Los indignados del mundo liberarán a Palestina

En mis dos artículos anteriores (¡Preparémonos para el desmadre del planeta!, del 20Sep. y ¡Por Alá y la honra: salgamos ya del narcoyanquisionismo de la ONU-OEA!, de 24Sep.), me referí a los estragos que la guerra de exterminio del "primer mundo" había causado en Libia, Irak, Afganistán y Palestina. Guerra cruenta, despiadada y salvaje que sin duda había repercutido en el alzamiento global de la gente digna del mundo entero. También dije que el narco-yanqui-sionismo domina al gobierno de los Estados Fundidos y desde los Estados Hundidos ha sometido a Europa hasta convertirla en una colonia o sucursal del malsano imperio.

Porque Europa también está al servicio del yanqui-narco-sionismo. Pero como no hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo resista, de pronto, inesperadamente, de todas las ciudades del "primer mundo" con firmeza y dignidad, contra el gobierno yanqui-narco-sionista de los Estados Fundidos y sus aliados se ha alzado una ya indetenible e invencible avalancha humana que cada día se multiplica e intensifica. Los habitantes de Estados Hundidos (el país de los estragos urdidos) han seguido el ejemplo de los indignados de Europa ... ¡a pesar de la represión que ha ordenado el Pentágono asesino!

En Israel y la casa blanca el gobierno yanquisraelita teme que el loable ejemplo de las masas rebeladas en todo el "primer mundo", desate en los Estados Hundidos la protesta definitiva contra el poder imperial. Porque desde la casa blanca e Israel el narcogobierno yanquisionista ordena aniquilar pueblos indefensos y gentes inocentes en todo el planeta (para la destrucción "preventiva" cuentan con las bandas criminales más sanguinarias de todo el planeta: OTAN, CIA, Mossab, FBI, mercenarios narcoparacos y la impunidad de ONU-OEA). Lo peor es que la colonia o sucursal del imperio (Europa) es el instrumento perverso que se presta para la destrucción de buena parte del orbe.

Es inevitable entonces la rebelión de las masas en el mundo entero. Y como es inevitable la rebelión de las multitudes contra los males impuestos por el capitalismo salvaje -porque el narcosionismo explotador es la otra cara del capitalismo que ha llenado de terror al planeta entero- el "primer mundo" ha entrado en fase de desesperación: Ya no puede negar el desmadre y caída de su apogeo maligno, pues durante siglos se ha dedicado a la impune y cobarde destrucción de pueblos y naciones. ¿O cuál ha sido el poder más destructor en toda la historia de la humanidad? ¿No ha sido el poder yanqui-narco-sionista el autor de la debacle del planeta? ¿O no se ha ensañado sanguinariamente contra Libia, Irak, Afganistán y Palestina?

Sobre todo con Palestina, donde el narco imperio yanquisionista ha intentado arrasar de raíz toda forma de vida. Y contra esta agresión injustificada, contra este derramamiento de sangre inocente (porque la población de Palestina está siendo asesinada a cada minuto) se ha levantado en todo el planeta una de las más colosales protestas de pueblos, gobiernos y naciones.

Y las multitudes que se han rebelado en todo el planeta, como una sola bandera enarbolan la actitud indoblegable de frenar a los asesinos del planeta. Porque lo único que las multitudes rebeladas se proponen es detener para siempre a los que explotan y destruyen los ecosistemas del mundo y causan hambre, miseria, peste, enfermedad, destrucción.

Por eso el primer mundo tiembla como tiemblan los culpables. Pero también tiemblan los coautores cómplices y cobardes del desmadre planetario (los países europeos). Será inevitable entonces que el "primer mundo" yanqui-narco-sionista escape esta vez (amparado por ONUs-OEAs-OTANes y países chupaglandes). Esta vez no pasarán. Les ha llegado la hora.

O cesan de destruir el mundo, o serán destruidos. Porque la humanidad rebelada vengará el crimen macabro contra pueblos indefensos que, como Palestina, luchan y resisten el incesante asedio del terrorismo narcosionista. Palestina será entonces el noble pueblo que inspirará a la humanidad en su propósito de hacer justicia. Palestina será la bandera de lucha y la humanidad rebelada no descansará hasta alcanzar su único objetivo: salvar a Palestina para salvar al planeta. Por Alá.

*Escritor surmerideño


amablefernandezs@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2967 veces.



Amable Fernández*

Escritor surmerideño.

 amablefernandezs@gmail.com

Visite el perfil de Amable Fernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad