La gente se pregunta: ¿Hay guisos en todas las gasolineras del país?

(VIDEO) Presunto "maltrato militar" a usuarios, discriminación y "chanchullos", desataron protesta en gasolinera de Charallave

El personal militar, además de garantizar el pulcro suministro del combustible, debería favorecer y no entorpecer el ejercicio democrático de la contraloría social, pero por el contrario, les genera molestia que la gente grabe y muestre los movimientos que les parecen "irregulares" en las gasolineras. Eso causa conflictos con el pueblo.

El personal militar, además de garantizar el pulcro suministro del combustible, debería favorecer y no entorpecer el ejercicio democrático de la contraloría social, pero por el contrario, les genera molestia que la gente grabe y muestre los movimientos que les parecen "irregulares" en las gasolineras. Eso causa conflictos con el pueblo.

Credito: Usuarios y usuarias del combustible

El pasado miércoles 23 de septiembre, se presentó una situación de protesta hacia el final de la tarde, protagonizada por usuarios hartos del maltrato militar en la bomba de gasolina que lleva por nombre Sucua, en el centro de Charallave, estado Miranda.

Según relato de personas presentes en el hecho, a primeras horas de la mañana de ese día, al llegar a la bomba, los funcionarios militares les ordenaron que hicieran la cola para poder abastecerles según el orden de llegada.

El problema se presentó cuando al pasar muchas horas los militares comenzaron a abastecer vehículos que no estaban en la cola. Los usuarios afirman que la mayoría de los que aguardaban para ser atendidos eran funcionarios de instituciones públicas como el INTTT, CORPOELEC, HIDROCAPITAL, entre otras. Pero, según dicen haber presenciado, se vieron desplazados por particulares que efectuaban pagos en divisas para obtener preferencia sobre quienes habían venido guardando su cola.

Los usuarios al ver la situación que les pareció "irregular", comenzaron a quejarse y a exigir que no pasaran a nadie más que no estuviese en la cola, a lo que los militares respondieron que no despacharían más gasolina.

Eso provocó que los usuarios trancaran la bomba y no permitieran que el propietario, en supuesto "contubernio con los militares" siguiera despachando a vehículos que, según denunciaron los presentes, pagaban hasta 20 dólares por cada despacho.

Algunos testigos, reservando su identidad por seguridad, informaron que los militares, con el Sargento Gutiérrez a la cabeza, les gritaban "¡fuera de aquí!". La respuesta de quienes venían haciendo larga cola y prolongada espera para obtener el combustible, fue hacer presión colectiva, lo que desató enfrentamientos verbales y forcejeos entre militares y trabajadores de instituciones que iban a surtir los vehículos.

 

Cartel que indica cuál es la autoridad militar responsable de la bomba de gasolina (estación Sucua) para el control del suministro
Credito: Usuarios y usuarias del combustible

Otro de los usuarios comentó: "este es el gran negocio que tienen los militares en las bombas de gasolina"... "Uno viene con las respectivas credenciales de trabajo y con la respectivo orden de la cédula y ellos pasan a sus clientes a quienes cobran 20 y 30 dólares para pasarlos directamente".

La cosa terminó en horas de la noche con presencia policial y los trabajadores públicos no lograron abastecer sus vehículos, con las correspondientes implicaciones en perjuicio de su tiempo de trabajo y de sus labores pendientes en las respectivas instituciones y servicios públicos del Estado.

Situaciones de este tipo se han estado presentando a lo largo y ancho del país y no cesan las denuncias por redes sociales en contra de propietarios de las bombas de gasolina e igual sobre los militares quienes estarían valiéndose de su uniforme y de su autoridad para hacer sus propios negocios, vendiendo la gasolina en dólares, sin importar cuántas horas o incluso días puedan estar en espera otras personas para abastecer su vehículo, incluidos funcionarios que a consecuencia de ello se retrasan en sus operaciones pendientes.

Usuarios que padecieron la situación piden que se investigue y supervisen las actividades de suministro de gasolina y que la gente ejerza su derecho a la contraloría social.

 

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 7708 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas