más confiable que la venezolana, no señor. Repito, y voy a decirlo otra vez, pero esta vez de otra manera, para que nadie me venga a acusar otra vez de cosas que yo jamás dije o insinué.

YO PERSONALMENTE confío más, en que el gobierno de EEUU no me mienta y que cumpla más honestamente con su deber, en comparación con el gobierno de Venezuela, y punto, además, jamás relacioné esa confianza a "la justicia," aunque pudiera haberlo hecho, peor no lo hice.

De todas maneras …

Aparte de eso …

¿No puedo YO tener mi propia preferencia?

¿No es mi decisión de decidir en quien prefiero confiar?

¿Juan me va a condenar públicamente por no pensar como él?

¿Qué es eso?

Eso se hacía en los tiempos de las Cruzadas y el los tiempos coloniales de cazadores de brujas.

Ven, si él quiere, Juan puede confiar más en actual Estado venezolano que en el gobierno de EEUU, esa es su propia decisión (no la mía), es más, a mí no me importa, porque yo creo que todos deberíamos poder tener el derecho de pensar y decidir lo que quisiéramos pensar y decidir, escoger, preferir, amar y odiar.

A mi me gusta el queso azul (¡hago mi propio excelente queso azul!), pero tal vez que a él no le gusta el queso azul.

¿O no?

¿Me equivoco?

Yo sé que Juan cree en Dios, pero yo soy ateo, yo no creo en su Dios, sin embrago, porque él cree en su Dios, y yo no, eso no significa que yo le voy a decir o a insinuar que su creencia en su Dios sería una locura y que por creer en su Dios él pudiera ser mi enemigo, no señor.

¿Para qué?

¿Para seguir perpetuando la mentalidad retrograda de la Edad Media y de los cazadores de brujas de las colonias?

¿Ah?

Aunque YO PERSONALMENTE --- y repito YO PERSONALMENTE --- confío más en una piedra, que es su Dios colonial "blanco," machista, y guerrero, yo no le voy a acusar de nada a Juan, ni voy a insinuar nada parecido tampoco, no señor, él tiene todo el derecho del mundo de preferir creer en su Dios que en mi piedra, igual como yo tengo todo el derecho del mundo de creer más en la honestidad del gobierno de EEUU, que en la honestidad del actual Estado venezolano (ver los ejemplos más abajo).

Bueno …

A mi no me importa, él puede creer en lo que él quisiera, eso no cambia nada en mi vida, solo exijo que él no me arrastre a mí por los túneles de la política y de sus creencias cuando yo no tengo nada que ver con eso, ni me interesa.

Yo podría creer en Alice Cooper, o en el Pato Donald, o en Hitler si yo quisiera (pero no quiero), pero eso jamás debería ser un criterio para insinuar que yo tendría ideas de locura o que yo fuera un enemigo a menos que yo estuviera loco (a veces lo estoy debido a mi enfermedad), o que yo le hubiera hecho algo mala a alguien que fuera lo suficientemente importante para ser considerado un enemigo. (Es más, ¿qué es más una locura, creer en un Dios invisible o en una piedra que se puede ver y tocar?).

Porque de ser así, de inventar locuras y enemigos en base a lo que otras personas creen, todo sería un absurdo.

Si yo pensara así, ya que no creo en ese Dios, entonces yo tendría más de 2.300.000.000 enemigos (los cristianos), más otros 1.900.000.000 enemigos (los Musulmanes), y otros 13.000.000 enemigos (los judíos), todos quienes creen en ese mismo Dios "blanco," machistas, y guerrero, por un total de más de 4.200.000.000 enemigos sobre este planeta, de un total de 7.600.000.000.

O sea, si fuera así, una de cada dos personas sobre este planeta sería mi enemigo, y eso sería totalmente absurdo.

¿No creen?

Devuelta al tema de Juan y "la justicia."

Lo que yo sí posiblemente haya insinuado, aunque no lo dije, ni quise insinuarlo, es que el sistema de justicia (el proceso, no "la justicia"), o sea, el proceso judicial en EEUU, desde el comienzo hasta su fin, es mejor, o sea, es más eficiente y confiable, que el sistema de justicia de Venezuela (el proceso, no "la justicia"), y eso les aseguro (porque lo puedo comprobar), es 100% cierto, a menos que vuestros criterios relacionados a la eficacia y al confiabilidad fueran muy diferentes a los míos, pero lo dudo.

Solo al leer con atención la sección CRÍMENES DE LESA HUMANIDAD (arriba), creo que eso les puede dar una buena idea de cuan de ineficiente y corrupto (no confiable) es el sistema de justicia venezolano.

Juan dice:

"Lo que también llama mi atención, es la seguridad con la cual algunas personas sostienen sus argumentos contra el gobierno venezolano, aceptando que los gobiernos de los Estados Unidos de Norteamérica tienen el Derecho de juzgar, encarcelar y sancionar a venezolanos acusados por ellos de los delitos que les dá la gana. Aceptar esto es negarse ser nativo de un país soberano, como tener patria, nacionalidad, gentilicio…Eso en verdad me arrecha, pues todo el sacrificio que significó la Guerra de Independencia contra el Imperio español estaría perdido, es aceptar que no valió la pena derramar tanta sangre por tener patria. Cuando una generación de venezolanos acepta que otro país tiene derechos sobre nosotros, todo lo que hicimos las generaciones anteriores por tener Patria fue tiempo, sacrificio y sangre derramada inútilmente y eso nos duele en el alma."

Yo digo:

Y repito, como lo dije más arriba, si un crimen es cometido dentro de la jurisdicción de EEUU, el perpetrador cae automáticamente bajo las leyes de EEUU, y no bajo las leyes de Venezuela simplemente porque el perpetrador sería venezolano. No señor.

Lo mismo se aplicaría a cualquier otra jurisdicción del mundo.

Por ejemplo, siendo canadiense y venezolano, si yo robo en Arabia Saudita, me cortan la mano, y punto, porque esa es (era cuando yo vivía allí) la ley de ese país, esa es la ley de Arabia Saudita, no es la ley de Venezuela, ni la de Canadá, entonces, por ende, yo no podría exigirle al gobierno de Arabia Saudita que acomode sus leyes a mi situación (pobrecito de mí, ay, ay, ay, soy venezolano) solo porque soy un ciudadano de Venezuela o de Canadá y no de Arabia Saudita, no señor.

En mi apreciación, como lo mencioné más arriba, lo mismo se aplicaría en el caso de los $15.000.000 que el gobierno de EEUU ofrece por la captura del actual jefe de Estado venezolano.

El hecho de que el actual jefe de Estado venezolano pudiera ser "removido" o "sacado" de su puesto de presidente de Venezuela al ser encontrado, arrestado, enjuiciado, condenado, y encarcelado por el gobierno de EEUU por actos criminales (bajo su jurisdicción por supuesto), sería solo una consecuencia de haber estado involucrado en asuntos criminales en la jurisdicción estadounidense en primer lugar, y no viceversa.

Y punto.

Yo no veo nada complicado en este asunto.

Si el actual jefe de Estado venezolano no fuera culpable de algo, o si no fuera sospechado de algo (con las evidencias adecuadas), creo que el gobierno de EEUU no malgastaría $15.000.000 sobre él.

¿Verdad?

¿Para qué?

¿Ustedes lanzarían $15.000.000 por la ventana solo para sacar del escenario a alguien que a ustedes les cae mal?

¿Ah?

Y otra cosa …

Antes de que alguien más me ponga palabras en mi boca …

Yo no sé si el actual jefe de Estado venezolano es culpable de haber cometido crímenes en las jurisdicciones de EEUU, eso yo no lo sé, yo no lo puedo comprobar, sin embargo, las evidencias apuntan a eso, pero, eso no significa que el actual jefe de Estado venezolano es culpable de nada, no señor, no hasta que se haya comprobado a través de un proceso judicial adecuado y confiable. Yo personalmente CREO que él es culpable de un montón de actos criminales (más que nada, fraude financiero), pero aunque yo crea eso, eso no significa que lo es, o sea, no puedo decir una idiotez como:

"Sé que el actual jefe de Estado venezolano es culpable."

(Y que nadie me venga a decir que yo dije tal estupidez.)

Creer, es una cosa, saber, es otra.

Sospechar, es una cosa, acusar, es otra.

Evaluar, es una cosa, juzgar, es otra.

Espero que eso esté claro.

Juan dice:

"La mentalidad de esclavos sometidos ha vuelto por sus fueros y hoy vemos con dolor a venezolanos pidiendo que nos sancionen y violen nuestro territorio, porque ellos no pueden tomar el poder por los votos, ni por la fuerza. Mi generación no pudo haber estado 60 años luchando por preservar los valores y símbolos patrios, para que ahora nuestros hijos y nietos se bajen los pantalones ante los gringos y los europeos. Muestra hemos dado, cuando para enfrentar al Puntofijismo entreguista, parte de nuestros jóvenes tomaron el camino de la montaña y la guerrilla urbana, levantándose en armas contra la insurgente nueva oligarquía que tomo el poder a partir de 1958."

Yo digo:

Pareciera que, así como muchos venezolanos y venezolanas, Juan cree que las sanciones de EEUU contra "Venezuela" y contra el actual jefe de Estado venezolano --- entre un montó de otros funcionarios públicos venezolanos --- son sanciones relacionadas a la política, o sea, que serían posiblemente sanciones tipo "coloniales" de subyugación forzada (con la intención de colonizar) impuestas por el gobierno de EEUU porque quieren sacar al actual jefe de Estado venezolano y a su pandilla del poder para que ellos (como pandilla también) puedan apoderarse de Venezuela, o algo así, y que por eso estarían, "castigando al Pueblo venezolano," usándonos a nosotros la población "pendeja"como carne de cañón (sufriendo las sanciones) de su "miserable" empeño (digamos) "capitalista salvaje colonial" en contra de (digamos) el socialismo y en contra de nuestra independencia y soberanía, o cosas parecidas …

Pero yo no creo eso, por nada.

