Insulza: Una América más justa, democrática y solidaria es un imperativo desde nuestra independencia

PRENSA PRESIDENCIAL (28.08.05) A juicio del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), el chileno José Miguel Insulza, “e l sueño de una América mas justa, más democrática, más solidaria es un imperativo moral desde los tiempos de nuestra independencia” que debe abordarse cuanto antes dentro del combate a la pobreza y la desigualdad social imperante en América Latina.

El secretario Insulza expuso sus convicciones durante la instalación del Diálogo Ministerial sobre la Carta Social de las Américas (CSA), evento que, en las instalaciones del céntrico hotel Hilton Caracas, reúne a ministros de desarrollo social y delegaciones gubernamentales de los 34 países que integran el organismo regional.

Insulza precedió en su discurso al presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Rafael Chávez Frías, cuyas palabras inaugurarán oficialmente la reunión preparativa a las discusiones sobre el proyecto de documento continental, cuya redacción formal se iniciará el próximo miércoles 1 de septiembre en Washington, EEUU, sede de la organización supranacional.

“Esta libertad después de mas de 200 años sigue siendo el imperativo moral de nuestras generaciones, de nuestras instituciones, de nuestros gobiernos, y espero que a partir de estos esfuerzos se transforme en una tarea permanente, conjunta, que trascienda nuestras diferencias y descanse en los retos comunes que enfrentan nuestro pueblos”, sostuvo el ex canciller y ministro de Interior del país austral.

El secretario Insulza parafraseó los versos 3 y 4 de la primera de las tres estrofas del himno nacional venezolano (Y el pobre en su choza/Libertad pidió), para él “hermoso himno que acabamos de escuchar” como ejemplo de los imperativos de brindar respuestas a las principales necesidades de las sociedades.

“Libertad no solamente para expresar su opinión: libertad para comer, libertad para tener un techo, libertad para educar a sus hijos; esta libertad” acotó el Secretario de la OEA.

La Carta Social de las Américas, proyecto fomentado por Caracas desde septiembre de 2001, comprende en su borrador 5 títulos, 16 capítulos y 129 artículos que contienen los derechos sociales económicos, comunitarios, culturales y de los pueblos indígenas que entrarán en vigencia en toda América, complementando así a la Carta Democrática Interamericana (CDI), consagradora de los derechos civiles y políticos de los habitantes del área.

Pertinencia de la CSA

La CSA “es hoy, más que nunca, pertinente y oportuna para el hemisferio”, adujo José Miguel Insulza desde el hotel caraqueño, recordando algunas expresiones del presidente Chávez, con quien se reuniera en horas de la mañana de hoy en el palacio de Miraflores, sede del gobierno.

“No es posible la libertad en la miseria, no es posible la libertad en la pobreza; esta carta solo será histórica si permite constituir instrumentos eficaces que garanticen la inclusión de cientos millones de personas postergadas en las Américas”, añadió el máximo responsable de la institución regional.

222 millones de personas, 43% de la población del subcontinente, viven en condiciones de pobreza extrema, viéndose en la región contrastes de pobreza y prosperidad que hacen de América Latina la región más desigual del mundo en cuanto a distribución de riquezas y activos que afectan a los más vulnerables.

“2 de cada 5 niños viven en la pobreza extrema”, añadió el diplomático chileno de 62 años.

Por ende el plan de acción de la carta social “debe establecer prioridades que junto con las Metas del Milenio creen los parámetros y objetivos de políticas nacionales y permitan la cooperación solidaria para el desarrollo”, prosiguió Insulza.

Según los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), acordados en el seno de la Organización de Naciones Unidas (ONU) en septiembre de 2000, la pobreza planetaria debe rebajarse en 50% para 2015.

Mediante el combate a la penuria desde una perspectiva estructural e integral se garantizará el equilibrio político y social interno, el fortalecimiento del sistema democrático y la gobernabilidad, además de facilitar el cumplimiento de los ODM.

“L as estrategias de esta naturaleza precisan de la voluntad política al más alto nivel que se traduzcan en la asignación de recursos y medios institucionales”, exhortó el Secretario General, quien felicitó a Venezuela por la convocatoria del Diálogo Ministerial regional.

“Seguimos con interés, señor Presidente (Chávez), las experiencias de su gobierno en el desarrollo de nuevas estructuras institucionales en la región”, finalizó José Miguel Insulza .



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4168 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter