Carta Abierta al Presidente de Corpozulia

Maracaibo, 26 de marzo de 2005

Ciudadano:
General Carlos Eduardo Martínez Mendoza
Presidente de CORPOZULIA
Presente.-

Respetado ciudadano.

A través de la presente comunicación queremos expresarle nuestras inquietudes con respecto a sus afirmaciones publicadas en Panorama y en la página web de Aporrea.org los días 20, 21 y 22 del presente mes después de realizada la marcha convocada por los indígenas Barí y Yukpa en la ciudad de Machiques el pasado viernes 18.

Lo primero en destacar está en que los ríos Guasare, Socuy, Maché y Cachirí también son ríos de la Sierra de Perijá, brazo occidental de la disyunción final en la que termina la gran Cordillera de los Andes. Por otra parte, queremos conocer cuales son las razones científicas o humanísticas por las cuales en el sur de la sierra no es política del Gobierno nacional explotar carbón y en el norte, en la cuenca del río Socuy, sí es posible, cuando esta sufrida tierra de bosques y biodiversidad aporta el agua a varias ciudades importantes del Zulia, entre ellas Maracaibo, y sirve de hábitat a más de 350 familias indígenas Wayúu que a pesar de vivir en el más completo abandono gubernamental impulsan la experiencia concreta de un modelo autónomo de desarrollo endógeno. Pues allí, con excepción de la zona del Diluvio-La Alemana, más que en ningún pueblo de frontera zuliana, no existe Estado ni gobierno alguno, sólo represión de varios años de democracia, diseñada por la defensa de una errada política gubernamental militar minero fronteriza, pues todas estas tierras del Guasare, Socuy, Maché y Cachirí están predestinadas por oscuros convenios a la destrucción y contaminación carbonífera, desde los tiempos de la Presidencia del Dr. Omar Barboza en CORPOZULIA. Pues, exactamente allí, en el subsuelo están contabilizados, al precio internacional del carbón de hoy, 350 millardos de dólares americanos. Y es en estos codiciados dólares, General Martínez Mendoza, donde está el quid del problema, es por esta razón que el Gobierno revolucionario tuerce el rabo y decide como política de Estado a través de los Ministerio de Ambiente y Mina en la Comisión de Demarcación de Tierras y Hábitat Indigena no aceptar la autodemarcación de las tierras indígenas Wayúu de las Comunidades San Miguel, la Cueva, Orchila, la Barra, Socuy, Nueva Colombia, Acapulco, Caño la Arena, entre otras.

Allí se ubica el negocio redondo, que usted dice respaldar y defender, pautado desde aquellos días tenebrosos de Carlos Andrés Pérez/Gumersindo Rodríguez/Omar Barboza con los representantes de las trasnacionales mineras, ahora entre ellas la leonina brasileña Compania Vale do Rio Doce, por acuerdos políticos entre Chávez y Lula en Manao. La historia se repite.

Usted debería conocer desde mucho antes esta realidad a través del documento titulado “CORPOZULIA UN MODELO VIVO DE CORRUPCIÓN. CASO CARBÓN” enviado a usted a los pocos días de su llegada a la presidencia de CORPOZULIA. Dicho documento fue presentado y expuesto meses antes por Lusbi Portillo, el 29 de marzo de 2003, en el Auditórium de la Facultad de Ciencias de La Universidad del Zulia en el marco del Foro “Balance y Perspectiva de CORPOZULIA”. Su respuesta se concretó en dejar como representante del Gobierno en la corporación zuliana al Ing. Luis Soto Luzardo como Director Ejecutivo Nacional, ficha pública del partido Acción Democrática vinculado por razones familiares a Luis Miquilena en tiempos de Arias Cárdenas, que desde 1991 viene realizando labores como intermediario criollo de intereses foráneos a través del impulso de proyectos que hoy con asombro son política de Estado como el Proyecto Puerto Venezuela, o Puerto América, hoy Puerto Simón Bolívar, el Paseo Litoral del Lago, hoy Vía Alterna al Puente Sobre el Lago, los puertos gabarreros en el Sur del Lago, los dragados al río Catatumbo para meter a la oligarquía colombiana y a las trasnacionales en nuestras aguas interiores y en el Golfo de Venezuela, siguiendo al pie de la letra hoy los objetivos tácitos del Plan Colombia, mejor dicho Plan Venezuela. Esta realidad minero-portuario-vial es denominada por el Ministerio de Planificación y Desarrollo Eje de Desarrollo Occidental y por el imperio Eje Andino dentro del plan regional de Integración de la Infraestructura Regional Sur Americana (IIRSA).

Al igual que los anteriores, este Gobierno con todos los millones anunciados por usted, sigue violando en el Socuy, Maché y Cachirí, en la humanidad de indígenas Wayúu, cada uno de los articulados del Pacto Internacional de Derechos Económicos Sociales y Culturales que el Estado venezolano y el Gobierno está obligado a cumplir.

Usted debe aclarar, como Presidente de CORPOZULIA, si cuando canceló el año pasado, tal como afirma en la prensa, la explotación de carbón en las tierras indígenas Yukpa y Barí de la Sierra de Perijá, conocida oficialmente como los proyectos Tukuko-Aricuaizá y Río de Oro, lo hizo ante el Ministerio de Energía y Petróleo, o sólo entre los miembros del Directorio de la corporación, o simplemente para cumplir ordenes emanadas de la presidencia de la República; si responde a la segunda opción, entonces usted está haciendo demagogia barata y, por ende, debe poner ante el Presidente Hugo Rafael Chávez Frías su cargo a la orden, ya que esta cuento antes lo habían narrado en público todos los presidentes anteriores, con excepción del Ing. Santiago Bautista quien propuso en el libro Hacia la Minería del Futuro. Corpozulia, Maracaibo 2002 que los indígenas Barí y Yukpa deberían entrar como accionistas en la explotación minera carbonífera (pag. 6 y 11), para quebrajar de esta manera su resistencia y conseguir su aprobación. Tal como hoy ocurre con la burocracia indígena parlamentaria.

General Martínez Mendoza, usted también debe saber que CARBOZULIA, y sus empresas mixtas Carbones del Guasare, S.A. y Carbones de La Guajira, S.A., sólo operarán por un lapso de 30 años, por supuesto con períodos de renovación, en las minas Paso Diablo (1987) y Mina Norte (1994), y en las que ahora pretenden abrir en el Socuy y Cachirí (2005), respectivamente. En estas empresas mixtas es donde el Estado venezolano desde los tiempos rancios de la cuarta república se asoció con los capitales alemanes RAG (Ruhrkohle AG) del Grupo Trapo, con los surafricanos ingleses Anglo American Coal, que compraron sus activos a la Shell y los arubanos holandeses Inter-American Coal Holding, en el cual se encuentran entre otros la Chevron y los hermanos De Veer, uno de ellos cuñado del diputado Juan José Caldera involucrado con su padre, el ex-Presidente de la República Dr. Rafael Caldera, en el escándalo que estremeció al Zulia y los propios cimientos de la iglesia católica, por la entrega de la isla del Golfo de Venezuela San Bernardo por 30 años gratis a la multinacional del carbón Inter-American Coal Holding, N.V., en el cual está la Chevron, para construir el Terminal Carbonero de la Isla de San Bernardo, primer modulo de Puerto América, hoy a punto de ser aprobado su Estudio de Impacto Ambiental (EIA) por la nueva Ministra del Ambiente.

Los lotes de carbón de CORPOZULIA en la Sierra de Perijá (desde el norte de río Apón hasta Río de Oro), que suman un total de 125.956,80 hectáreas del piedemonte perijanero, de explotarse ahora o después, serán otorgadas en arrendamiento a otras empresas trasnacionales, tal como hizo la actual gestión de CORPOZULIA con las minas las Carmelitas en el municipio Jesús Enrique Lossada. Donde se rebajó el royalties de carbón pautado legalmente en un 20% por el Dr. Carmelo Contreras y, posteriormente ratificado por el Dr. Alfredo Rincón Rincón, a 10%, ahorrándole, a costa de la República, a las multinacionales Excel (surafricana), TransMar Coal (estadounidense) y Tomen (japonesa) varios millardos de dólares. Debería usted General Martínez Mendoza opinar también que pasó con la rebaja de estos royalties a la empresa Complejo Siderúrgico del Lago, COSILA, S.A. Pues existe la duda si este acto de corrupción administrativa que lesiona los intereses de la patria fue ejecutado por usted o por el propio Santiago Bautista antes de su apresurada salida de la Presidencia de CORPOZULIA; es más el Zulia necesita saber cuales son las verdaderas razones que originaron la salida de los tres últimos presidentes de la corporación zuliana, pues a nuestro parecer estas están vinculadas a los intereses internacionales que se mueven entorno ala construcción de Puerto América en el Golfo de Venezuela hoy presentes en CORPOZULIA desde los tiempos de Arias Cárdenas en la Gobernación y de Roger Nava, sustituto de la Dra. Brigitte Bernard en la presidencia de CORPOZULIA.

Recuerde General que ya CORPOZULIA tiene los Permisos de Explotación por parte del Ministerio de Energía y Petróleo de 28.000 hectáreas en seis lotes de carbón y fosfato del Proyecto Tukuko-Aricuaizá, a saber los lotes XXXIX, XLIX, L, LI, LII y LIII al norte del río Yaza y el sur del río Tukuko, es decir entre las comunidades Yukpa Maraca-Kasmera y Shukumo-Tukuko. Esta explotación reducirá más aún sus tierras ancestrales, tal como sucedería en el Socuy con los indígenas Wayúu. La pregunta obligada, renunciará la corporación también a estos lotes, es decir a estos millardos de dólares, serán ciertas las razones que usted emite de que no se van a explotar dichos minerales porque “a la Sierra no la vemos por su incierto valor minero”.

Todos sabemos que las empresas Carbones del Guasare y de La Guajira sólo operan en la subregión Guajira, no en Machiques de Perijá. Sus palabras se prestan a confusión, por ello la necesidad de solicitarle la renuncia de los lotes mineros ante el Ministerio de Energía y Petróleo, e inmediatamente, proponemos al Presidente Chávez, que la Procuraduría General de la República otorgue propiedad de estas tierras a los indígenas Barí y Yukpa como parte del territorio indígena según establece la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y la Ley de Demarcación del Hábitat y Tierras de los Pueblos y Comunidades Indígenas. Ya que si usted renuncia ante el Ministerio de Minas y Petróleo a estas concesiones, títulos mineros o derechos de explotación de inmediato cualquier particular o empresa privada los pudiese solicitar de nuevo, es por esta razón que la Procuraduría debería otorgarles estos vitales espacios a los indígenas como sus tierras, siguiendo las recomendaciones pautadas por las leyes de la República.

General Martínez Mendoza, usted también debe públicamente aclarar cuales son las empresas trasnacionales que al fin se disponen explotar la cuenca del río Socuy para elevar la producción de carbón de 8 millones a 20 millones de toneladas métricas al año, es decir son las tradicionales empresas Carbones del Guasare, S.A. y Carbones de La Guajira, S.A., o es sólo la querida Compania Vale do Rio Doce; llevada al Socuy según compromiso contraído entre los presidentes Chávez y Lula, a espalda de los intereses y de la participación protagónica de los indígenas, así como de una licitación pública, y no a través de la influencia e intereses del presidente Lula como pudiera interpretarse, pues esta empresa es privada, de presencia mundial, la mayor exportadora del mundo de hierro, y no del Estado o Gobierno Brasileño como se pretende hacer ver. El capital de esta gigantesca empresa se valió de Lula y Chávez para conseguir a dedo las tierras del Socuy, es decir Chávez, como en los buenos momentos de la cuarta república, le dio a los poderosos dueños de la compañía Vale do Rio Doce las tierras de más de 350 familias Wayúu con sus casas, sembradíos, vacas, chivos, las montañas, la biodiversidad y aguas de los ríos Socuy y Maché, así como parte de la represa Manuelote. Recuerde General Martínez Mendoza que el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) que se dispone a prestar ahora 1.000 millones de dólares a CORPOZULIA y a esta gigante compañía brasileña para abrir minas de carbón en el río Socuy, en tierras indígenas Wayúu, viene de sufrir un escándalo de corrupción que lo llevó a la quiebra, y que gracias a Lula hoy está de nuevo en funcionamiento y haciendo negocios redondos con Venezuela, como el establecido a través de CARBOSURAMÉRICA, que obliga al Presidente Chávez entregar el agua del Zulia y las tierras de los indígenas Wayúu, a espalda de la nueva Constitución, de la Ley de Demarcación del Hábitat y Tierras de los Pueblos y Comunidades Indígenas y de acuerdos internacionales como el Convenio 169 de la OIT, pero en especial contra su propio discurso ecologista e indigenista internacional.

Como hará usted, General Martínez Mendoza, para no cumplir con los contratos firmados con las multinacionales del carbón alemana, surafricana inglesa, arubana holandesa y estadounidense afiliadas con el Gobierno en las empresas mixtas de CARBOZULIA y sólo cumplir con la brasileña Vale do Rio Doce. Ya nos imaginamos al Dr. Carlos Altimari Gasperi, abogado de Trans-Coal/Inter-American Coal redactando una demanda contra CORPOZULIA/CARBOZULIA por no permitirle abrir su Mina Cachirí, o a los fríos calculadores de la Anglo American demandando al Gobierno a un tribunal por haber decidido a solas que Mina Socuy no va.

Usted está mintiendo, o todo se debe a una estrategia del Gobierno nacional de derogar por un interés nacional y un bien social, dado que allí se encuentra el agua del Zulia y las tierras de los indígenas Wayúu, derogar todos los lotes de carbón ubicados desde el sur del río Socuy hasta el norte de Río de Oro. De ser esto cierto, entonces por primera vez coincidimos ya que ésta es la propuesta que le formularemos al Presidente Hugo Rafael Chávez Frías, en la concentración frente a Miraflores el día jueves 31 de marzo del año en curso.

Si es verdad, General Martínez Mendoza, que ahora CORPOZULIA maneja el dinero de CARBOZULIA que antes manejaba PDVSA, pero ese dinero entra en mayor cantidad como dinero fresco a empujar los negocios de los empresarios zulianos, como se viene haciendo a puertas cerradas y a espalda del pueblo desde que la fundó Fernando Chumaceiro; por ello la necesidad de cambiar en tiempo de revolución sus estatutos y objetivos. Pero principalmente este dinero se utiliza en los negocios de infraestructura minero portuario viales ordenados para nuestra América en los planes del imperio llamados Plan Puebla Panamá (PPP) y Ejes de Integración de la Infraestructura Regional Sur Americana (IIRSA), tal como aclaró en el propio suelo patrio, con respecto a la interconexión gasífera Panamá-Ballenas-Maracaibo y al impulso del nefasto Proyecto Estatuto Reglamentario de Transporte de Carbón, el procónsul del imperio, el Presidente Uribe Vélez, el 14 de julio en el Complejo Petroquímico El Tablazo, estado Zulia.

Lo invito a explicar públicamente General Martínez Mendoza en que se ha gastado la enorme masa de dinero que ahora entra a CORPOZULIA y el resultado tangible de estos núcleos endógenos zulianos, dígale a los zulianos cual es el mecanismo democrático de participación popular en la planificación, desarrollo y control de todos estos planes carboníferos minero portuario viales y de desarrollo de núcleos endógenos que usted comunica sostenidamente desde que los Barí y los Yukpa realizaron la marcha en la ciudad fronteriza de Machiques el viernes 18 del mes en curso. Cual ha sido el mecanismo metodológico empleado por usted para que la democracia participativa y protagónica no se quede como letra muerta en los articulados constitucionales, tal como hoy viene haciendo PDVSA en los pueblos de la cuenca del Lago de Maracaibo con los mal llamados Núcleos de Desarrollo Endógenos en donde ellos adelantan sus infraestructuras petroleras o gasíferas. Por ejemplo, el núcleo endógeno en La Ceiba, PDVSA señala una inversión de 30 millones de dólares, pero con este mismo dinero del campo Tomoporo Ceuta se construirá una vía ferroviaria por 1.500 millones de dólares americanos para empalmarse, desde la óptica de la IIRSA, en La Fría con el ferrocarril que viene desde Colombia hasta el puerto La Ceiba, a orilla de Lago de Maracaibo.

Estas cantidades de dólares y bolívares anunciadas por usted no son más que migajas para el pueblo, la masa de dinero son para las multinacionales del carbón, los ricos del Zulia y para construir las infraestructuras como Puerto América, los puertos gabarreros del Sur del Lago, la Vía Alterna al Puente sobre el Lago, vías ferroviarias, más carreteras, puentes para trasportar carbón como el que se pretende construir en La Grita o desde El Moján/Nazareth hasta Sabaneta de Montiel/San Bernardo-San Carlos.

Lo más triste de esta macabra historia gubernamental está en que tenemos que endeudarnos para construirle a las multinacionales y a otros gobiernos la infraestructura que ahora necesitan para sacar más carbón, o gas o petróleo, a Brasil, Europa, la China, pero sobre todo a la costa este de los Estados Unidos, donde el Ing. Bautista aseguraba que es más competitivo nuestro carbón debido a las restricciones existentes en cuanto al azufre, costo de producción y decisiones legales a sus minas (pag. 28).

Lo sentimos mucho General pero no le podemos dejar pasar las bondades de “El nuevo modelo en Guasare ha resultado tan positivo que optimizándolo vamos a desarrollar la minería de Socuy”. Todo lo contrario, su impacto es negativo, tanto el generado en Guasare como a generar es el Socuy. Explotar carbón a mina a cielo abierto, trasportarlos por inadecuadas carreteras a toda velocidad las 24 horas del día en gandolas tapadas su remolcador con tela de fique durante 15 años y embarcándolos en muelles improvisados como el de Santa Cruz de Mara, El Bajo-El Paraíso en San Francisco, en La Cañada de Urdaneta o en La Ceiba, hasta ahora a nadie se la ha ocurrido en su sano juicio denominarlo desarrollo endógeno.

Todo el dinero del que usted públicamente hace alarde todos los días en la TV y en avisos pagos no alcanza para resarcir los daños irreversibles ocasionados a la naturaleza expresada en nuestro río Guasare y caños donde hoy operan los enormes cráteres denominados Mina Norte y Paso Diablo, al daño que ejercen a las escorrentías de la mini cuenca del Guasare las miles de hectáreas que hoy conforman las ficticias montañas de materia inerte llamadas escombreras. Solo la ampliación que hoy se está llevando a cabo con el silencio de la Ministra del Ambiente en estas dos minas resulta ser un ecocidio a los nuevos caños y bosques aún existentes en el Guasare. Le invitamos a que camine con la prensa esta nueva área de ampliación de las Mina Norte y Paso Diablo.

Pregúntele al nuevo directivo indígena que usted tienen en CARBOZULIA cual fue la experiencia compartida con la diputada Noely Pocaterra, el actual Alcalde de Páez, los directores de de HIDROVEN, HIDROLAGO, del MARN Zulia y la propia Ministra del Ambiente para aquel entonces Ana Elisa Osorio cuando de repente llegaron a las puertas de Mina Norte el 1 de febrero de 2003. Cosa tan censilla ocurrió como esta de no permitirles el acceso a la mina por orden de un directivo extranjero presente en la puerta. Después de un rato defendiendo en la frontera la soberanía de la patria, se les permitió la entrada, ya con algún tiempo de ejecución de un improvisado plan de limpieza y control. La ministra se horrorizó y les reclamó, pero al respecto nada se ha hecho, cuando se le llevó a una antigua mina abandonada llena de agua amarilla de azufre.

