¡Ojo e' garza Nicolás, necesario es vencer!

En parte de nuestro artículo anterior nos referíamos someramente a los conceptos de libertad y democracia. Decíamos que "el imperio, como las transnacionales y la burguesía criolla, no cree en democracia". Ellos sólo creen en su "democracia". El atentado contra el camarada Presidente Maduro y altas autoridades civiles y militares del Estado Venezolano en la Avenida Bolívar de Caracas demuestran lo afirmado. Por supuesto, no era necesario que se produjera el vil y cobarde acto terrorista para corroborar lo dicho. Huelgan los ejemplos en Venezuela, en el continente y el mundo que ponen de bulto el doble rasero y la hipócrita postura de quienes actúan de acuerdo a los dictados de quienes gobiernan el planeta tierra. Ayer y hoy ha sido ese su comportamiento. Y hoy más que ayer, las decisiones de lo que más convenga hacer en el lugar y tiempo dado se concentra cada vez más en menor número de personas. La oligarquía militar y financiera que domina el mundo lo decide todo. Ciertos devaneos del "energúmeno de la casa blanca" – como suele llamarlo Walter- no son determinados por su excéntrica y particular personalidad, sino sencillamente porque, en muchos sentidos, a pesar del poder que él concentra, las órdenes vienen de más arriba. ESA OLIGARQUÍA MILITAR Y FINANCIERA, QUE ALGUNOS APROPIADAMENTE LLAMAN "LA DICTADURA MUNDIAL" DECIDE EL QUÉ, EL CUÁNDO, EL CÓMO Y EL DÓNDE. DE SU EJECUCIÓN Y DETALLES SE OCUPAN OTROS.

El Presidente Maduro señala a Juan Manuel Santos como artífice del magnicidio ejecutado, pero fallido, el sábado 4 en la Plaza Bolívar. Razones y pruebas muy poderosas debe tener para hacer tan grave acusación ante el mundo. Y en efecto Santos declaró a una agencia de prensa internacional hace pocos días que: "el fin de Maduro está cerca". No hay dudas de que la Oligarquía y Narcopolítica Colombiana tiene un importante papel que jugar en la ofensiva mundial contra la Revolución Bolivariana. Santos y Uribe, al margen de diferencias circunstanciales, forman parte de esa trama macabra que fue decidida a un nivel más alto. No por casualidad Bogotá alberga hoy a una parte de la apátrida oposición venezolana. Al momento de escribir este artículo, buena parte de la autoría intelectual y material del hecho ha sido develada y las acusaciones del camarada Presidente han sido confirmadas.

Ahora, es necesario analizar el marco en el cual se produce el atentado. Ya muchos habían escrito a nivel nacional e internacional que algo de esto podía suceder. Es justo reconocer que el camarada y amigo Julio Escalona ha sido insistente en este tema y ha dedicado unos cuantos escritos al mismo desde antes de la desaparición física de nuestro Comandante Eterno. Pero, queremos detenernos en el contexto. Recientemente el Camarada Presidente Maduro anunció parte de las medidas de un Programa Económico para ponerle fin a la grave crisis que agobia al pueblo venezolano. Estas medidas eran esperadas con no poca angustia por parte de muchos, incluido el que esto escribe.

Como es natural, lo acertado y el éxito del mencionado plan, está por verse, aun cuando con lo anunciado podrían avizorarse algunos impactos y consecuencias. Es a partir del 20 de agosto cuando el mismo entraría a desarrollarse. De igual modo, como ya dijimos, de él no todo está dicho. Algunas medidas pudieran anunciarse antes de esa fecha, o el día 20 ser anunciadas en bloque. No obstante, ya desde distintos sectores han comenzado a surgir las opiniones en pro y en contra. Los hay quienes como siempre desacreditan cualquier iniciativa del gobierno. Ése ha sido y será siempre su papel. Ellos no conocen otro tipo de oposición. Los hay quienes sin pronunciarse en un sentido u otro, hacen observaciones serias y discutibles. Me inscribo entre quienes son optimistas en el desarrollo del Plan, pero cautelosamente esperamos conocer lo que se dice va a ser anunciado próximamente para formular constructivamente las observaciones a que hubiere lugar.

En las colas se escucha de todo a favor y en contra. Aun cuando hay escepticismo en no pocos del pueblo de a pie, la mayoría se pronuncia por una inteligente espera. El escepticismo es perfectamente comprensible y justificable. El escepticismo en la mayoría de los casos, en mi opinión, tiene su principal asidero en la contundencia con la que algunos voceros del gobierno, incluido el presidente, anuncian que van a acabar con algo o van a hacer esto otro y, desafortunadamente, todo queda en palabras. El trecho entre lo dicho y lo hecho, se traduce en mera charlatanería. Así ha sido, en no pocas veces, y por decirlo, nadie tendría porque ofenderse. Por eso, en más de una oportunidad exigíamos acción al gobierno y el pueblo decía y lo dice "AQUÍ HACE FALTA GOBIERNO".

EL ANUNCIO EN DÍAS PASADOS DE LA ENTRADA EN VIGENCIA DEL NUEVO CONO MONETARIO A PARTIR DEL 20 DE AGOSTO, INSERTO EN UN PLAN DE RECONVERSIÓN ECONÓMICA, QUE TENDRÁ COMO EJE EL ANCLAJE DEL BOLÍVAR SOBERANO A LA CRIPTOMONEDA PETRO, ACELERÓ LOS PLANES TERRORISTAS QUE SIEMPRE HAN ESTADO EN EL ORDEN DEL DÍA DE LA DERECHA INTERNACIONAL, QUE NO CESA EN SU PRETENSIÓN DE DERROCAR AL PRESIDENTE NICOLÁS MADURO. Si el anclaje de la nueva moneda al Petro surte en el tiempo el efecto esperado y se logra detener la depreciación acelerada de nuestro signo monetario, no hay dudas que esto sería un aporte gigantesco a la superación de la actual crisis económica. Ya habíamos dicho, lo sostenido por muchos expertos, que la perversa influencia del "Dólar Paralelo" es el factor determinante de la mayoría de las manifestaciones de la actual crisis económica. De tal manera que si luego de definida la relación Petro/BolívarSoberano y anclada nuestra moneda al Petro, la posibilidad de que el Bolívar Soberano sea manipulado se reduciría a su mínima expresión. El valor del Petro está determinado por el precio de nuestra cesta petrolera y ésta se ha mantenido alrededor de 65 dólares estadounidenses y su correspondiente equivalencia en Yuanes, Rublos, Euros y otras monedas de peso en el comercio internacional. El valor de nuestra cesta petrolera fluctúa de acuerdo a la oferta y demanda del mercado energético internacional. Sus alzas y caídas en condiciones normales se operan en forma gradual. Sólo en coyunturas muy puntuales, como ha sucedido en el pasado, se producen alzas y caídas abruptas, pero luego vuelve a una cierta estabilización que se mantiene por un tiempo relativamente prolongado. El precio de la cesta nunca será determinado a capricho de manera unilateral por alguno de los actores, sean éstos, países productores, exportadores o transnacionales petroleras. Falta, pues, determinar la equivalencia Petro/BS. Esto será determinado mediante cálculos econométricos y algunos otros factores relacionados y será hecho su anuncio en el momento apropiado. Pero establecida esta relación ella, será fija. SI VARÍA LA CESTA PETROLERA, VARIARÁ EL PETRO Y AUTOMÁTICAMENTE EL BOLÍVAR SOBERANO. EL VALOR DE NUESTRA MONEDA NO DEPENDERÁ NUNCA MÁS DE NINGÚN DÓLAR, SEA ÉSTE OFICIAL O PARALELO. LLAMO A QUE HAGAMOS CUALQUIER EJERCICIO PRÁCTICO Y ELLO NOS ACLARARÁ EL ASUNTO. EN TODO CASO NUESTRO BOLÍVAR SOBERANO ADQUIRIRÁ ESTABILIDAD Y CON ELLO NUESTRO PODER ADQUISITIVO NO SE VERÁ MERMADO DIARIAMENTE COMO ACTUALMENTE SUCEDE.

La estabilidad de nuestra moneda sería el desencadenante del inicio de una verdadera recuperación y prosperidad económica. Se restablecería la perdida confianza en el Bolívar, que ahora sí sería verdaderamente SOBERANO. Comenzaría la gente, de acuerdo a sus posibilidades, a ahorrar en nuestra moneda, a invertir con confianza, a planificar de una manera más segura su vida en todos los órdenes. Se desataría un desarrollo de las fuerzas productivas que se perdería de vista. Ello, por supuesto, dentro de una rigurosa planificación, poniendo el acento en una producción que nos conduzca a una verdadera SOBERANÍA ALIMENTARIA. Ahora sí, los motores diseñados, que han sido objeto de las más inusitadas burlas, adquirirían la aceleración deseada. No son sueños, ni deseos irrealizables. Eso es perfectamente posible.

Como ya hemos señalado, no todo está dicho en el Plan Económico. Hay aspectos de fundamental importancia como, por ejemplo la política cambiaria, que no han sido definidos. Hay quienes sostienen y yo comparto ese criterio que el Petro debe pasar de ser una Criptomoneda y ser convertida en Criptodivisa. El alcance e impacto de la derogación de la Ley de Ilícitos Cambiarios tampoco está, en nuestra opinión, suficientemente claro. La nueva Política de Precios a partir del 20 de agosto, debe y tiene que ser anunciada y puesta en práctica en el momento preciso. También el pago electrónico debe ser normado y ponerle cese a la especulación reinante con los puntos de pago. En fin, es necesario tener todo el abanico de medidas del Plan para poder opinar con propiedad y responsabilidad. Lo afirmado sobre la estabilidad de nuestro signo monetario es algo que consideramos como una consecuencia directa del anclaje del Bolívar Soberano al Petro y la determinación del precio de éste por nuestra cesta petrolera.

Imaginémonos por un momento que a partir del día 20 las cosas comiencen a cambiar. Que el pueblo venezolano comience a sentir que sus ingresos no se desvanecen como hoy sucede. Que sea estable no sólo nuestra moneda, sino que se hacen respetar los precios y éstos no estén sujetos a la espiral especulativa de comerciantes y mafias de distinta calaña. Que el pueblo no se quede de brazos cruzados y en forma organizada y decidida se enfrente a quienes pretenden mantener esta asfixiante situación. Que no todo se deje en manos del gobierno central y los gobiernos regionales y locales hagan lo que tiene hacer. Que efectivamente el pueblo se sienta respaldado por los organismos a quienes compete la fiscalización y control. Que haya una contraloría social eficazmente apoyada por los órganos y funcionarios responsables de actuar en caso de infracciones, acaparamientos y abusos de cualquier índole. Es evidente, que en nada de lo anterior estamos pidiendo o aspirando algo del otro mundo. Sólo estamos señalando lo que cada quien en el marco de las responsabilidades del gobierno en sus distintos niveles debe hacer y al papel que la a sociedad toda le corresponde en el ejercicio de un deber de corresponsabilidad que la constitución establece.

Por eso afirmamos que el frustrado acto criminal del sábado 4 de agosto expresa la desesperación de una apátrida oposición que en estrecha alianza con una derecha internacional terrorista, teme que se materialicen las medidas económicas anunciadas. Por supuesto, que ellos no desmayarán en su empeño de apelar a cualquier medio para derrocar el gobierno legítimamente electo del Presidente Nicolás Maduro. Al mismo tiempo harán todo lo que esté a su alcance para sabotear el proceso de estabilización de nuestra economía. QUEDA, PUES, DE PARTE DEL GOBIERNO BOLIVARIANO ACTUAR CON DECISIÓN EN LO QUE CORRESPONDE. ESTIMULAR Y PROPICIAR LA ACCIÓN DEL PUEBLO, EN EL EJERCICIO DE UN PROTAGONISMO QUE DE ALGÚN MODO HA ESTADO REPRESADO, ES UNA DE SUS TAREAS DEL MOMENTO. EXTREMAR LAS MEDIDAS DE SEGURIDAD EN TODO TIEMPO LUGAR. OLVIDAR LOS PERDONES Y EJERCER MANO DURA Y CERO IMPUNIDAD CON QUIENES SE COMPRUEBE SU RESPONSABILIDAD EN ACTOS COMO EL DEL SÁBADO Y EN EL SABOTEO AL PLAN ECONÓMICO. LAS CARTAS ESTÁN ECHADAS. NECESARIO ES VENCER. ¡¡ Y VENCEREMOS ¡!

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 578 veces.



Hugo Márquez

Ingeniero Electricista (UNIVERSIDAD DE ORIENTE),Especialización en Gerencia Pública, Diputado a la Asamblea Nacional por el Estado Anzoátegui (20062011)

 huramar1@gmail.com

Visite el perfil de Hugo Márquez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Hugo Márquez

Hugo Márquez

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI



US mp N Y ab = '0' /ddhh/a267590.htmlCd0NV CAC = Y co = US