Guerra económica y cambio climático en Venezuela

Venezuela actualmente está atravesando una crisis, (Guerra Económica), la cual muchos analistas levantan prejuicios que eso no existe y culpan al “Gobierno” que es acaparador, cuando la realidad se puede decir de muchas maneras; muchos no observan el esfuerzo del Estado en implementar políticas para mejorar las condiciones sociales de nuestro país. El acaparador y el especulador es el grupito de empresarios que no son honestos y no quieren el bien para el país. Algunos empresarios compran productos a dólar a 6.30 y lo venden al dólar Sumadi a 177, y otros a dólar negro, allí si el gobierno debe de echarles el ojo a esos individuos.

Sabemos que el proceso Bolivariano y Revolucionario está en una lucha constante contra el imperialismo, contra la derecha maltrecha, y contra algunos fenómenos como la corrupción, “Mercantilismo-Burocratismo”, acaparamiento, colas infernales causada por los empresarios que juegan a la desestabilización del país, inseguridad y falta de voluntad política de algunos funcionarios que no tienen un compromiso con el país, sino intereses personales; la falta de conciencia y sentido de pertenencia deambulan en nuestra sociedad, “Educación-Cultura”, el Gobierno debe tomar medidas; algunas instituciones deben encargarse de promover la práctica de los valores, impulsando el respeto, la responsabilidad, la honestidad y la solidaridad, con el objetivo de formar ciudadanos y ciudadanas innovadores, creativos y conscientes de la convivencia pacífica e intercultural, ya que hoy entre nosotros existe la intolerancia gracias a algunos medios pertenecientes a superestructuras de los medios de comunicación que inyectan nuestras mentes, condicionan hasta crear un patrón de conducta negativo.

Sabemos que estamos en un momento muy difícil; una coyuntura política muy tensa, en este momento de crisis debemos estar atentos con el fenómeno climático “El Niño”, este fenómeno se produce gracias al calentamiento de las aguas del Pacífico a la altura del ecuador, la misma causa cambios climáticos a escala planetaria. El cual, es responsable de inundaciones y deslizamientos de tierra que destruyen las cosechas; modifica el patrón normal de las condiciones meteorológicas, provoca otras alteraciones climáticas donde resaltan tormentas, inundaciones y huracanes.

El fenómeno de El Niño - Oscilación Sur (ENOS) es un patrón climático recurrente que implica cambios en la temperatura de las aguas en la parte central y oriental del Pacífico tropical. En períodos que van de tres a siete años, las aguas superficiales de una gran franja del Océano Pacífico tropical, se calientan o enfrían entre 1 ° C y 3 ° C, en comparación a la normal. Este calentamiento oscilante y el patrón de enfriamiento, es conocido como el ciclo ENOS (o ENSO por sus siglas en Ingles), afectando directamente a la distribución de las precipitaciones en las zonas tropicales y puede tener una fuerte influencia sobre el clima en los otras partes del mundo. El Niño y La Niña son las fases extremas del ciclo ENOS; entre estas dos fases existe una tercera fase llamada Neutral.

Cuando ese fenómeno está activo, presenta altas temperatura reducción de precipitaciones en algunas regiones, mientras que en otras se incrementan las lluvias. Podemos decir que este fenómeno se amplifica motivado a la ampliación de la degradación de los suelos y desforestación.

Motivado a ese fenómeno los países andinos como Perú, Ecuador, Colombia, Bolivia y Venezuela tuvieron pérdidas estimadas en el orden de los US$7.543 millones.

Debemos tomar en cuenta que la actividad humana es culpable, destruye los suelos y desforesta, conllevándonos a la disminución de las lluvias y el aumento de la sequía en todo el territorio; en este momento debemos estar atentos a lo sucedido en Brasil, el fenómeno climático presentado en esa región afecto duramente el territorio brasilero, primero meses de sequía y ahora grandes inundaciones afectando duramente zonas vulnerables de ese país; ahora nosotros debemos de estar alertas hoy sucedió en Brasil, mañana puede suceder en Venezuela.

No solo quiero hacer una crítica, también quiero hacer una recomendación, en este momento coyuntural político, sabemos que no se puede descuidar la retaguardia, pero el Gobierno debe estar muy pendiente y tomar medidas ante un posible caos climático, motivado al fenómeno “El Niño”, aun no podemos olvidar la tragedia del Estado Vargas, la Vaguada y los coletazos de los huracanes que afectaron nuestro territorio nacional a finales del año 2010 y 2011, afectando a decenas de viviendas que estaban en zonas en alto riesgo en Caracas, Miranda, Mérida y San Cristóbal; el gobierno hoy está entregando viviendas dignas para las personas que perdieron totalmente su casa y enceres; fíjense que en Colombia ocurrió lo mismo y el Estado Colombiano no se preocupó en ayudar a sus damnificados, mientras Venezuela si se preocupó y entrego viviendas con enseres; asumiendo su compromiso humanitario.

A través de este escrito le hago un llamado a el Gobierno Nacional que no deben de permitir más invasiones, eso nos lleva al Ecocidio, destruyendo nuestro pulmón vegetal y expandiendo una gran desertificación de nuestros suelos que no es nada favorable para nuestra supervivencia.

En Venezuela, se presencia un fenómeno natural muy preocupante, se observan déficit de lluvias e incremento de la temperatura desde mayo del año pasado, lo cual ha provocado grandes problemas como la sequía, causando la reducción del nivel de los ríos y por tanto el descenso de la producción de energía eléctrica por medio de represas hidroeléctricas.

El Gobierno tiene que estar dispuesto en tomar medidas a través de recursos técnicos para el estudio y diagnóstico de los fenómenos meteorológicos y climáticos, para la organización de servicios informativos de alerta, así como la disposición de recursos financieros para obras de rehabilitación.

Así mismo, voy a describir las siguientes consecuencias que nos podría traer el fenómeno “El Niño”:

Sociales

La presencia del fenómeno El Niño es un hecho que afecta profundamente a un nivel social, suponiendo daños materiales y pérdida de vidas humanas, también afecta a las actividades diarias del hombre y el rendimiento de la sociedad, mayormente.

Económicos

Es perjudicial para el desarrollo económico de la sociedad, ya que si esta no puede desempeñarse en sus actividades diarias, no podrá satisfacer sus necesidades. Nos puede llevar a la intensificación de la crisis económica.

Agricultura:

El cultivo primordial como la papa, algodón, arroz, maíz duro y frutales sufren las consecuencias de las altas temperaturas del fenómeno El Niño, la escasez de agua y las heladas en la sierra. Asimismo, podemos decir que en adición a la agricultura, otra de las actividades que se ve afectada por este mal es la pesca al sufrir contracciones a raíz de menores volúmenes de captura para el uso industrial.

Industria:

La industria se ve afectada por contrapuestos inducidos por la presencia de El Niño. Por un lado, reciben un impacto negativo las ramas vinculadas al procesamiento primario como harina de pescado y alimentos de origen agrícola como el arroz maíz entre otras cosas, también las ramas de textiles y confecciones.

La flora:

Este fenómeno trae como consecuencia en este aspecto las destrucciones de parques, plantas, vegetación, bosques y puede incluso producir incendios forestales.

La fauna:

Muchas especies de animales se ven afectados y se encuentran en peligro de extinción por causa de este acontecimiento meteorológico.

En Venezuela, los impactos de estos cambios observados en las aguas del Pacífico Ecuatorial han sido ampliamente estudiados; por lo que una supervisión continua del estado actual y futuro del océano permitirá tomar las medidas necesarias para mitigar los efectos producto de estos cambios. Las consecuencias que nos podría dejar el fenómeno El Niño serán zonas agrícolas afectadas y bajo nivel de agua como las represas del Gurí.

La cota del Gurí es baja y seguirá cayendo por la falta de precipitaciones, eso quiere decir que irá perdiendo fuerza y habrá menos energía disponible. El agua en el embalse se encuentra cerca de los 262 metros sobre el nivel del mar (msnm). El 19 de diciembre el año pasado, cuando Corpoelec difundió la última data, estaba en 262,68 msnm.

La cota mínima registrada por el Gurí para esta época es 261 msnm y corresponde al año 2009, cuando el país sufrió racionamientos intensos y el gobierno declaró una emergencia eléctrica.

Este año la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec) dice que será aún más difícil satisfacer la demanda nacional, por lo que se espera que arrecien los racionamientos en todo el país. Hoy el nivel de la represa se encuentra bajo y con la amenaza de continuar en descenso, por lo que se vislumbran cortes eléctricos tres veces más severos que hace cinco años. Por lo cual ese embalse baja aproximadamente entre 5 y 9 centímetros al día. Esta central hidroeléctrica es un reservorio de gran magnitud, que no va a mermar de la noche a la mañana, pero hay que estar atentos y actuar.

Sin embargo, en una entrevista del portal de “Noticias 24” del 30 de mayo de 2014, el Presidente del Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inameh), José Gregorio Sottolano dijo, “las advertencias que se deben tomar es monitorear los embalses de agua y la falta de precipitaciones y sequía que se presenta actualmente en el país por la alteración climática. Sin embargo las consecuencias podrían ser minimizadas, si los niveles de lluvia son favorables para poder soportar este fenómeno, de esta manera no habría déficit de precipitaciones y los niveles de afectación serían solo del 70% siendo esta cifra la probabilidad actual de que se presente”.

Ahora si las precipitaciones no son favorables, será que la alteración del clima, el tiempo que tiene sin llover en zonas como el Occidente y el sur de Venezuela, el país después del mes de mayo o quizás antes puede ser golpeado por los embates del fenómeno climático, solo digo que el Gobierno debe de estar bien alerta.

En este sentido, las zonas más afectadas en Venezuela podrían ser el occidente del país con poca afluencia de precipitaciones y la región del sur con sequías pronunciadas, siendo esta última la más afectada por el fenómeno. Ese fenómeno también intensificara la crisis, pendientes camaradas.


¡Viva Bolívar y Chávez por Siempre!


venezuela6mundo@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3086 veces.



Marvin Javier Mijares


Visite el perfil de Marvin Mijares para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Marvin Mijares

Marvin Mijares

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Otros artículos sobre el tema Guerra Económica 2013

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Guerra Económica 2013


Otros artículos sobre el tema Calentamiento global - Cambio climático - Ambiente y Ecología

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Calentamiento global - Cambio climático - Ambiente y Ecología



US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a203948.htmlCd0NV CAC = Y co = US