Es que --- en parte --- todo esto me hace pensar en un documento histórico que leí (una parte) hace tiempo atrás relacionado a los acuerdos de pagos debidos y restitución financiera por el delincuente Estado venezolano de entonces (1896-1901), quien arbitrariamente decidió de no honrar sus deudas extranjeras y robarse un montón de dinero y activos de inversionistas privados en Venezuela haciéndose los locos y pensando que podrían hacerse de la suya, lo cual fue la causa de las sanciones, embargos, y del bloqueo naval extranjero contra Venezuela en los años 1901-1902 por parte de Alemania, Inglaterra, Italia, y en parte, EEUU (si no me equivoco). En algún momento tuve la impresión de que el bloqueo tenía algo que ver con que los poderes coloniales extranjeros queriendo apoderarse de la soberanía venezolana, o algo así, pero después de haber leído una parte del documento original (copia electrónica), me di cuenta que las sanciones y el bloqueo no tenían absolutamente nada que ver con la soberanía de Venezuela, sino que tenía que ver con actos criminales financieros perpetrados desde el seno del Estado venezolano de entonces. No sé si el siguiente link se refiere al documento que había leído (perdí mi copia), pero encontré otro parecido que pareciera hablar de más o menos la misma cosa (no lo leí), con fecha de 1902:

Ver:https://scholarworks.wmich.edu/cgi/viewcontent.cgi?article=2110&context=masters_theses

Bueno …

Me imagino que debe ser por eso que Juan decidió escribir esas cosas sobre mí.

Debe ser que él suponía que yo pienso como él.

Pero no, eso no es así, de hecho pienso muy diferente.

Él pareciera pensar que el asunto de las sanciones actuales tiene que ver con nuestra soberanía e independencia, pero yo no. Yo creo, así como el asunto de las sanciones y del bloqueo naval de 1901-1902, que todo esto de las sanciones de hoy tiene que ver con el dinero, con deudas no pagadas, y con crímenes financieros perpetrados desde el sendo del actual Estado venezolano en contra de inversionistas extranjeros, como por ejemplo el no pago de las deudas de PDVSA a sus proveedores, contratistas, e inversionistas (los bonos por ejemplo), o el no pago de sus deudas en territorio venezolano y en territorio extranjero bajo las jurisdicciones de EEUU, y otros países involucrados en el asunto, etc., algo muy parecido a lo que ocurrió entre 1896 y 1902.

Todo tiene que ver con el dinero, pienso yo.

O sea, yo no lo veo así como Juan lo ve, por nada.

También …

Tal vez sea porque yo leo el inglés y porque paso mucho tiempo leyendo documentos históricos y oficiales del gobierno de EEUU en inglés (desde hace por lo menos 40 años), incluso documentos de sus cortes y procesos judiciales, sus leyes, etc., y muchos otros documentos históricos muy interesantes, entre ellos, el excelente libro que también perdí, el cual es una compilación traducida al inglés de un montón de documentos oficiales de las colonizaciones europeas, incluso cartas de Cristóbal Colón, titulado, "The Great Documentos of Western Civilization."

Ver: https://www.amazon.com/Great-Documents-Western-Civilization/dp/1566195594

Bueno …

Para continuar …

Mis opiniones sobre las sanciones de EEUU contra "Venezuela" no surgen desde el terreno político, repito, a mí no me interesa la política. Sé que me estoy repitiendo, pero debo hacerlo para asegurarme que ningún cazador de brujas del actual Estado venezolano venga a buscarme para secuestrarme, torturarme, y matarme.

Mis opiniones sobre las sanciones de EEUU contra el actual jefe de Estado venezolano y contra un montón de funcionarios públicos venezolanos y empresas Estatales venezolanas y contra algunas personas y empresas privadas colaboradores del actual Estado venezolano, surgen desde evidencias concretas generadas --- únicamente en inglés --- por el Departamento del Tesoro de EEUU que revelan la complicidad directa o indirecta del actual jefe de Estado venezolano y un montón de sus colaboradores en delitos y crímenes financieros y fraudes cometidos bajo las jurisdicciones de EEUU y en algunos otros países donde rigen leyes parecidas.

Ya que la inmensa mayoría de los venezolanos y venezolanas no leen el inglés y que por ende solo reciben las noticias o las informaciones (originalmente en inglés), desde terceros, en castellano, a veces muy mal traducidas y a menudo procesadas (tergiversadas) desde las fuentes de información del Estado venezolano, ellos no reciben toda la información, o solo reciben una parte de la información que le convendría al Estado venezolano en el momento.

Tal vez por eso Juan y yo pensamos diferente sobre ciertas cosas.

Por ejemplo, entre muchos otros ejemplos posibles, aquí (abajo) les traduzco parte de un párrafo de uno de los muchos textos oficiales del Departamento del Tesoro de EEUU --- que solo existe en inglés que yo sepa --- sobre las sanciones contra Venezuela:

Doc. 2 Ver Sec. 5 (2019): "Nada en esta orden [orden presidencial, sanción] prohibirá: (a) … (b) transacciones relacionadas al suministro de artículos tales como comida, ropa, y medicamentos que serían utilizados para aliviar el sufrimiento humano."

Ver: https://home.treasury.gov/system/files/126/13884_0.pdf

Jamás he visto esta información reportada en las noticias aquí en Venezuela, y menos todavía por las agencias de noticias oficiales del actual Estado venezolano, como AVN por ejemplo, o desde el mismo Estado venezolano, como por ejemplo desde la boca del actual jefe de Estado, y eso, ¿por qué?

(Siempre hay razones para todo.)

De hecho, por casualidad, y totalmente contradictorio a lo que estipula el texto oficial en inglés de las sanciones del Departamento del Tesoro de EEUU, mientras hago la tercera revisión de este artículo, sale la siguiente noticia en Aporrea:

"(VIDEO) Presidente Maduro denunció que detención de Alex Saab pretendía impedir la compra de alimentos para los Clap"

Ver: https://www.aporrea.org/tiburon/n368023.html

Bueno, probablemente porque no les conviene a ellos (al actual Estado venezolano) que TODOS los venezolanos y TODAS las venezolanas sepan la verdad sobre lo que dice el texto en inglés de las sanciones ya que eso sería directamente contradictorio a lo que el actual jefe de Estado venezolano y sus colaboradores nos han estado diciendo sobre las razones por las sanciones de EEUU contra "Venezuela" o en contra del "Pueblo venezolano," desde hace por lo menos 5 años.

¿Verdad?

Repito, el gobierno de EEUU lo dice claramente, y textualmente:

"Nada en esta orden [orden presidencial, sanción] prohibirá …transacciones relacionadas al suministro de artículos tales como comida, ropa, y medicamentos que serían utilizados para aliviar el sufrimiento humano."

¿Entonces quien miente?

Juan dice:

"Eso de que la Justicia norteamericana es más confiable, justa y honesta que la venezolana, es una falacia que raya en la estupidez mental de quien la afirma, cuyo fin no es otro que el de descalificar a nuestro sistema de justicia, en la línea de declarar al Estado Venezolano, un Estado Fallido al cual hay que destruir. Quien sostenga esto tiene que hacer una encuesta previa a la población Afroamericana (negra) e india de este continente para luego hacer una afirmación como ésa."

NOTA: Antes de responderle a Juan más abajo, quiero aclarar:

- que mi Madre es una Indígena (Quechua) quien ha pasado casi toda su vida en Canadá, a menudo siendo muy maltratada por los "blancos" y por "el sistema"

- que yo he vivido y trabajado con los Indígenas de Canadá, entre otros, los Cree de Eeyou-Istchee, donde viven los osos polares, y los Mohawk de Kahnawake, incluso, desde los 11 años de edad, con los Mohawk Warriors, los guerreros armados que protegen a los Indígenas de los "blancos"

- que yo mismo he sido la víctima de abusos raciales y maltratos por parte de los gobiernos de Canadá, EEUU, e Inglaterra, siendo acusado o sospechado un montón de veces (una vez a punta de 5 pistolas durante 4 horas) por esos gobiernos de ser un terrorista, solo por parecerme (en aquel tiempo) a un árabe.

Yo sé perfectamente lo que ocurre con respecto a "la justicia" o "la injusticia" no solo en Canadá, EEUU, e Inglaterra, sino también aquí en Venezuela, donde también he sido víctima del racismo y de los abusos de poder del Estado venezolano (atracos por funcionarios policiales y de la guardia nacional) y donde he sido una victima casi mortal de los prejuicios de algunos venezolanos "negros" de Guiria que me secuestraron a machetazos (seis contra un viejo en muletas), que me torturaron, y que casi me mataron porque igual como hacen a veces los "blancos" en contra de los "negros," ellos aprovecharon sus prejuicios para justificar su ataque en búsqueda de los dólares que yo jamás tuve.

Yo digo:

Ahora, yo no sé si Juan está diciendo que yo dije esas cosas, pero digamos que fuese así, entonces voy a repetir, otra vez, y no me pongan palabras en mi boca, yo jamás dije que la "Justicia norteamericana es más confiable, justa y honesta que la venezolana," no señor, jamás, a menos que haya perdido mi memoria, o algo así, pero lo dudo ya que normalmente me acuerdo de todo lo que he escrito.

Pueden llamarme HDP, CDM, loco, enemigo, o lo que sea, y pueden pensar lo que piensen de mí, pero no vengan a decir o a insinuar que yo dije cosas que yo jamás dije.

Ya lo dije más arriba, pero lo voy a repetir otra vez:

Cuando comparo los dos SISTEMAS judiciales, el de Venezuela y el de EEUU, y aquí no estoy hablando de "la justicia," sino de los SISTEMAS judiciales (los procesos), puedo decir con toda confianza que el sistema de justicia de EEUU es mucho mejor (más eficiente y confiable) que el de Venezuela.

Y para que nadie se confunda, estoy hablando solamente de la eficacia y de la confiabilidad del SISTEMA judicial, no estoy hablando de los conceptos que formarían parte de lo que sería considerado "la justicia" (fundamentos, conceptos, preceptos, jurisprudencia, leyes, etc.), o sea, no me refiero, por ejemplo, a las leyes que se aplicarían dentro del sistema judicial, sino al mismo sistema de la aplicación de las leyes, o sea, estoy hablando del sistema judicial, o del sistema de justicia ("la justicia" y "el sistema de justicia" son dos cosas muy diferentes en mi entendimiento de estas palabras).

Por ejemplo, ya que conozco mejor las leyes de Canadá que de EEUU, en el caso de la marihuana, la justicia canadiense considera que de tener en su posesión marihuana, fumarla, comerla, sembraba en su casa, etc., es completamente legal, o sea, no existe delito, pero la justicia venezolana la considera una sustancia ilícita cuya posesión puede ser castigada por no sé cuantos años de prisión.

Esa es "la justicia" venezolana en comparación con "la justicia" canadiense, o sea, esa es la ley (no es los mismo que el proceso de justicia).

Sin embargo, antes de que la marihuana fuera legalizada en Canadá, cuando la justicia canadiense todavía consideraba (como Venezuela) que la marihuana era una sustancia ilícita, lo que ocurría es que cuando una persona era atrapada con marihuana en sus bolsillo, esa persona debía, como en Venezuela, enfrentar el sistema judicial para ser procesada y pagar su multa o ira a prisión, pero era un proceso relativamente rápido y eficiente donde además no se le podía (ni se puede) --- generalmente --- sobornar a nadie (porque quienes reciben sobornos, van a cárcel), mientras aquí en Venezuela, así como pudieron ver en la sección CRÍMENES DE LESA HUMANIDAD arriba, aquí en Venezuela el proceso judicial es atroz, está repleto de corrupción, ineficiencias, y arbitrariedad, gústele o no a Juan, porque esa es la realidad, y esa es la verdad.

Juan dice:

"Negar que, en todos los sistemas de justicia del mundo, los prejuicios raciales, sociales, religiosos y económicos influyen en las decisiones que toman los jueces, a la hora de aplicar las leyes y dictar las sentencias, es ya una señal de ocultamiento de la verdad, pero nada es tan grave como la de aceptar que los gobiernos de algunos países pueden y deben aplicárselas a los habitantes y gobiernos de otros países. Ni la ONU tiene ese poder."

Yo digo:

Bueno, yo no sé a quien Juan estaría hablando ya que yo jamás negué que "en los sistemas de justicia del mundo, los prejuicios raciales, sociales, religiosos y económicos influyen en las decisiones que toman los jueces," es más, para que no se equivoquen, jamás mencione este punto, jamás, a menos qué, como dije arriba, haya perdido mi memoria.

Este no es un tema que me interesa, ¿y saben por qué?, porque hay mucha gente que habla de cambiar o mejorar los sistemas, pero en vez de concentrarse sobre los cambios fundamentales de la humanidad, usan curitas y cirugía plástica para fingir haber cambiado algo, y eso es pura política, y eso no me interesa, de hecho, me disgusta enormemente, entonces lo evito lo más posible.

Yo creo que hasta que el ser humano no aprenda a ser correcto en todos sus asuntos, desde las cosas más fundamentales de la vida hasta las más complejas, cualquier "mejoramiento" o cambio que se haga, en mi estimación, seguirá siendo un fraude político.

Existen miles de ejemplos, como por ejemplo; después de 2.000 años de cambios y "mejoramientos," todavía, como los cavernícolas que somos, practicamos "el arte" del combate hasta la muerte como hacían los romanos el los tiempos de Jesucristo, o sea, no hemos aprendido absolutamente nada, o sea, no hemos todavía aprendido a modificar los fundamentos de quienes somos como seres humanos antes de intentar modificar nuestro comportamiento.

Otro ejemplo muy cercano a nuestra realidad venezolana, son los CLAP, comida altamente subsidiada por el Estado venezolano que los ciudadanos reciben una vez al mes. Este cambio o "mejoramiento"que debía aparentemente haber contribuido a la reducción de la pobreza y/o a un mejoramiento en la nutrición del los pobres (más de 90% de nuestra población en mi estimación), no ha contribuido por nada a reducirla, o a mejorar la nutrición, de hecho, pareciera que la pobreza cada día va más en aumento y que más bien los CLAP han contribuido a propiciar la corrupción, la maldad, y la delincuencia generalizada (esa el mi percepción). Hasta que no cambiemos la esencia de quienes somos, los CLAP no ayudarán en nada, por lo menos no a largo plazo.

Así lo veo.

Pero, volviendo al tema, ya que Juan lo ha mencionado (y yo no), eso de que, "en todos los sistemas de justicia del mundo, los prejuicios raciales, sociales, religiosos y económicos influyen en las decisiones que toman los jueces," bueno, sí, estoy de acuerdo con él, creo que así es, que los prejuicios raciales, sociales, religiosos, y económicos influyen sobre las decisiones de los jueces, y siempre ha sido así, un poco más en algunas jurisdicciones, y un poco menos en otras, y eso ocurre, creo, en cualquier parte del mundo, y en cualquier sociedad del mundo, porque esa es la naturaleza del ser humano.

Sin embargo, en base a mis experiencias PERSONALES, el nivel de credibilidad y confiabilidad que se le pudiera atribuir a los diferentes sistemas judiciales actuales en términos de ese tipo de influencia (racismo, prejuicios, etc.), puede variar enormemente, no solo de país en país, o de región en región, o de cultura a cultura, sino también dependiendo de quienes estén en el poder.

Por ejemplo, aquí en Venezuela, mientras Chávez mandaba, eran pocas las instancias donde se percibían flagrantes abusos de poder por parte de las autoridades Estatales, mientras que hoy, bajo [exactamente] el mismo SISTEMA de justicia, pero sin Chávez ahora, los casos de flagrantes abusos de poder, algunos muy graves, por parte de las autoridades Estatales, son comunes (por eso la ONU está investigando).

Otro ejemplo:

Yo personalmente, hoy, ya que no me parezco más a un terrorista árabe sino al viejo judío que soy con le cabello totalmente blanco, y parcialmente discapacitado, preferiría ser procesado y enjuiciado en EEUU que aquí en Venezuela ya que --- porque ya no me parezco más a un terrorista árabe --- personalmente confío más en la transparencia y en la eficacia del sistema judicial de EEUU (bajo mis actuales circunstancias), que el sistema de justicia venezolano, pero esa es mi preferencia PERSONAL.

Sin embargo, eso no significa --- por nada --- que "la justicia" en EEUU sea mejor que "la justicia" venezolana, porque todo depende de la situación y de las personas asociadas a la situación, el acusado, los abogados, las policías, los jueces, los testigos, etc., además de la situación política del país, de la región, de quienes estarían en el poder, de los líderes religiosos y sus influencias, etc.

Aquí en Venezuela, en mi caso PERSONAL, debido a mi fachada de judío ricachón, aunque sea pobre, y solo por ser "un extranjero" en lo ojos de las fuerzas policiales, los abogados, y los jueces, yo sería hoy automáticamente considerado una persona con acceso a mucho dinero (de familia adinerada por ejemplo), y por eso, precisamente, si yo fuera enjuiciado y procesado judicialmente aquí en Venezuela, yo creo que yo sería sistemáticamente extorsionado al máximo antes de proseguir con el "proceso judicial," que podría demorarse años, y eso lo creo porque he sido atracado a mano armada un montón de veces durante mis 45 años aquí en Venezuela por policías y por efectivos de la guardia nacional venezolana, más que nada antes y después de Chávez, y la única razón que me atracaron (¡cada vez!) fue para extorsionarme y extraerme dólares (que jamás tuve), simplemente por ser "un extranjero" rico "hijo de papá," en los pervertidos ojos y las cabezas de los funcionarios públicos infectadas por el colonialismo donde creen que todo extranjero tiene mucho dinero.

Ese sería el caso mío frente a "la justicia" venezolana, pienso yo.

Pero, tal vez que en el caso de Juan, eso sería todo lo contrario ya que él sería tal vez considerado como un "maldito negro" en EEUU y posiblemente lo tratarían mal allá simplemente por ser, "un maldito negro," no lo sé, pero una cosa es cierta, yo dije, claramente, y textualmente:

"Bueno, personalmente, yo le tengo mil veces más confianza al gobierno de EEUU que al actual Estado venezolano …"

Claramente, yo utilicé la palabra PERSONALMENTE, la cual significa, PERSONALMENTE.

Además, creo que tengo todo el derecho del mundo de expresar mi opinión PERSONAL sin que alguien la agarre para tratar de insinuar que yo dije cosas que yo jamás dije, y además, con connotaciones políticas, algo que me disgusta enormemente, porque soy anti-político, lo repito, soy anti-político, entonces ¡que no me inmiscuyan en esa porquería!

Para mí: política = porquería.

Ahora, si yo fuera un funcionario público venezolano, pero uno de esos ricos y corruptos conectados que abundan en nuestro país, o sea, un ladrón, bueno, tal vez que en ese caso yo preferiría ser enjuiciado aquí en Venezuela ya que es más fácil aquí en Venezuela sobornar a los abogados y a los jueces que en EEUU, donde es casi imposible.

¿Verdad?

Todo depende de cada circunstancia.

Bueno, si no me creen que las cosas son así, o algo así, pregúntenles a los sobrinos de Cilia Flores y de Nicolás Maduro, o a Andrade, o a Alcalá, a Saab, a Carvajal, y a un montón más de venezolanos corruptos que han sido enjuiciados en EEUU o que están siendo buscados por la justicia estadounidense, pregúntenles si ellos creen que el sistema judicial de EEUU es mejor o peor (para ellos por supuesto) que el sistema judicial venezolano, pero también háganles la misma pregunta a los cientos sino miles de comerciantes, empresarios, banqueros, políticos y funcionarios públicos corruptos venezolanos que andan libres por todos lados aquí en Venezuela jodiéndonos, haciendo lo que les da la gana, robándonos al Pueblo venezolano, totalmente impunemente.

Pregúntenles si quisieran irse a EEUU para ser enjuiciados allá por lo crímenes que cometen aquí en Venezuela, donde pueden robarle al la población de manera totalmente impune (siempre que puedan pagar lo sobornos). Seguramente que dirán que el sistema judicial venezolano, para ellos, es mejor que el sistema de justicia de EEUU, ,sin embrago, ¿significa esto que "la justicia" venezolana sería mejor que "la justicia" de EEUU?

Bueno, creo que esa evaluación depende de la situación y la perspectiva de cada quien, ¿verdad?, y por eso yo no me inmiscuyo en ese tipo de argumento.

Ahhh, sí …

Yo no sé a quien Juan se estaría refiriendo otra vez cuando dice que, "nada es tan grave como la de aceptar que los gobiernos de algunos países pueden y deben aplicárselas a los habitantes y gobiernos de otros países."

¿Se estaría refiriendo a mí?

Bueno, si Juan se estaba refiriendo a que yo aceptaría que, "los gobiernos de algunos países pueden y deben aplicárselas a los habitantes y gobiernos de otros países," entonces él está muy, pero muy equivocado.

Jamás expresé tal cosa, ni jamás lo insinuaría, porque muy sencillamente, yo no creo que otros países deberían aplicar sus leyes en contra de otros países o en contra de otras poblaciones fuera de sus jurisdicciones, no señor, yo jamás aceptaría eso, sin embrago, lo que sí acepto es que un país pueda aplicar sus propias leyes en sus propias jurisdicciones.

Eso sí.

Como lo dije más arriba, si yo voy a Arabia Saudita, debo seguir las leyes de Arabia Saudita, no las leyes de Venezuela.

En este caso de las sanciones e imposiciones de las leyes de EEUU en contra de venezolanos, y en base a todos los documentos oficiales que yo he leído hasta ahora sobre estas sanciones en contra de "Venezuela," las sanciones tienen que ver directamente o indirectamente con delitos y crímenes cometidos dentro de las jurisdicciones de EEUU, no aquí en Venezuela, donde EEUU no tendría ninguna jurisdicción.

Y punto.

Finalmente, Juan dice:

"Así que no me defiendas compadre. Si para decir que estas luchando por mi bienestar, tienes que hacer creer al país que los gringos y europeos son mejores, más aptos y más honestos que nosotros, entonces te pido no acudas en mi defensa. Yo prefiero a los míos, sean como sean, a los gringos y europeos, a los cuales no les debemos nada, sino quinientos años de invasiones, saqueos, represión, esclavitud, exterminio y todos los crímenes de lesa humanidad que han cometido contra nuestros ancestros en todo el continente. Sí es verdad, entre nosotros hay unos hijos de puta, pero son nuestros HDP y por ellos estamos dispuestos a jugárnosla."

Yo digo:

Otra vez, yo no sé, pero me parece que Juan está confundiendo mi intención de exponer el fraude y los crímenes de la humanidad (cosas malas), con su empeño político histórico, lo cual está bien si lo hace con otras persona, pero no conmigo, no señor, yo no me voy a meter en esa porquería de política, no señor, y no permito que nadie me arrastre por ese fango.

¡Déjenme fuera de eso!

A mi lo que me interesa es de exponer las mentiras y la maldad, y no me importa de donde vengan esas mentiras y maldades, pueden venir desde EEUU, desde Canadá, desde Venezuela, desde Miraflores, desde el Vaticano, o, del Cielo, del Infierno, o de Marte, hay gente mala, por todos lados, aun en el Cielo, y hay gente buena, y por montones, aun en el Infierno … y Venezuela no es ninguna excepción, entonces que no me vengan a poner palabras en mi boca de que yo pensaría o insinuaría que "los gringos y europeos son mejores, más aptos y más honestos que nosotros," no señor.

¿De dónde carrizo Juan sacó eso?

Saben, jamás tuve que exponer a Chávez por ser mala persona, pero sí he expuesto al actual jefe de Estado venezolano por ser mala persona (en mis criterios PERSONALES por supuesto), pero siempre lo he hecho con evidencias.

Mis comentarios, mis observaciones, y mis opiniones, no vienen de la nada, y menos todavía desde el ámbito político.

Ambos, Chávez y el actual jefe de Estado venezolano, son venezolanos, ¿verdad? Chávez era excepcionalmente eficaz, confiable, y honesto en mi estimación, mientras el actual jefe de Estado venezolano, es todo lo opuesto, en mi estimación, pero los dos son venezolanos, ¿entonces?, no es que ¡uno fuera venezolano y el otro fuera gringo o europeo!

El gobierno de EEUU está ofreciendo $15.000.000 por la captura del actual jefe de Estado venezolano, pero jamás ofreció dinero por la captura de Chávez, sin embrago, los dos son venezolanos y los dos han sido jefes de Estado del mismo país.

¿Entonces?

¿Ven a qué me refiero?

EJEMPLO: Jesucristo sacó a patadas a los políticos y comerciantes corruptos de la sinagoga donde él mismo enseñaba. ¡Era su propia gente! ¡Eran judíos como él! Él no sacó del templo a patadas a los romanos colonizadores, no señor, ¡era su propia gente que estaba jodiendo a su propia gente! El hecho de que Jesucristo sacó a patadas a su propia gente corrupta del templo, no tenía absolutamente nada que ver con los colonizadores romanos.

Yo no soy Jesucristo, pero espero que esto haya quedado muy claro.

CONCLUSIÓN

Quiero concluir con decir que espero haber aclarado las dudas que Juan habría expuesto (o propiciado, o sembrado, etc.) en su dos más recientes artículos, sobre mis intenciones y percepciones de lo que estaría ocurriendo aquí en Venezuela.

Voy a reiterar (resumir) que:

1- en mi apreciación de la realidad, el hecho de que el gobierno de EEUU esté empeñado en capturar al actual jefe de Estado venezolano para enjuiciarlo, no sería un asunto político, sino, sería un asunto de criminalidad (posible o probable) cometida en jurisdicción estadounidense o donde la jurisdicción estadounidense tendría influencia apreciable, colaboración, o efecto legal (posiblemente en base a convenios o acuerdos internacionales o multilaterales que aun Venezuela habría firmado)

2- en mi apreciación de la realidad, las sanciones en contra de "Venezuela," no son sanciones en contra de toda Venezuela, son sanciones principalmente en contra de algunas personas y empresas asociadas a la criminalidad (corrupción, fraude financiero, lavado de dinero, narcotráfico, etc.), incluso algunos funcionarios públicos venezolanos y ciertas empresas del Estado venezolano que estarían involucradas en estas cosas, o sea, no son sanciones contre "el Pueblo" venezolano

3- en mi apreciación de la realidad, el hecho de que la ONU (Naciones Unidas) --- y también la CPI (Corte Penal Internacional) --- estén actualmente investigando al actual jefe de Estado venezolano y a sus colaboradores por crímenes de lesa humanidad, no tiene nada que ver, ni políticamente ni procesalmente, con las sanciones impuestas por parte del gobierno de EEUU

4- el hecho de que yo personalmente no confío ni un poquito así en el actual jefe de Estado venezolano ni en ninguno de sus colaboradores, no implica, ni supone, ni insinúa, que confiaría más en otras personas o entidades o países de manera arbitraria, o sea, tal vez que sí, o tal vez que no, todo depende del caso, de las evidencias, y de quienes son la personas involucradas, jamás apoyaré a nadie de manera completamente ciega (excepto a mi esposa), o sea, yo NO soy el tipo de persona pandillera, ni nada al estilo, por ejemplo, apoyé a Chávez, pero jamás lo apoyé ciegamente, siempre lo cuestioné, y jamás apoyé al PSUV (el partido político de Chávez), y jamás los apoyaría, de hecho, yo ni me apoyo a mí mismo, siempre me cuestiono, me pregunto, ¿será que estoy diciendo o haciendo lo correcto?, porque para mí eso es lo que cuenta, de hacer lo correcto, no me importa quien sea la persona que lo haga, y si yo hago lo que no es correcto, bueno, entonces yo lo enfrento valientemente, asumo mi responsabilidad

5- El hecho de que yo considero (yo creo, personalmente) que el actual jefe de Estado venezolano ha estado probablemente:

a) cometiendo crímenes de lesa humanidad, así como le imputa la ONU, y que

b) estaría involucrado en asuntos criminales, así como le imputa el Departamento del Tesoro de EEUU, y que

c) estaría probablemente enriqueciéndose ilegítimamente y a costilla de nuestra población,

… no significa por nada que yo apoyaría la intervención extranjera en nuestro país.

Es más, si nosotros los venezolanos y las venezolanas no queremos o no nos atrevemos a hacer nada al respecto, bueno, que así sea, dejemos que Venezuela desaparezca en el fango de la porquería de política y politiquería para despertarse en el futuro bajo la jurisdicción de otros poderes geopolíticos, y preguntarse, ¿Qué pasó?

Recuerden también, cada vez que me leen, que aunque yo nací en Canadá, también soy venezolano, naturalizado, y hace 45 años que ando por estos lados, entonces eso de lidiar con la Venezuela de hoy y de contribuir lo más posible a un mejor futuro para los venezolanos y las venezolanas pobres, me incluye a mí.

Trato de hacer lo que pueda, lo más positivo posible, al exponer las mentiras y las maldades, y por eso precisamente escribo aquí en Aporrea --- ¡gracias Aporrea! --- pero eso es todo lo que puedo hacer ya que no soy una persona política, ni tampoco soy un interesado o conectado, ni tampoco soy un Robin Hood capaz de capturar al actual jefe de Estado venezolano para conseguir esos $15.000.000 para después re-distribuirlos entre los pobres venezolanos y venezolanas a quienes el actual jefe de Estado y el Estado venezolano les ha quitado o negado (intencionalmente o no) sus salarios y pensiones.

Hago lo posible, siempre con buenas intenciones (a menos que alguien trate intencionalmente de joderme, allí si que no).

Soy pobre, me estoy muriendo además, y no me interesa el dinero, entonces la única cosa que tengo para ofrecerles, son mis observaciones, mis pensamientos, y mi talentos.

Desafortunadamente, hay mucha gente aquí en Venezuela que piensa que ya que yo no nací aquí en Venezuela, entonces yo no soy un venezolano de verdad, sino que soy como una especia de extranjero raro por que me gusta Venezuela, o algo así, no sé, o que por no ser un verdadero venezolano, yo no puedo realmente entender lo que es de ser un verdadero venezolano, como si los verdaderos venezolanos tendrían el monopolio sobre la concesión de ser un ser humano en este territorio geográfico del mundo. Sin embargo, los venezolanos y las venezolanas que piensan así --- y son muchos --- no se dan cuenta que bajo sus propios criterios, la enorme mayoría de ellos, los que creen ser verdaderos venezolanos, tampoco serían verdaderos venezolanos ya que antes de que llegaran los europeos, aquí no habían ni "blancos" ni "negros," solo habían "Indios."

Es más, desde ese punto de vista, ni el actual jefe de Estado venezolano, ni ninguno de sus ministros de gobierno, ni ninguno de los directores de las instituciones del estado, ni ningún político reconocido ampliamente en el país, ni ningún asesor del Estado, ni ningún escritor aquí en Aporrea, serian verdaderos venezolanos.

Seríamos todos venezolanos, pero no de verdad.

Yo, como el venezolano que a menudo dicen que no soy, hago mi parte al dedicarme lo más posible al bienestar del Pueblo venezolano pobre, sean ellos verdaderos venezolanos, o no, escribiendo aquí en Aporrea, pero particularmente lo hago por el bienestar de los más necesitados de nuestra sociedad ya que no me interesan las clases medias o las clases media altas o las clases dominantes.

Posiblemente otros venezolanos y venezolanas --- verdaderos o no --- estarían planificando alguna derrota política, o algún golpe de Estado, o asesinatos selectivos, o tal vez alguna intervención política o militar extranjera, y cosas así, yo no sé, pero eso no me interesa a mí ya que yo no pienso así.

Pienso de la manera que escribo, y escribo de la manera que pienso, y por eso escribo aquí en Aporrea, donde me permiten ser quien soy.

¡Gracias!

Espero que este artículo haya aclarado algunas dudas que Juan Veroes expuso recientemente aquí en Aporrea, porque para mí, como saben ahora, este es un asunto de vida o muerte.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 950 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscar@oscarheck.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: