Jorge Valero afirma que Carta Social de las Américas es pilar de las democracias

Caracas, 25 de Ago. ABN (Mariaemilia Reyes).- La Carta Social de las Américas permitirá a la Organización de Estados Americanos (OEA) el avance hacia una visión integral de la democracia, pues constituye un pilar fundamental para los sistemas democráticos del continente.

Así lo expresó el representante permanente de Venezuela ante la OEA, Jorge Valero, quien aseguró que el periplo para llegar a la Carta Social de las Américas no ha sido corto ni carente de dificultades.

La primera vez que Venezuela habló del contenido social de la democracia fue durante el debate que se hizo en la OEA, en la Cumbre de Québec, en marzo de 2001.

La misión venezolana continuó tratando el tema hasta el 11 de septiembre de ese mismo año, en la Asamblea Extraordinaria de Lima (Perú), cuando fue aprobada la Carta Democrática Interamericana (CDI).

"Inicialmente, algunos países se opusieron de manera absoluta a la idea de una carta social, pues decían que la visión sobre la democracia estaba definida en la CDI, pues ésta recogía los fundamentos de la democracia", señaló Valero.

La Carta Democrática Interamericana se refiere a la democracia en los términos de sus derechos políticos y civiles. Venezuela planteó la necesidad de crear un instrumento que avanzara hacia una formulación integradora y multidimensional de la democracia.

El embajador Valero afirmó que el papel de trabajo que se entregó inicialmente está inspirado en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, pues la misma resolvió, desde el punto de vista filosófico, una contradicción del sistema internacional de Derechos Humanos entre el quehacer político y el quehacer social.

"La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela constituye un tratado magistral pues contempla que para que exista la democracia deben existir derechos y libertades fundamentales en todos los ámbitos", opinó.

La Carta Social de las Américas podría estar acompañada de un plan de acción que sería tutelado por las democracias de los Estados de América apegadas al compromiso de los Gobiernos y por los ciudadanos.

El proyecto de la Carta Social de las Américas, según el embajador ante la OEA, es un ejemplo de la democracia participativa, en el que ha intervenido la sociedad, el Parlamento Latinoamericano, y en el que se espera participen los sectores populares de todas las democracias del continente.

"El debate para la aprobación de la CDI fue un debate cerrado, elitesco; queremos que el debate de la Carta Social de las Américas sea popular, que todos los factores de la vida de las naciones participen en la creación de este instrumento social de la OEA", expresó.

Valero espera que los debates y las negociaciones de las 34 naciones integrantes de la OEA, a iniciarse el próximo 1° de septiembre, culminen antes de junio de 2006, para que, de acordarse una Asamblea Extraordinaria para aprobar la Carta, se solicite que sea en Venezuela.

A juicio del Embajador Valero, en estos debates lucharán dos corrientes de pensamiento, el humanismo y el mercantilismo, lo cual hará muy ricas e interesantes las discusiones.

Lo importante es que todas las naciones aporten sus ideas para que resulte un documento de una visión absolutamente integradora, señaló.

"Los venezolanos debemos sentirnos muy orgullosos del aporte que nuestro país está dando a la democracia continental, para que se direccione hacia la equidad social, no hacia la exclusión social neoliberal", señaló Valero.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3313 veces.


La fuente original de este documento es:
Agencia Bolivariana de Noticias (ABN) (http://www.abn.info.ve)



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter