Pueblo flaco, gobierno gordo

Nuestro país, Venezuela, es una mina de oro y petróleo que desbordó durante muchos años, signos de riqueza, a pesar de la mala administración que ha tenido durante los años de "democracia" que profesaban los gobiernos adecos y copeyanos, por espacio de 40 años que prosiguieron al derrocamiento de Marcos Pérez Jiménez. Constantes devaluaciones monetarias y hasta la quiebra de algunos bancos significaron, grandes derrotas a nivel político y social, donde el hambre y la mala calidad de vida fueron la reina invitada a todas las casas de los que somos pobres.

En conversaciones con algunas personas mayores a los 40 años de edad, llegamos a la conclusión, que a solo 20 días del caracazo del año 1989, los negocios saqueados, retornaron a la normalidad. La economía, a pesar de haber estado totalmente endeudada con el fondo monetario internacional, rápidamente se estabilizo, y el país, a pesar del signo de corrupción que mantenía, logro enjuiciar a un ex presidente y continúo su ciclo normal de vida.

Hoy en día, en el año 2017, este paradigma se rompió, y el record de la austeridad supero los límites de la barbarie y la falta de gobierno, o mejor dicho, un gobierno "revolucionario" pero puertas adentro, es el culpable del hambre generalizada que sufre nuestra nación. El discurso y la palabrería de que estamos en una guerra económica, y que el gobierno norteamericano, ha bloqueado financieramente nuestra nación, no solo es mentira, sino que los voceros del gobierno de Nicolás Maduro, lo repiten incesantemente, mintiéndose ellos mismos, y creyendo que el pueblo venezolano es ignorante.

Un ejemplo claro de esta situación fueron los 67 millones de dólares que recibió en el año 2014, la empresa socialista Industrias Diana, cuya inversión prometía generar riqueza con la superproducción de bienes de consumo masivo (aceite, mayonesa y grasas) y que hoy en día, no solo brillan por su ausencia, sino que la ínfima producción que tiene, llega fácilmente a las manos de revendedores inescrupulosos. A juicio del entonces presidente de esa empresa: "En esta primera fase se estiman producir 3 millones de litros de aceite de maíz mensuales ", no solo demuestra la falacia con que se le ha mentido al país, sino el saqueo a la que fue sometida, sin tener detenido a nadie aunque solo sea por averiguaciones. Con el gobierno socialista, obrero y antiimperialista sabiendo esto, se llama, complicidad.

Otro claro ejemplo, de que el país se haya económicamente herido, producto de la improvisación y el encubrimiento de la corrupción por parte del gobierno, es la empresa socialista café fama de América, cuya producción, ni siquiera se consigue en los mercados adyacentes a donde la empresa opera (mercado de Antimano, caracas). Los mismos trabajadores manejan cifras de que la empresa se haya produciendo solo el 5% de su capacidad; entonces nos preguntamos los venezolanos: ¿cómo se combate una "guerra económica" así? Donde está la respuesta del gobierno "socialista"?.

Yo sé que ustedes mis apreciados lectores son personas que investigan a fondo, cosa propia de este escritor, es por ellos que expondré un tercer ejemplo, y es el de la extinta empresa Clorox De Venezuela, cuyos dueños simplemente dejaron los activos y se fueron del país, hacia estados unidos, en el año 2014. Hoy a 3 años, no se volvieron a ver sus productos en ningún anaquel de cualquier supermercado. Esto a pesar de que voceros del gobierno, juran y perjuran que la empresa produce en demasía, pues la realidad es otra, y solo basta con ir a cualquier mercado y corroborar su inexistencia.

La tesis de echarle la culpa al imperio, no es creíble, como tampoco es viable, las bolsas CLAP. Esa distribución de bolsas con productos en su mayoría de empresas polar, debe entenderse como una medida de emergencia y no como la solución a nuestros males. Este país es inmensamente rico con petróleo y otros minerales como para establecer y obligar al pueblo a esperar una bolsita cada mes y medio. Aquí el gobierno debe impulsar el aparato productivo que el mismo destruyo dándole dólares a empresas de maletín desconocidas, por los cuales no hay ni un solo detenido o procesado judicialmente (lo más seguro es que muchos de los que trabajan en el gobierno sean dueños, o tengan nexos con esas empresas fantasmas), creando un ambiente de improductividad, y desconfianza y que terminaron de correr a los pocos empresarios que daban empleo en Venezuela.

No quisiera pensar, que esta decisión de quebrar las empresas privadas y públicas del país, con una mirada indolente, y con profundo signo de corrupción y militarización, es para impulsar al gobierno como el único garante de subsistencia en el país, siendo esto totalmente contrario no solo al socialismo sino a la democracia. Esta situación obligaría al pueblo a votar por un único partido, y por unos mismos beneficios, y a mantener a una nación subyugada a otorgar divisas a quienes ellos le convengan, a repartir las bolsas a quienes ellos quieran y convertir a Venezuela en una nación con una economía parasita y dependiente de las importaciones.

Un país necesita de empresas privadas que compitan con el gobierno, y es por esta vía que el estado con sus empresas públicas, deben lograr la masificación de sus productos a altas escalas y demostrar que la calidad se impone ante los privados. El gobierno podría ayudar a los trabajadores con leyes de protección y con organismos que ayuden a los trabajadores contra el abuso patronal, pero deben coexistir ambas para que el país no sufra escasez ni desabastecimiento. Esto demuestra una economía plural y al haber mayor producción, la inflación cede, y se coloca a cifras de un solo digito, como ocurre en Ecuador y otros países de América latina.

Venezuela es un país que no debe someterse a políticas públicas y económicas improvisadas, porque lamentablemente tenemos el petróleo como recurso natural no renovable, y es un bien codiciado por países como estados unidos que tiene un consumo diario devorador, y que busca por cualquier método, asirse del petróleo, inclusive derrocando gobiernos. Es por ello que el petróleo, debe ser utilizado para impulsar el aparato productivo, mediante la creación de empresas de distintas ramas, es decir, impulsar la diversificación económica, con miras a la exportación.

A continuación dejare un extracto de un discurso de Antonio Gramsci, que apareció en el semanario L´Ordine Nuovo, del 28 de junio a 5 de julio de 1919, y quiero que ustedes hagan una comparación simple de lo que se hablaba en el socialismo del siglo 20, y lo que dice y hace nuestro gobierno "revolucionario y socialista", cito textualmente:

"Para la revolución son necesarios hombres de mente sobria, hombres que no dejen sin pan la panaderías, que hagan marchar los trenes, que surtan las fábricas con materias primas y consigan cambiar los productos industriales por productos agrícolas, que aseguren la integridad y la libertad personal contra las agresiones de los malhechores, que hagan funcionar el complejo de servicios sociales y no reduzcan al pueblo a la desesperación y a la demencial matanza interna. El entusiasmo verbal y la fraseología desenfrenada hacen reír (o llorar) cuando uno solo de esos problemas tiene que ser resuelto aunque sólo sea en una aldea de cien habitantes"….

Post data: soy revolucionario de izquierda, pero el fracaso del gobierno en materia de abastecimiento y la prolongada escasez de insumos, lo quieren tapar, obligándonos a creer de que es culpa del imperio norteamericano, y que las bolsas CLAP es la solución a toda la "arremetida imperial" a la que está sometida nuestra patria, pero jamás reconocen que la inoperatividad de las empresas estatales, causan escasez, que los campos improductivos generan hambre y el pueblo está cansado de que las promesas se conviertan en falacias. La desilusión crece, al punto de que en los barrios mas populares de nuestro país, las colas, la inseguridad y la incertidumbre hacia el futuro, afirman la posición de repudio al presidente Nicolás Maduro y a su sequito de corruptos incompetentes que por cierto están bien gorditos, mientras que el pueblo se ve cada día mas y mas flaco.

Link de las noticias consultadas:

http://www.eluniversal.com/economia/140101/industrias-diana-estima-aumentar-produccion-de-aceites-y-grasas-en-201 (link de la noticia del horror de industrias diana)

http://www.panorama.com.ve/ciudad/Sindicato-de-Fama-de-America-Estamos-trabajando-a-un-5-de-capacidad-maxima-20161124-0006.html (link del horror de fama de América)



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1289 veces.



Iván Martínez


Visite el perfil de Iván Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Iván Martínez

Iván Martínez

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social


Revise artículos similares en la sección:
Economía



US Y ab = '0' /contraloria/a246623.htmlCd0NV CAC = Y co = US