Unilateral y sin tomar en cuenta la opinión de los trabajadores

Marea Socialista considera equivocada la destitución de Sayago en ALCASA

En un comunicado de Marea Socialista y a proposito de la destitución del presidente trabajador de ALCASA Elio Sayago, tomada sorpresivamente el dia de ayer por el Vicepresidencia de la República Elias Jaua, esta corriente politica que forma parte del PSUV, explica las razones de esta equivocada decisión, las cuales se fundamentan en la manera unilateral como se realizó: sin tomar en cuenta la opinión de los propios trabajadores de la fabrica de aluminio más antigua del país.

A continación la posición de Marea Socialista ante la decisión tomada por el Ejecutivo Nacional:

ALCASA: Una destitución y designación equivocada

El día de ayer  fue anunciada, por parte del Vicepresidente de la República Elías Jaua, la destitución de Elio Sayago y la designación de Ángel Marcano como sustituto a la Presidencia de ALCASA.

Quienes fuimos partícipes en Guayana del Taller de transformación de las empresas básicas en Socialistas; quienes  pudimos apreciar lo que significó el nivel de elaboración que se dieron los trabajadores en las mesas de trabajo, de donde surgieron todas las propuestas ubicadas con relación al taller y que el  Presidente Chávez asumió con ese entusiasmo que lo llevó a exclamar: ¡Me la juego con los Trabajadores!, no podemos compartir lo que hoy ha decidido el Vicepresidente Elías Jaua.  Y tenemos que decir  que queda una duda, que se mueve en la cabeza de los trabajadores, en cuanto a si el Presidente Chávez avaló esa decisión equivocada.

Y pasamos a explicarlo. 

En Guayana con la Nacionalización de SIDOR en el 2008, el Presidente Chávez daba un giro clasista que empalmaba con la movilización y  radicalidad de los trabajadores con más concentración obrera del país.  Debido a esto se abrió una posibilidad cierta de transformación de las empresas básicas,  que dio paso al Taller más progresivo en cuanto a la calidad de las formulaciones para cambiar el modelo productivo y la gobernabilidad en las fábricas por parte de los propios trabajadores para llevarlas a cabo.  Algo jamás  visto en la historia de la lucha de clases del Estado Bolívar y que, en proceso, tuvo su continuidad con la designación desde las bases obreras de lo que se denominó los Presidentes Trabajadores de las empresas.  

Matesi, Comsigua, Orinoco Irons, Venezolana de Prerreducidos Caroní, Tubos Tavsa y Cerámicas Carabobo fueron las empresas nacionalizadas en ese Taller del 21 de mayo de 2009, las cuales  junto a Ferrominera Orinoco, Sidor, Bauxilum, Alcasa, Carbonorca, Venalum y Cabelum  conformaban el plantel de fábricas del hierro, acero y aluminio que entraban en la experiencia transformadora que permitía un nivel de gestión bajo control obrero. 

A tres años del inicio de esta extraordinaria voluntad de los trabajadores para desarrollar esta experiencia transformadora,  podemos concluir: los operadores económicos del capital transnacional lograron influenciar a hombres y mujeres del gobierno nacional, regional y sindical para sabotear  uno de los proyectos más importantes en la línea de la transición socialista del país.   ¿La batalla está perdida?: creemos que no.    Pero es necesario, y primordial ante todo, construir y soldar  la unidad movilizadora de los trabajadores comprometidos con el proceso. Una unidad para la lucha, que solo cobra sentido con la participación consciente y democrática de los propios trabajadores en la toma de sus decisiones: única manera de rescatar el  Plan Guayana Socialista.

Y esta es una batalla que tenemos que dar todos, principalmente, el Ejecutivo Nacional desde una postura de rectificación: acompañando con confianza y promoviendo el ejercicio democrático de gobernabilidad por la base que surgió del Taller del 2009.  Rectificando el error que convierte la decisión y designación que se ha hecho en ALCASA  en una equivocación:   la decisión contradice política y metodológicamente las claves constituyentes  y democráticas del proceso bolivariano reflejadas en el Taller del 2009.  Y esto es así, porque Elio Sayago fue designado en un nivel de consulta con los trabajadores y, en consecuencia, debió ser propuesta su destitución en el seno de la fábrica para que los trabajadores alcasianos  decidieran la propuesta del gobierno nacional.  Pero, de igual forma y respetando esas mismas claves, a los trabajadores les correspondía escoger el nuevo presidente trabajador con el derecho que tiene el Ejecutivo de presentar su propuesta de postulación.  

No creemos que los trabajadores de ALCASA y de las empresas básicas de Guayana  estén celebrando mayoritariamente la designación unilateral de Ángel Marcano por parte del Ejecutivo Nacional.  Reiteramos lo equivocada de esta decisión, porque genera un ruido innecesario que deja en entredicho la forma de direccionar desde el gobierno y que tiende a socavar cada vez más la participación y la más amplia democracia que debe prevalecer en la toma de decisiones: claves constituyentes y refrendarias de nuestro proceso revolucionario y que deben ser norte para cualificar el protagonismo  y la voluntad de cambio del Pueblo Bolivariano en el marco de la actual coyuntura electoral.

Marea Socialista
Febrero 26 de 2012



Esta nota ha sido leída aproximadamente 12194 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas

Otras noticias sobre el tema Nacionalizaciones


Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Nacionalizaciones

Otras noticias sobre el tema Elecciones 2012


Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Elecciones 2012