Leyendo las elucubraciones de mi amigo Oscar Heck

Si Maduro pierde la legitimidad su fin esta mas cercano

Sin haber tenido las experiencias al nivel que las vividas por mi amigo Oscar Heck, que hasta espía internacional ha sido y con la capacidad que tiene para construir escenarios estratégicos en el Ajedrez geopolítico mundial, voy a atreverme a contradecirlo en cuanto a los requerimientos y tiempo que él expone para salir de Nicolás Maduro y ser juzgado por la Justicia Norteamericana, o sea para verlo con una braga amarilla dentro de una celda de máxima seguridad en alguna de las cárceles privadas de algún Condado de USA.

Primero: Amigo Oscar, Maduro no está ejerciendo la presidencia de la República Bolivariana de Venezuela, porque él lo quiso o lo buscó. Él está allí porque Chávez, antes de morir, lo dejó ahí. Nos pidió que lo eligiéramos y nosotros, la mayoría de los venezolanos que seguíamos a Chávez, le hicimos caso y luego le reelegimos. Sí esto es así, nos corresponde a nosotros sacarlo de allí, a más nadie. Aceptado esto, vamos a lo siguiente.

Segundo: Nosotros estamos celebrando 200 años de haber librado la Batalla de Carabobo, que nos dio el poder de tener una Patria Libre, Soberana e Independiente y eso nos coloca en un nivel de igualdad a los demás países que conforman la comunidad de naciones del mundo civilizado organizado en las Naciones Unidas. Si esto es así, no existe ningún país autorizado para quitar o poner presidentes de otros países. Un país que se deje hacer eso por otro país, solamente tiene el nombre de país, pero no tiene soberanía ni es independiente. Esto nos lleva a lo tercero.

Tercero: Hay que distinguir entre lo que es Legal y lo que es Legítimo. Legalmente nadie puede sacar a Maduro del poder, si no se le comprueba que ha violado los preceptos constitucionales que rigen la vida política del país. Maduro puede salir del ejercicio presidencial, en cuestiones de dias (68) si pierde la Legitimidad. Solamente basta, que no participen en las próximas mega elecciones del 21/11, más del 60% de la población electoral. Si eso sucediera, querría decir que la mayoría de los venezolanos no estamos de acuerdo con el gobierno que él preside y él por vergüenza, deberá renunciar y dejar que sea la Vice-presidenta quien termine el periodo para el cual fue electo. Si la oposición dirigida por el gobierno norteamericano logra eso, tiene el mandado hecho.

Sin querer quitarle méritos al esfuerzo investigativo, hecho por mi amigo Oscar, sobre las razones que fundamentarían la pronta salida de Nicolás Maduro del poder, quiero colocar un argumento más expedito que podría utilizar la oposición para que se cumplan sus predicciones. Quiten legitimidad a Maduro y éste se cae sólo. Se podría contra argumentar que no se van a realizar unas elecciones presidenciales el 21/11, sino de gobernadores, alcaldes y legisladores regionales y municipales, eso lo sabemos, pero si el pueblo no asiste en un proceso electoral, en una democracia participativa y protagónica, es una prueba de no apoyo a los funcionarios en los cuales se apoyaría el gobierno de Nicolás Maduro para ejercer la presidencia. Sería el fin del máximo representante del Poder Ejecutivo, el cual es uno de los poderes del Estado. "Si vosotros no queréis que os mande, yo tampoco quiero mando", les dijo el Capitán General Emparan al pueblo de Caracas, un 19 de abril de 1810, a quienes pedían su renuncia, agarró sus maletas y se fue.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 919 veces.



Juan Veroes


Visite el perfil de Juan Veroes para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: