¿Mandamos a Conrado al ostracismo histórico?

Y las cuentas salen claritas mas votos, la ventaja fue de mas del diez por ciento, que las corridas son "patrimonio intangible" de Carabobo.

Y Conrado sigue preso y a Petro le dan golpe de estado judicial y ahora los títulos nobiliarios se dan por parentesco "la primera combatiente" Son detalles del tamaño de una catedral y aunque se guarde silencio sabemos que es verdad.

Ninguna revolución puede asumirse como tal si comenzamos a desconocer o intentar mandar al hoy muy comentado "ostracismo histórico" el caso del cantor hermano y combatiente Julian Conrado.

El gobierno sigue en la pantalla grande y se intenta distraernos o que olvidemos el caso de Conrado, pero la terca memoria sigue ahí presente, marcando en la empuñadura de la memoria personal y colectiva de manera muy profunda, dejamos rastros para que al recibir el próximo año también recordemos que existe un compañero, un amigo un camarada que esta detenido sin causa, sin pena, sin respuesta y con el profundo silencio del gobierno ayer y hoy el gobierno de la República Bolivariana de Venezuela guarda un enorme silencio.

No pueden enviar a Conrado al "Ostracismo de la Historia" eso no le decreta nadie y por ahí seguiremos escribiendo, denunciando, esgrimiendo argumentos para conseguir la libertad de un hombre cuyo único delito es alzar la voz frente a un gobierno que como el Neogranadino avala, solapa, garantiza la violación permanente a los derechos humanos.

Hasta ahora el gobierno sigue ofendiendo con su silencio un silencio largo, perverso, preparado, estudiado un eco de silencio cubre a este valiente que sigue preso sin juicio y sin que ninguna norma legal avale semejante acto perversión policial.

Nuestro deber sigue siendo el mismo denunciar lo que sabemos que viola las leyes que están para protegernos, la batalla continúa y la palabra sigue en cada garganta y hoy mas que nunca es necesario que aplicar la ley al caso Julian Conrado significa otorgarle su libertad.

Y no lo pedimos como un acto de perdón o de conmiseración, tampoco lo pido yo de manera personal como un acto de caridad cristiana, lo exijo como un hecho de justicia republicana. Lo demás es silencio y mas silencio.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2377 veces.



Yuri Valecillo


Visite el perfil de Yuri Valecillo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Yuri Valecillo

Yuri Valecillo

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N Y ab = '0' /ddhh/a179311.htmlCd0NV CAC = Y co = US