El cartucho de la enmienda

Nuestro Pueblo se prepara nuevamente para una contienda electoral, es decir, otra batalla más, una cruzada que tiene como objetivo el posesionamiento de la Revolución Socialista como reacción endógena en la génesis de América, trayendo la luz de la esperanza a manera de vida en pleno nacimiento; sabemos que en las pasadas elecciones hubo una gran victoria por parte de nuestro proyecto social, a pesar de las “bajas” que sufrimos en Táchira, Zulia, Carabobo, Miranda, Nueva Esparta, y la Gran Caracas, analizando esto, la oposición obtuvo “relativamente 4 nuevas gobernaciones”, y los defensores del socialismo recuperaron Trujillo, Aragua, Sucre y Guarico, cuyos gobernadores traicionaron el proyecto revolucionario; claro está que los adversarios de la revolución perdieron más alcaldías que anteriormente, concluyendo así, que la oposición minimizó sus fuerzas a niveles insignificantes, como ejemplo de ello, Carabobo fue recuperada por parte de la oposición, y en ese mismo Estado, los socialistas obtuvieron la gran mayoría de las alcaldías. Manifiesto esto, porque es importante señalar en este análisis que el oficialismo dignifica de lo que fue la derrota en la elección de la Reforma, dicho sea de paso que la oposición tiende a “confundir” este instrumento jurídico con la Enmienda, cuando es clara y precisa al referirse Reforma como la REVISIÓN parcial de la Constitución para SUSTITUIR una o varias de sus NORMAS pero que no se modifique su estructura y principio fundamentales; y la Enmienda tienen como fin la ADICIÓN o MODIFICACIÓN de uno o varios ARTÍCULOS de la constitución pero si alterar su estructura y principio fundamentales; otra torpeza de la oposición es “confundir” la extemporaneidad de la reforma que da como una acción anticonstitucional ya que fue presentada y posteriormente rechazada, en primer lugar, no existe tal anacronismo, ya que si muy bien fue presentada esto lo inició la Asamblea Nacional por vía de Reforma y no por Enmienda, así que el instrumento jurídico para la Enmienda no ha sido utilizada, por lo tanto no es extemporánea.

Queridos lectores analíticos, no es cuestión de manifestar irracionalmente que la Reforma fue rechazada por el pueblo, y es que dentro de ella todos sus artículos beneficiaban al Pueblo, pocos livianamente y la mayoría profundamente, ejemplo de ellos la seguridad social para los trabajadores informales, es decir, que si se presenta una propuesta para reformar o enmendar ese mismo articulo o norma la oposición se contrapondría a tal efecto (qué aberración).

Nuestro Presidente es esencialmente Democrático, profundamente Socialista, extraordinariamente Revolucionario, virtuosamente Humanista e intensamente Bolivariano; sus actuaciones se ven reflejadas en distintas vías que ha utilizado para incluir a nuestro Pueblo en las políticas públicas coadyuvando con las comunidades organizadas la gestión institucional; la defensa por la enmienda debe ser estrictamente anhelada con firmeza de acción, para dar resultados positivos y no gastar nuestro cartucho en pájaro carroñero, ya que la Enmienda es la garantía de que nuestro Proyecto tenga continuidad. Nuestra periferia continental cambió con el nacimiento de la revolución naciente para darle muerte al nefasto sistema neoliberal asesino de pueblos, puesto que LA ENMIENDA, CHÁVEZ Y PUEBLO SI VA, porque fueron hechos con el CORAZÓN DEL LEÓN.

 

* Estudiante de Estudios Jurídicos

Carlosg2021@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1602 veces.



Carlos Gutiérrez


Visite el perfil de Carlos Gutiérrez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a70490.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO