¿Y tú no sabías nada?

Ahora todo el mundo está claro, ya tutilimundachi sabe como es que se bate el cobre y se sopla el vidrio, ahora si es verdad que se es revolucionario con bolas y ovarios. Dirán “argunos” que perder el pasado 2D ha resultado providencial para que muchos cegatos políticos se pusieran los lentes de cuero e´ cochino con pelos engominados para ver las cosas “tal cual”. Que vaina ¿no? El Pueblo denunciando y los neo adecos mamando, el Pueblo solicitando y los boliburgueses cobrando (sueldo, viáticos, comisiones, en especie, en muebles e inmuebles), el Pueblo aguantando y los Lord Safriscos conspirando.

Ahora todo el mundo sabe que es lo que hay que hacer. Hay que pararle a las bases, hay que escuchar al Soberano. ¡Descubrieron el agua tibia los doctos burócratas! ¡Nos dicen que pa´lante es pa´allá los ponzoñosos arácnidos del Sanedrín feudal con tufo oligárquico!

Ahora todo el mundo entiende que no debieron descuidar las Misiones. ¡Hipócritas, ustedes sabían lo que sucedía, pero estaban empiernados con la rubia y descocada oposición! ¿Acaso ahora sienten el dolor que no sintieron cuando dejaron vencer containers enteros de medicina cubana? ¿Es que les dolió en el alma que los buhoneros vendieran los alimentos de Mercal a como les diera su podrida gana? ¿Es que sienten y lloran que los lanceros y lanceras vivieran las odiseas mensuales de cobrar sus cheques? ¿Se conmovieron hasta los huesos y se arrepintieron cuando el Comandante los fustigaba por sus ineficiencias y nuevo riquismo?

Casi pudiera responderme a mi mismo y decir si, fue providencial la derrota. Pero derrota es derrota mano y uno tiene el deber de pararse y escupir el polvo. No cederé un ápice en buscar las respuestas en la otra acera, porque esas respuestas están entre ustedes, en sus caras, en sus acciones quinta columnistas mezquinas, porque la inmediatez del poder y la rasquiña avarienta de la dolce vita tropical la tienen atorada en sus gaznates de lambucios. Terminaron remedando a las piaras políticas del siglo XX.

Sin embargo las aguas de proceso buscan su cauce natural, se abre paso entre la maleza el árbol de las tres raíces, cuya fronda es esperanza popular ante tanta traición, impunidad e injusticia, engendradas por la cópula frenética de la oligarquía con esta recua de bandidos disfrazados de revolucionarios.

Ahora todo el mundo asume, que este año es definitivo para pasarle por encima a la contrarrevolución, a la burocracia y a la corrupción. No me voy a poner a rezongar haciendo coro a los escuálidos, que el decreto de amnistía me tiene arrecho. Esa estrategia del Comandante la analicé, la entendí y la respaldo. Pero no aceptaré amnistía con señorones feudales, con funcionarios paquidérmicos, con jarrones chinos, con sigüís y cualquier otra especie que sabemos incompatibles con el proceso de cambios hacia el Socialismo. Ellos promovieron con su inercia, con sus dobleces, con sus guabineos y coqueteos capitalistas, la pérdida de una oportunidad histórica para acuñar el poder popular en lo más profundo de la República. Esa vaina es imperdonable.

Es tiempo de ruptura verdadera entre socialismo y capitalismo, entre humanidad y miseria. Es tiempo de acabar con la explotación del hombre por el hombre y adentrarnos en el tiempo de la PROMOCION DEL HOMBRE POR EL HOMBRE.

Que todo el mundo sepa –hay que decirlo- que las 3R deben procurar la desaparición de la clase burguesa neo adeca y sus anastomosis oligárquicas, al tiempo que generar el poder popular CONCRETO. Que se involucre a las bases del PSUV en la toma de decisiones para establecer las bases socialistas. Que no nos pase como a los soviets.

Es tiempo de rectificación, ergo de enmienda. A la enmienda voy.

Hace muuucho tiempo, todo eso lo sabía el Pueblo ¿Usted lo sabía, Don? Solo el Pueblo salva al Pueblo. Solo el Pueblo salva a Chávez.

pladel@cantv.net




Esta nota ha sido leída aproximadamente 3598 veces.



Plácido R. Delgado


Visite el perfil de Plácido Rafael Delgado para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Plácido Rafael Delgado

Plácido Rafael Delgado

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Otros artículos sobre el tema La amnistía a los golpistas del 2002 y del sabotaje petrolero

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre La amnistía a los golpistas del 2002 y del sabotaje petrolero


Otros artículos sobre el tema Balance de la Reforma Constitucional

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Balance de la Reforma Constitucional


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social