¡Según la NASA: MUDUSA está en proceso de extinción!

El mundo está impactado: le asombra que la NASA estudie la conducta irracional de la MUD (oposición venezolana a la que une el odio porque es adicta al rencor). Pero como ahora queda demostrado que el odio mutuo es mortífero (si el lector me da chance trataré de desglosar este viejo resabio conocido como síndrome guanábana o reparto blanquiverde).

Ya sabemos que la MUD odió a Hugo Chávez y ahora desprecia a Nicolás Maduro. Eso no es novedad pues desde el siglo XX la conducta de gorilismo clánico selvático es conocida y ha sido reseñada por la prensa.

Sin embargo, ese comportamiento -natural en la jungla y típica en la cuarta república-, se le incrustó prematuramente en el ADN de los descendientes adecopéyicos (por cierto que, la sigla puntofijista ADN unió en concubinato bipartidista a las arcaicas camarillas de AD y copei). Hoy, en plena agonía, la MUD agregó la N a AD y copei aceptó la fórmula táctica de CAP de "ni lo uno ni lo otro sino todo lo contrario"; por eso la N derivó en Nuevo Terco.

¿O quién olvida que de ese concubinato asexuado nacieron -en tubo de ensayo- una treintena aproximada de partiditos cuyo antifaz encubrió siempre a tipej@s y clanes seudotuti? Me refiero a fantoches financiados por el rey pentágono para dañar a Venezuela...

No obstante, a pesar del proceso de extinción, todavía quedan clanes bastardos (hijos del concubinato AD-copey) que maman o chupan de las dádivas concedidas por el rey trumpbósis.

Sí, amigo lector... estoy hablando de clanes gorilescos que mendigan limosna yanquisionista para dedicarse al exterminio de ciudadanos venezolanos a quienes han quemado vivos porque estos narcogorilas se creen los verdugos satánicos de la santa perdición (de hecho confunden inquisición con extinción) y -arrastrados por una violencia hitleriana- después de muchos asesinatos drenadores de arrechera, inoculados de veneno ofídico, en su intento de arrasar con el pueblo-país-estado-nación, se les revertió su agresividad criminal y, ahora -por codicia y ambición- entraron en indetenible proceso de exhumación (la trumpbósis es fatal)...

Por un acto reflejo, al pretender la destrucción total de Venezuela, esa misma violencia se les ha vuelto una necesidad imperiosa (imperial) y cuando se acuchillan con gestos sus miradas puñalean... (esto me lo dijo un familiar exadeco) pues la MUD ya no disimula su mala intención y como su cúpula elitesca no ha podido limar las asperezas, cuando se saludan se acarician con cepillos de alambre y papel lija.

Para la NASA es inevitable la ruptura de la deslegitimada MUD-ÉLITE (¿).

Sobre todo, insiste la NASA, porque llegó el día D (domingo 10 de diciembre-2017) y la MUD no logró entenderse. En su instinto gorilesco olfatean que, ante el desmadre que los ronda, desunidos como están, tras el pleito a pezuña y colmillo, la MUD es apenas un fósil pulverizado (los rifles de sus francotiradores que asesinaron al pueblo y las llamas donde quemaron seres vivos, los llevaron a la hoguera política). Todavía no entienden que los disolvió la (imp) unidad. Tampoco captan que el antiguo odio adecopéyico sepultó a su propia descendencia sifrina, histérica y fantoche.

De hecho la NASA afirma que el proceso de pulverización es irreversible. Resalta que la 4ta. Rex pública es ahora el museo de la náusea. A partir del día D10, el mundo asombrado podrá ver la más anacrónica colección de especies conocidas como caníbales trumpetos o matatutis (escuálidos ponzoñitas, piromaníacos puputov, incendiarios canavis, uriberos velezcoca, vampiros chupaglandes, tiburones rajoyos, caimanes oligarcas, zamuros today, macrigallinas, sapos almugres, torquemadas boys, PeJóticos ceñudos, reytores kkdémicos, virus manuelsantosos, etc., etc.

Y a quienes todavía tengan algún interés ciencial en estas colecciones fosilarias, la NASA sugiere mañanear este domingo 10 y comprobar en las filas de electores la ausencia MUDINERTE. Y si después de votar acuden al MUDSEO adecopéyico, el mundo entero podrá observar dibujos, fotografías, videos y caricaturas de las ausentes especies en proceso de extinción. Lo raro de este MUDSEO es la reducida y selecta muestra de partidos probeta -derivados bastardos- de la vieja camarilla adecopéyica. Pero lo más desagradable e insólito del MUDSEO -según la NASA- son los restos de células y muestras de ADN que el odio violento y el rencor criminal abortaron (por eso no hubo desarrollo de formas racionales) y como se extinguieron en el proceso, el MUDSEO muestra la única especie renacuaja que pereció por autosuicidio político.

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 864 veces.



Amable Fernández

Escritor surmerideño.

 amablefernandezs@gmail.com

Visite el perfil de Amable Fernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Amable Fernández

Amable Fernández

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a256284.htmlCd0NV CAC = Y co = US