Que culí tan pataruco, compai

Un dirigente del PSUV en Margarita acaba de publicar

(César González “Todos contra todos” - Aporrea 05/12/08) una pequeña obra maestra del lenguaje burocrático en el Partido.


Los militantes critican a sus dirigentes por la derrota electoral en Nueva Esparta, y uno de éstos, César González (que se hace llamar “El Culí” y usa el slogan “Con las espuelas puestas”) usa un tono desafiante de último gallo del desierto (o de Agua de Vaca) calificando a sus copartidarios de “supuestos militantes” y a las críticas de “atropello injustificado y sin razón contra el Partido (…) y en especial contra quienes tenemos responsabilidades de dirección en el mismo”.


Así como desconozco atropello que no sea “injustificado y sin razón”, ignoro los reproches que le hacen a González. El también los ignora o prefiere ignorarlos pues los descalifica y despacha con duro estilo burocrático: “Decir que la coordinación del partido no hizo nada y pedirle a sus integrantes que renuncien es un acto de cobardía e ignorancia política”.


Cabe informar a González que en cualquier batalla los soldados hacen lo que deben: obedecen, matan y mueren. Se gane o se pierda, ellos cumplieron con su deber. En cambio el deber de un comandante y sus generales es ganar la batalla, y excusas de la derrota son pañales para una huérfana. ¿Con qué derecho González llama cobardes e ignorantes a quienes piden la renuncia de quienes perdieron la batalla?


LA RENUNCIA QUE NO ACEPTÓ


Por lo anterior u otras causas William Fariñas, candidato perdedor del PSUV a la gobernación de la Isla, renunció a su cargo en el Partido. No así González quien marca su distancia: “Respeto, porque cada quien es dueño de expresar su voluntad, la supuesta decisión del compatriota William Fariñas de renunciar a su puesto en la Coordinación Regional del partido y sus razones tendrá para hacerlo pero no hay nada que me obligue en lo personal a renunciar a un espacio que me gane con mi trabajo y compromiso político”.


LA REALIDAD REAL


Añade “Es bochornoso ver a personas desmemoriadas, sin conocimiento real de la realidad y con un profundo sentimiento de odio, envidia y mezquindad a flor de piel, denigrando de los dirigentes del partido”.


González si tiene “conocimiento real de la realidad” cuando afirma que “El PSUV es el partido con mayor militancia en el Estado Nueva Esparta y de hecho se constituyó en la primera fuerza política con casi el doble de los votos por encima del partido de oposición que obtuvo mayor votación”.


¿Por qué entonces el bandido de Morel Rodríguez sigue siendo gobernador en Margarita? Sea cual sea la respuesta, para González lo importante es aclarar que: “El hecho de no haber logrado el triunfo total no significa que el partido no sirva y que todos sus dirigentes deben ser condenados sin ser escuchados” sobre todo “sin que se haya hecho un balance del resultado electoral y de las causas y consecuencias de los mismos”.


LA CASTRACIÓN


Ese balance necesitará mucha matemática para explicar la derrota del partido con mayor militancia y con casi el doble de votos que su adversario, pero González tiene la clave: “el partido fue totalmente castrado por las pretensiones del equipo de trabajo del candidato a gobernador”.


La castración total produjo en González un efecto apaciguador: “En lo personal estoy tranquilo y lo mismo digo de los integrantes de la coordinación política”. En efecto, muy prudente, no descarga sus truenos contra los supuestos castradores sino contra la base descontenta y asume la defensa de “la institucionalidad”, principio reaccionario que -en política- identifica a los enemigos de toda revisión, toda rectificación y todo reimpulso venido del pueblo. Y el gallo advierte “Los que pretenden con sus infamias, mentiras y mezquindades acabar con la institucionalidad del partido no lo van a lograr tan fácilmente como pretenden creer”.


LA ISLA DE MOREL


Para quienes sientan curiosidad por saber cómo se perdió esa gobernación, recomiendo el artículo “Los Números en Nueva Esparta” de Evaristo Marcano Marín (Aporrea 06/12/08), donde el autor da algunas cifras y explica la gran diferencia resultante de votos cruzados como efecto de “las interferencias de otras variables e intereses que el PSUV decidió dejar en el misterio”.


Como parte de misterio, González denuncia que quienes lo critican son los mismos que “no permitieron que se desarrollara una política comunicacional abierta hacia todos los medios que pusiera a nuestro candidato en contacto con medios radiales de la oposición”. Como decir, guardando las distancias, que perdimos el 2D porque Chávez no concertó arreglos con Globovisión. Parece parte de “el misterio” que menciona Marcano y, como dijo un filósofo popular “cuando en política encuentres algo incomprensible, busca los reales”… Quizás algún día el legendario Tío Catrame de los pescadores de Margarita nos contará la verdadera historia de esa campaña.


UN CHAVECO DE POSTIN


Lo único que sólo tenemos alusiones. Pero yo tengo para mí que en Margarita hay dos cosas evidentes: la petrificación de la directiva y la activación de la militancia que quiere cambios y victorias.


Integrante de la directiva, el Culí González declara “no hay nada que me obligue en lo personal a renunciar a un espacio que me gane con mi trabajo y compromiso político”, como si en vez de un puesto dirigente para una batalla que perdió, le hubieran dado un cargo de gobierno.


Parte de los descontentos, la compatriota Carola Chávez (“Quién le teme al lobo feroz” - Aporrea 06/12/08) afirma “Este pueblo que ya no se traga ideas predigeridas de nadie, este pueblo que sabe decirle a nuestro presi que esta equivocado cuando se ha equivocado. Este pueblo está poniendo a temblar a muchos abriendo el debate en las calles, haciendo reuniones en las comunidades, sin intermediarios, sin filtros, sin sordinas, y yo no puedo menos que sentirme contagiada por ese espíritu de lucha”.


Y tiene palabras sabias sobre crítica, autocrítica y burocracia que, además de gallos de pelea, son los temas centrales de este artículo.


“Dicen que debatir divide. Dicen que los trapos sucios se lavan en casa, pero la casa está cerrada y ellos tienen las llaves. Dicen que ponemos en riesgo el referéndum para reelegir a mi presi, pero lo que no dicen es que aquí nadie está discutiendo el liderazgo de mi presi, lo que se está discutiendo es nuestro derecho a participar, a debatir, a cuestionar y a ser escuchados”.


Que culí tan pataruco, compai…


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3562 veces.



Eduardo Rothe


Visite el perfil de Eduardo Rothe para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eduardo Rothe

Eduardo Rothe

Más artículos de este autor


Notas relacionadas