General en el escritorio de su despacho debe reposar una carta entregada por las organizaciones ecologistas en la concentración realizada el día 12 de diciembre de 2003 frente a las puertas de CORPOZULIA donde le solicitábamos gastar ese inmensa bola de billetes verdes provenientes del negro negocio del carbón en la construcción y funcionamiento de dos clínicas especializadas en enfermedades respiratorias en Santa Cruz de Mara y en El Bajo-El Paraíso para asistir a los vecinos enfermos por el polvo de carbón emanados desde las enormes pilas de carbón de estos dos improvisados muelles carboneros y la indemnización a todos los trabajadores enfermos por neumoconiosis por carbón, tal como hizo el Presidente estadounidense Bill Clinton antes de salir de la presidencia. La misma Dra. Ana Elisa Osorio conoció en Mara casos concretos de obreros enfermos despedidos por las empresas por padecer neumoconiosis por carbón que aún esperan ser atendidos por Chávez, tenemos el video.

También le solicitamos que con ese dinero se le reparara las paredes y techos de las viviendas cuarteadas por causa de la vibración que ejercen en la carretera la circulación de gandolas de carbón y se indemnizara a varias personas lisiadas o con familiares muertos, entre ellos niños huérfanos y viudas pobres debido a los constantes accidentes viales que ocasionan el exceso de gandolas trasportadoras de carbón. Así mismo solicitamos que se invirtiera el dinero necesario en el sistema de riego agrícola del Caño San Miguel hoy completamente seco, que cuando tenía agua las labores agrícolas y pecuarias de los productores de la zona generaban más empleos que los dice generar las dos empresas mixtas de CARBOZULIA. Allí está un modelo vivo de lo que puede ser un verdadero desarrollo endógeno, al margen de la manipulación política y el cálculo electoral.

En los poblados El Escondidos y los ubicados desde las minas hasta Siloé les llega el agua por tuberías con partículas de carbón, el pueblo indígena Wayúu El Paso ya no toma agua del río por el cambio del sabor, la presencia de partículas de carbón y los constantes derrames de gasoil en el río Guasare por parte de la empresa mixtas de CARBOZULIA. Las fosas de desechos y las escombreras, General Martínez Mendoza, están tan cercas de la orilla del Guasare que es muy común que en tiempo de lluvia el agua se meta y se lleve al río todo lo que allí se depositaba, y las escombreras por meses escurran azufre y metales pesados a las aguas del río, quizás por ello trabajos de grados de estudios del Postgrado de Ingeniería Ambiental de la Facultad de Ingeniería de La Universidad del Zulia han anunciado la presencia de metales pesados en la Laguna de Sinamaica y en aguas abajo del río Guasare.

Usted General Martínez Mendoza no puede tapar con su dedo el inclemente sol de Mara, allí no hay ningún desarrollo endógeno, sólo mucho dinero malgastado en publicidad y en proyectos de la burguesía zuliana y para la ejecución de la infraestructura recomendada por la banca regional a través de los proyectos IIRSA. No venga ahora con el cuento que somos “mafias verdes” “financiadas por la CIA”, o como afirma el representante de INGEOMIN en el Zulia, Ing. Juan Rojas, que somos terroristas. Por eso miente cuando afirma en la prensa: .

Sociedad Homo et Natura.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 18208 veces.



Sociedad Homo et Natura


Visite el perfil de Sociedad Homo et Natura para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Sociedad Homo et Natura

Sociedad Homo et Natura

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Otros artículos sobre el tema Las concesiones para la explotación del carbón

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Las concesiones para la explotación del carbón


Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Medios de Comunicación




US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a12894.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO