La inseguridad, un arma que también hiere de muerte a nuestra revolución

No voy a hablar como especialista en la materia, ni como si fuera una investigadora de los comportamientos sociales del ser humano para su existencia.  Para ello, existen profesionales expertos en la meteria, que hacen su trabajo agregándole una piedrita a la montaña rocosa que conforman los organismos competentes al caso. 

Me mueve  a este manifiesto particular, el hecho de que en  este espacio llamado país, que lleva por nombre Venezuela, creo que no hay un habitante que no haya sido víctima o   tocado por un hecho delictivo, mas ahora que se vienen acelerando acontecimientos de inseguridad  poco a poco pero a pasos agigantados.  Pareciera una contradicción, pero es así, poco a poco el factor SEGURIDAD, ha sido palpado desde que existe la inseguridad, ésta dio sus primeros pasos desde el mismo momento, me perdonan aquellos que siguen la historia y no les gusta que le recordemos a los primeros invasores que llegaron a estas tierras. 

La bota extranjera  que profanó nuestro suelo aborígen, desde México hasta la Patagonia, fue el primer hecho ilícito y la primera violación a nuestros derechos ciudadanos, por lo tanto, el primer paso en materia de inseguridd y violencia, se dio, el día que llegaron a este suelo, sujetos extraños a nuestro gentilicio, de repente sale uno por ahí, defensor del genovés y primer indocumentado sin nacionalidad definida, a decirme como ya lo ha hecho, que hasta que yo no veo el cadáver de Colón preso no voy a estar tranquila, no es así, la historia se encargó de sepultarlo y echarle tierrita, en cualquier lugar del mundo, por mas que quieran reivindicarlo 

Cuando nuestros ancestros vieron en el horizonte por  primera vez al ejército invasor, formado por la lacra más podrida, despojo depositado, en las mazmorras del reino español,  ya venían cargados con toda la mala intención hacia nosotros. 

El ser humano aprende más, viendo que leyendo y ¿Qué fue lo que vieron aquellas almas vírgenes de toda maldad, como lo fueron nuestros originarios, que salieron a recibir a los primeros cascos azules que mandó la unión ruletea?, unos visitantes que al llegar a estas tierras, clavaron una bandera en señal de pertenencia.  Así nos despojaron de nuestro suelo con todas nuestras riquezas, convirtiéndose el descubrimiento, en el primer acto de violencia e inseguridad que hayamos visto en la humanidad.  Con ellos venían los genes del malandrinaje importado desde la madre patria, … la de ellos, nuestra madre patria tiene su asiento, en nuestra América india, estos génes llegaron y se pasiaron por nuestra sangre llena de pureza y todavía andan circulando por nuestra venas y arterias.  Se evidencia más, en aquellos seres débiles ante la tentación del maligno.  Al presente, andan por ahí los pillos portadores de esa herencia, que aporta mucho a la inseguridad que vivimos hoy. 

Ahora, voy a tratar de dar mi opinión y colocar mi partícula a ver si puedo colaborar un poquito, en relación a buscar una solución a este flagelo que nos afecta a todos. 

Mi mamá, con la sabíduría ancestral del campesino y que llevo con orgullo, solía repetir muchas veces aquel dicho “SINO FUERA POR LOS ALCAHUETAS NO HUBIERAN P…”, y no se equivocaba.  He visto muchos y muchas por ahí, que les encanta las cosas fáciles, ¡¡¡ como les hechiza el comprar mercancía robada!!!.  Otro hecho que ayuda a la delincuencia es la proliferación de bingos, casinos y cuanta vaina hay de invite y azar para ganar dinero fácil, lugares propios para hacer negocios “fáciles”.  Aunque se ha trabajado bastante para eliminarlos, quedan muchos y están bien sellados 

Si el gobierno implementa medidas para combatir este mal, con toda su buena intención, no falta algún padrino y es que, hasta los desechos humanos, salen a protestar porque se están violando los derechos humanos, defendiendo a estos hampones, antros de delincuencia, consumo y tráfico de droga. 

Otro mal que hemos arrastrado, es la transculturización con la ayuda de todos los medios de desinformación y transformación masiva, cuando  empezaron a vestir a la gente con lujos y material desechable degradantes de nuestro ambiente, haciéndoles creer en valores trastocados y ficticios, en  sujetos de trapos y visceras, sabiendo que, cuando quedamos viendo pa arriba y con los ojos pegados, en un cajón de lata y cartón, no podemos presumir de nada. 

Es la hora de que este sistema, tome el toro por los cachos y de una vez, la primera autoridad de este país, señale directamente a los culpables de la inseguridad.  Como dice el  amigo y abog. Gustavo Vásquez, quien se ha preocupado por hacer un trabajo minucioso respecto a este mal, en sus disertaciones.   

El día que  una figura de respeto y alta investidura señale directamente a los culpables, todas las miradas acusarán a estos elementos enemigos del colectivo, a la madre que permite que su hijo llegue al hogar con material o mercancía sin tener con que respaldarla, hasta el  juez que por una fianza, deja en libertad a un delincuente, culpable  de hechos ilícitos, así como a todos aquellos aguantadores de mercancía robada o compradores de la misma.  Tendrán que ser condenados por nosotros mismos, no compranles artículos de origen dudoso, a ver donde van a vender estos forajidos, sino tienen mercado. 

La inseguridad es problema de todos, en la que tenemos que actuar todos, dejemos de ser cómplices y rechacemos cualquier objeto de procedencia dudosa o sospechosa, exijamos factura al vendedor, a ver a quien le van a comprar su basura, cuando comencemos a rechazar su mercado, estaremos dando el primer paso para combatir la inseguridad, monstruo que nos está comiendo con fuerza cada vez más. 
 

Patria socialista o muerte…venceremos 
 

Norma.rojita@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2341 veces.



Norma Rivas Santacruz


Visite el perfil de Norma Rivas Santacruz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a118224.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO