¿Profetizó Umberto Eco la independencia de Cataluña?

(Carta a un pana que fue a España al sepelio de su abuela).

Salud, amigo Mirto. Recibe mi sentido pésame. Antes de hacer esta nota recordé que -hace tiempo, por tu solicitud y mediación- envié a Barcelona dos ejemplares de mi libro `Las paredes oyen, los muros se lamentan´ (publicado por la Universidad de los Andes) y dedicados respectivamente para tu abuela Laurita y tu tío Joan. Les dije a mis hijas que -como eres objetivo, analítico y realista- sé que, a pesar del luto, luego de los funerales, habrás pronunciado tu frase preferida: "La vida continúa y la eternidad se alarga..."

Y como conozco bien la cualidad de tu entereza, tu ánimo a priori y tu humor victorioso para aceptar las circunstancias de la existencia, sé que has aceptado lo de Laurita "sin boxear mucho con las curvaturas del destino" (otra de tus frases más usuales).

Pues bien, a sabiendas de que has "acatado" lo inevitable, aprovecho la ocasión de tu paso por Barcelona para comentarte que por pura causalidad, mientras buscaba en mi biblioteca "Rayuela" de Cortázar, tropecé con Umberto Eco y...

Sé que -por razones de fuerza mayor, esta vez- has ido a la tierra de tus ancestros y como me indicaste en la nota enviada a mi email, estás ahora, sin querer, en el mero escenario del actual pedo español.

Y digo pedo porque Rajoy está cagado, porque para el actual mandarín franquista (tal como antes lo fue para Feli Pillo y Aznar) ya no sólo es el país vasco el lugar de las controversias y las disidencias. Ahora es Cataluña la que tiene en ascuas a la vieja Europa (se dice además que también en Canarias hay un descontento creciente debido a que ese pueblo tan laborioso le aporta "al reino" muchísimo más de lo que recibe de la Moncloa).

Sí amigo Mirto, hoy admito tus razonamientos: Siempre nos has dicho que el viejo mundo no sólo está decrépito, sino que al aparato industrial más complejo del planeta se le secó la alcancía de los recursos naturales (la otrora riqueza producto del hurto, la rapiña, el asalto a las colonias que ultrajaron en ultramar).

Recuerdo en este momento que en una de tus conferencias dijiste: Es insólito que el multimegamillonario saqueo a América no le alcanzó a los reinos de "Europea" para su inhumano derroche; y como lo que por agua viene por agua se va, el excesivo despilfarro protagonizado por sus majestades ridículas, esfumaron cuantiosos tesoros que todas las monarquías colonialistas de la Europea criminal le arrebataron a otros continentes. Por cierto que, lo de "Europea" es un juego de palabras muy de tu buen humor para referirte a la embriaguez en que han vivido durante siglos todas esas majestades y "altezas" de tanta bajeza y ruina moral.

Pero lo que ahora te comento me viene a la mente porque en clases o conversatorios siempre has metido el dedo en esas llagas nefastas del linaje y la prosapia... Y si te hablo de esto ahora, es porque ya te dije que en mi biblioteca me ocurrió algo parecido a tu viaje (y cuando buscaba a Cortázar encontré a Eco y...)

Lo increíble de la coincidencia, hermano Mirto, es que hace unos años, el inmenso Umberto Eco dijo -palabras más, palabras menos- que "Occidente iba a grandes zancadas hacia la segunda edad media". En el libro LA NUEVA EDAD MEDIA (1972), el gran semiólogo y novelista afirma que en pleno siglo XX "...desde muchas partes, se ha empezado a hablar de nuestra época como de una Nueva Edad Media. El problema es si se trata de una profecía o de una constatación. Dicho de otro modo: ¿hemos entrado ya en la Nueva Edad Media o, como lo expresa Roberto Vacca en un inquietante libro, «vamos al encuentro de una próxima Edad Media inminente?".

¿Entiendes ahora mi comentario? ¿No es ahora Cataluña independentista el escenario del conflicto?

Pienso que, en cierto modo, en su presagio, el simpar Umberto Eco anunciaba el comienzo del retorno paulatino e irreversible hacia los antiguos feudos, ¿o no?

Sabemos también que antes de crearse los llamados estados nacionales, la vieja Europea estaba plagada de principados, condados, marquesados y reinitos aislados (todos en permanente pugna o desconfianza), pues tod@s es@s figuras y figurines que gobernaban entonces, alardeaban del poder para esconder o disimular el miedo que tenían a ser invadidos o conquistados). Por eso negociaron, o pactaron alianzas, para protegerse... De hecho, los condotieri -soldados que habían retornado de las Cruzadas- ofrecieron sus buenos oficios y crearon pequeños ejércitos al servicio del mandarín que mejor les pagara). Hoy se repite la historia con los mercenarios y narcoparamilitares que Uribe y Miami venden a la OTAN y MOSSAD para que la anciana Europea mantenga sus guerras saqueadoras en Libia, Palestina, Siria y otras comarcas del planeta...

Pero volviendo al tema, debido en parte a esas antiguas alianzas, en la región catalana se vislumbra el presagio de Umberto Eco (en su retorno a la segunda edad media, la fragmentación de España parece inevitable y lentamente irreversible). ¡Y la torpeza del chupaglande Rajoy puede arrastrar a otra guerra civil!

Creo incluso que ahora se hablará mucho de Humberto Eco, de su profecía, pues la juventud estudiosa y soñadora del viejo mundo se ha dado cuenta que los malos gobiernos de la rancia Europea van en picada política y están podridos, caducos y arcaicos como todo el sistema monárquico imperialista.

Cosas veredes Mirto, te diría el Quijote.

Y como el PP ultraderechista tiraniza a España,varios gobernantes europeos se creen descendientes de reyes, condes, duques y marqueses del medioevo, pues quieren dárselas de príncipes y reyezuelos, emulando siempre a los borbones (verbigracia Franco y sus imitadores, el asno Aznar, el narco Felipe Pillo y el chupaglande Rajoy).

Insisto entonces en la pregunta del dilema: ¿Con la separación de Cataluña comienza en España su retorno al medioevo anunciado por Umberto Eco? Pero, por ahora, como la pregunta anterior pospone la discusión del tema catalán, amigo Mirto, dejaré para tu vuelta otros chísmenes colaterales...

Así que, para irme despidiendo, te cuento de estos lares y sus malabares: Mi familia bien, creciendo hacia arriba y por los cuatro lados. Por aquí, en términos generales, aunque la amenaza fascista no cesa, la vaina tiende a mejorar (mejor dicho: poco a poco han aumentado los controles revolucionarios para sofrenar la extorsionadora especulación criminal que la MUD -con apoyo yanqui- ha inflacionado en Venezuela). Creo sin embargo que el canasto de monedas del camarada Maduro resultó un jaque mate al rey dólar: Es evidente que el escualidismo especulador se jodió pensando que Nicolás era Santa Claus y lo apodaron Maburro. Pues bien, creo que Maburro les resultó un sorprendente estadista demasiado Maduro, y a los capos de la Mafia Uribista Desechable -MUD- se les empicharon los cambures!!! Cuando puedas lee mis artículos en Aporrea (te recomiendo `El busetero ganó el choque` y otros afines).

Ajá, y otra cosa: por aquí andamos desguarimbeados pues la MUD no halla en qué palo ahorcarse. Es más, creo que la contradicción de la codicia medieval se apoderó de tod@s esos traidores que andan por el mundo mendigando dólares y brincando piedras y talanqueras como batracios en charca turbia. Sí, amigo Mirto; la MUD vive en el medioevo y la paranoia los tiene en permanente contradicción pues desconfían hasta de su propia sombra y sólo los mantiene unidos el odio y el desengaño. ¿No sabes que estos traidores testaovoides mataron a La MUD para resucitar a la Coordinadora y por zombis terminaron en momias? ¡La codicia medieval l@s tiene amotinad@s, y como el pueblo no les interesa han descuidado a su militancia (no entienden que la ecuación táctica de la Revolución es sumar lo que ellos restan). Prueba de ello es que las elecciones internas les resultaron ADversas -porque Ramos ADllup, aliado con UNT, fusiló a PJ y VP (la verdad es que Copei puso los chuzos y Claudio Fermín les comió el maíz por la orilla). ¡Hasta el Tigre aceptó el ajiley!!!

Bueno, estimado Mirto, quedan asuntos y tópicos sobre el tapete. Toda mi familia y mis amigos esperamos que regreses pronto. Salúdame allá a tus otros parientes. Ya pronto nos veremos en este lado del charco.

 

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1048 veces.



Amable Fernández

Escritor surmerideño.

 amablefernandezs@gmail.com

Visite el perfil de Amable Fernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: