SUNDDE

La Superintendencia Nacional de Defensa de los Derechos Socioeconómicos (SUNDDE), es hoy lo que hace pocos años atrás conocíamos como el INDECU y posteriormente, INDEPABIS, hasta que derivó en la nomenclatura objeto del título que antecede este escrito, con un denominador común: la SUNDDE está plagada de corruptos y no defiende los derechos socioeconómico del Pueblo trabajador, ni de la familia venezolana, sino que, opera como coadyuvante efectivo de los causantes de la guerra económica, a cambio de beneficios de lucro malhabido de sus funcionarios, reeditando el estilo de alcabala de corruptos, la que monta un performance televisivo y difunde con rimbombancia uno que otro caso, sólo para engañar al Presidente de la República, Nicolás Maduro.

Lo anterior afirmado es vergonzoso y muy doloroso, a pesar de no ser noticia para nadie, pues ya es de perogrullo, el que la mayoría de la población ha pasado al desprecio y la desesperanza respecto de los funcionarios de la SUNDDE y de la institución como tal, cuando por ejemplo vemos el reallity show que montan cuando llegan a ciertos comercios y servicios, de donde sus funcionarios salen con una carita feliz y el cartelito de ajuste del veinte por ciento (20%) máximo, cuando todos sabemos que el sobreprecio y la especulación superan entre los dos mil y tres mil por ciento (2000% y 3000%), indiferentemente de que los productos, insumos o materia prima hayan sido adquiridos con dólares preferenciales otorgados por el Estado o comprado en el mercado especulativo y delictual, Dólar Today, el que se fortaleció gracias y fundamentalmente, por la inacción y por el amparo de los funcionarios de la SUNDDE y de las anteriores siglas, toda vez, que en descalabro de esta institución se hizo más evidente y vulgar, desde el momento en que Eduardo Samán salió del viejo INDEPABIS, comentario éste que no significa que sepamos la causa de su salida del equipo de trabajo presidencial o cuestionemos tal decisión, porque más allá de tal o cual presidente que haya pasado por este organismo, al mismo lo conforman todos sus funcionarios y, sobre todo, fiscales, pero también, dadas las cinco leyes del Poder Popular, todos debemos sentir como nuestra la SUNDDE y todos somos culpables de tener hoy un órgano tan ineficiente y corrupto como éste, porque nos conformamos con murmurar y dejamos que, abiertamente, los funcionarios de la SUNDDE cometan actos de corrupción a la vista de todos, amén de que se regodean abiertamente de su antichavismo, porque a esta institución fueron a parar todos los recomendados que disfrazados de técnicos e institucionalistas se apoderaron de esta institución, para desgracia del Pueblo.

Ahora bien, hay quienes dentro de la SUNDDE, ante el vulgar celestinaje con FEDECÁMARAS-VENAMCHAM, manifiestan que están atados de mano y no pueden actuar contra la guerra económica, supuestamente, “porque el Presidente Nicolás Maduro tiene prohibido tocar a estos sectores”, incluso, alegan que los abusos de empresas como las del grupo POLAR y las cuatro principales cadenas de distribución y comercialización, se han profundizado, porque en el gobierno nacional, la orden dada -según sus planes estratégicos- es no pasar de la queja, las arengas y las denuncias en los medios, para que nosotros, los de a pie, nos regocijemos y drenemos nuestra rabia e impotencia frente a la guerra económica. Otros funcionarios medios, incluso, han renunciado a la SUNDDE porque afirman haberse asqueado de tanta corrupción y porque no quieren ser partícipes de la principal causa para el derrocamiento del Presidente Nicolás Maduro.

Pero, a pesar de quienes hoy deshonran al Pueblo desde la SUNDDE, aunque griten consignas y vayan a marchas, a cambio del lucro personal que les deja el ser los celestinos y cómplices de los causantes de la guerra económica, estamos a tiempo de darle un vuelco a este organismo, en setenta y dos horas, para ponerlo inmediatamente al servicio del Pueblo y liberarnos del desabastecimiento programado, escasez deliberada, minimización de la producción, bachaqueo, especulación y usura, venta al costo del Dólar Today, trasiego fronterizo y toda clase de lacras que dejan jugosas ganancias, pero que son el detonante de una explosión social que tenemos en puertas, porque esto fue bien calculado en los laboratorios de guerra sucia económica y está visto que las medidas que ha aplicado el Presidente Nicolás Maduro y toda la eficiencia que está a la vista de los ministerios de Comercio Exterior, Agricultura y Tierras y Agricultura Urbana, no así, en el Ministerio de Alimentación, con toda seguridad, se perderán, si no se la da un parao efectivo y definitivo a la guerra económica, desde la SUNDDE.

En este sentido, poner a la SUNDDE al servicio efectivo del Pueblo, para enfrentar abiertamente y sin tregua todas las distorsiones económicas, pasa, primero, por la decisión determinada del Presidentes Nicolás Maduro, lo que, entre otras medidas efectivas de corto plazo, pudiera llevar a:

1. Destituir a todos los funcionarios de rango medio y alto de sus cargos, abrir proceso de investigación a sus cuentas y de sus familiares, amantes, testaferros y conexos, asignar al SEBIN la investigación inmediata detallada, realizar auditoría en caliente y recomponer a la SUNDDE en setenta y dos horas, haciendo que vayan presos todos los funcionarios incursos en corrupción, junto con sus cómplices que les pagaron sobornos y prebendas, dueños de comercios y servicios;

2. Incorporar inmediatamente como fiscales a las Milicias Bolivarianas, los estudiantes universitarios quienes por la emergencia económica, cumplirían su “Servicio Comunitario” como fiscales en todas las comunidades, más los estudiantes de todas las escuelas de Administración, Contaduría y la Escuela Nacional de Hacienda como rectora de los estudiantes-fiscales de la SUNDDE y los consejos de los trabajadores, activando a todos los miembros de la Federación de Trabajadores Bolivarianos de Venezuela (FTBV)
3. Aplicar una política de incentivos directos e indirectos, tanto a los funcionarios trabajadores de la SUNDDE, como a los fiscales habilitados que se incorporen a colaborar contra la guerra económica;

4. Generar inmediatamente una política de incentivos individuales y colectivos o comunitarios, para aquellas personas, consejos comunales, comunas y organizaciones sociales, que detecten, minimización de la producción, no producción deliberada, desabastecimiento programado, desvío de productos o mercancía, acaparamiento, bachaqueo y sobreprecio;

5. Decretar y aplicar medidas extraordinarias basadas en el período especial contra la guerra económica, en las que; a) se confisquen comercios y servicios incursos en guerra económica en cualquier modalidad, entregando los comercios y servicios incursos en dichos delitos, a los consejos de trabajadores y convirtiéndolos en Empresas de Producción Social (EPS) mixtas; b) se reparta en la comunidad inmediatamente, de manera gratuita, los alimentos y productos que se estén vendiendo con sobreprecio; c) se cambien todas las multas al SENIAT por delitos en el área comercial, por pena de cárcel para quienes cometan dichos delitos, todos tipificados en la actual legislación venezolana;

6. Iniciar una ofensiva de todo el Ejecutivo Nacional, con la participación de todos los ministerios y sus funcionarios en una Batalla Campal y Sin Tregua Contra la Guerra Económica, de manera masiva, que articulada en todos los rincones del país, por un lapso prolongado, aunque perentorio, hasta que se estabilicen los precios, se abata la especulación, usura y bachaqueo y se liquiden las largas colas, garantizando la presencia y abastecimiento de productos y servicios, mientras que, al mismo tiempo, se generen mecanismo de apoyo y garantías a los productores y comerciantes que estén dispuestos a producir, distribuir y vender, sin ningún tipo de boicot.

Hemos llegado a un punto en que no podemos dudar ni ceder terreno en esta guerra económica, que a todas luces, evidencia que los sectores golpistas, sobre todo, los corruptos pseudoempresariales, vienen ganando, porque las acciones e inacciones no han podido conjurar esta guerra económica, que ha sido posible de derrotar, si no fuese por culpa de la SUNDDE.

Si corregimos el flagelo de la corrupción enquistado en la SUNDDE y pasamos todos a una ofensiva, toda acción emprendida por el fascioparlamentario Henry Ramos Allup no tendrían auditorio, ni sustento, ya que ellos llegaron a la Asamblea Nacional, gracias a la guerra económica y hoy avanzan en la formulación de leyes anticonstitucionales, porque están cabalgando en la ira del Pueblo, al que están condenando al hambre, miseria y corrupción, para restaurar la IV República.

Se hace preciso, entonces, vencer contra la guerra económica y no quedarnos como los violinistas del Titanic, creyendo, erróneamente, que no nos queda otra, que seguir de pie hasta que nuestra revolución se hunda, cosa que en Pueblo no está dispuesto a hacer.

No todos los que están haciendo colas frente a los comercios y servicios son bachaqueros, ni todos son oligarcas, ni todos sin traidores. Ni todos los trabajadores de la SUNDDE son corruptos y celestinos de FEDECÁMARAS-VENAMCHAM. Las excepciones están mal repartidas.

Con una SUNDDE al servicio del Pueblo podemos revertir todas las maniobras que se vienen adelantando de manera sucia, para salir de Nicolás Maduro, liquidar el legado del Comandante Chávez, anular a la vanguardia revolucionaria de las bases y vender por sus medios de comunicación golpistas, Globovisión, Televén y Venevisión, los que en su obstinada campaña, justifican la guerra económica con la consigna de que “el modelo fracasó”, campaña sucia que sirve de acicate para la desaparición de todos los logros de la revolución bolivariana, socialista y chavista, mientras victimizan, amparan y exaltan a los delincuentes que se han hecho híperpluscuammillonarios, gracias a la guerra económica celestineada por la SUNDDE.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1836 veces.



Luis Alexander Pino Araque


Visite el perfil de Luis Alexander Pino Araque para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a226888.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO