Los desatinos del candidato vitalicio

Para reseñar alguna remembranza de la historia, se debe considerara ciertos métodos de investigación, sin embargo, tales métodos pudieran no ser compatibles de acuerdo al tema tratar; quizás entrando en materia política, este fenómeno es donde generaría dichas incompatibilidades metodísticas para la búsqueda objetiva de la historia a la cual se analizaría. Por ejemplo, habrá que tomar en cuenta el autor, la casa editorial, la bibliografía del contenido y sus fuentes, las características y condiciones política-sociales, la época, los orígenes; y lo más importante, el análisis concluyente del investigador o lector, porque es éste quien al final pudiera ser persuadido por alguna historia distorsionada. En Falcón, cada vez que se presenta algún acontecimiento político de origen electoral, las estampidas candidaticias se propaga por doquier; sin duda surgen aquellos que pudieran llamarse “candidatos simbólicos” o “candidatos folklóricos”, como fue el aciago ejemplo de aquel personaje cómico, lánguido y grotesco, la cual quiso ser presidente mientras en sus presentaciones capitalista deshonra a quien sea, justificando que sólo es humor. Aquí no puede faltar el “superhéroe” principal y protagonista de la extenuada oposición minúscula en vía de extinción, donde aun no han podido concebirse ningún proyecto político en aras ha beneficiar al pueblo; este candidato, que a través de su vida política no logró ingerir sus apetencias obsesivas de ser alcalde del Municipio Miranda, y ahora quiere ser nada más y nada menos que el próximo gobernador del Estado Falcón, cosa no muy clara que pudiera tener en su empantanada e insustancial mente desorientada, un candidato que en su época diputalesca, jamás pasó por sus retorcidos sentidos las cantidades de desmanes cometidos por la cuarta república, y ahora quiere traer aquellos cadáveres endemoniados e insepultos que quedaron en el destierro por un pueblo que nunca más los volverá aceptar, este mismo candidato que no recuerda los nefastos negocios consumados por un ex gobernador (por cierto su mentor) de mente maquiavélica como aquél famoso y perverso muñeco holliwodense llamado chuky; o quizás con un ex gobernador que se gastaba el erario público en los casinos de Aruba y creando tiendas en Nueva York; apoyando a cínicos como aquel que siendo presidente de la juventud de estudiante del partido del Opus Dei y otrora secretario de política y seguridad, dejó percolarse el dinero sustraído misteriosamente de la caja fuerte de la policía. En ningún momento se vio a este antifaz de candidato trasnochado a reclamar por el deceso misterioso de aquel funcionario tesorero de la gobernación; nunca manifestó por algún medio de comunicación las funestas acciones en las alcaldías, cuando se enriquecían otorgando terrenos a los compadrazgos y socios, mientras el pueblo se moría de hambre y no tenia donde dormir, y ellos habitaban en sus famosas urbanizaciones elitescas y clasistas, sonroseándose con una burla sabor a güisqui; un candidato que jamás logró concebir la grandeza de ser humilde como el pueblo; un candidato proveniente del copeyanismo anárquico, de esa extrema derecha fascista con la cual pretende gobernar, como bien lo hace saber en su tarjeta de presentación, primero con los efímeros copeyanos, segundo con los opacados adecos y tercero con los irrisorios seguidores del filosos del Zulia; si buscamos la seria intención del mensaje de dicha tarjeta, colocando la semiótica como herramienta de investigación para así obtener una verdad objetiva; pero lo que no sabe este candidato vitalicio que no atina, es que nuestro pueblo no es ese mismo que estuvo dominado por la ignorancia ejercida por los imperios y sus asociados pitiyanquis, un pueblo que ahora tiene claridad y estudio de la historia, un pueblo que no se dejará arrebatar por estos oportunistas migrañeros candidatos opositores las gobernaciones y sus alcaldías, porque este pueblo tiene sus esperanzas materializada con el proceso revolucionario, porque es un pueblo luchador y fomentador de la libertad igualdad y la fraternidad, porque es un pueblo que tiene un corazón del tamaño del Municipio Miranda, fuerte como el del LEON y porque el pueblo va con todo.


*Estudiante de Estudios Jurídicos de la UBV

carlosg2021@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1742 veces.



Carlos Alberto Gutiérrez


Visite el perfil de Carlos Gutiérrez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a61513.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO