No habrá referéndum en Grecia: Papandreu cede, y ya se negocia acuerdo entre los dos grandes partidos del capital

03/11/11.-Luego de la pérdida de dos diputadas de la coalición gobernante y un día antes de su predecible derrota en el Parlamento, que mañana debe votar una moción de confianza, el primer ministro griego ofreció a la oposición abrir un proceso de negociación para superar la crisis política generada a raíz de su propuesta de plebiscitar el ajuste impuesto por la Unión Europea y el FMI, que ya le habían exigido un definición acerca de la permanencia o no de Grecia en la Zona Euro.

Desde el anuncio de la iniciativa, que fue considerada en última instancia como un plebiscito sobre la permanencia del país en el euro, la clase dirigente europea y los mercados reaccionaron de manera alarmante. En caso de llegar a un consenso con sus rivales políticos, lo que permitiría aprobar en el Parlamento griego el plan de ayuda acordado hace apenas una semana en Bruselas, el líder socialista anularía la consulta pública.

En un comunicado hecho público tras una reunión de urgencia del Consejo de Ministros, el primer ministro confirmó que requirió a dos de los diputados más influyentes de su partido, el PASOK, las negociaciones con los conservadores de Nueva Democracia (ND). "Estaré encantado de no tener que celebrar un referéndum, que no era un fin en sí mismo", asegura el texto.

Previamente, dos diputadas del oficialista Pasok, Elena Panariti y Eva Kaili, fueron las últimas en anunciar que no apoyarían al Ejecutivo en su iniciativa de impulsar un referéndum. También el ministro griego de Finanzas, Evangelos Venizelos, y el ministro de Desarrollo, Michalis Chryssohoidis fueron los primeros en mostrar su desacuerdo con la idea del plebiscito.

Desde la oposición, el líder de ND, Antonis Samaras, adelantó que apoyará el rescate "siempre y cuando el primer ministro también acceda a formar un Gobierno de transición que desemboque en la celebración de elecciones anticipadas y el país reciba el sexto tramo por ocho mil millones de euros del primer plan de asistencia".

Para presionar en contra de la consulta que finalmente se disolverá, la Unión Europea bloqueó el pasado miércoles una ayuda de ocho mil millones de euros que Atenas esperaba recibir. El presidente francés, Nicolas Sarkozy, y la canciller alemana, Angela Merkel, mostraron su enfado por el hecho de que Papandreu no les hubiera avisado de su intención de convocar el referéndum, y le pidieron que aclarara qué tipo de consulta iba a celebrar.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3375 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/n192104.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO