Por qué la Seguridad es la principal y casi única bandera de la derecha

Si revisamos a las tendencias políticas derechistas que han sido desplazadas del poder en America Latina, por el nuevo amanecer antineoliberal de nuestros pueblos, casos Argentina, Ecuador, Brasil, Venezuela, etc., y no solo al sur del río grande sino en Italia con Berlusconi, Francia con el ultraderechista que la comanda y USA con los halcones Bushistas, por no decir en todo el mundo; veremos que la principal, y casi única, bandera de lucha que levanta esa vieja derecha reaccionaria que lleva siglos en el poder, es la de la seguridad, tanto la seguridad nacional, específicamente con los problemas del terrorismo y de los inmigrantes; como la seguridad interna o social, el caso de la delincuencia.

Aunque aquí, me estoy refiriendo específicamente a la seguridad interna o social, con su entorno, y en los casos latinoamericanos, pero es valido para los países imperialistas como USA y los nuevos aspirantes a ser imperio como Inglaterra, Italia, Alemania, Francia y hasta la España realista.

El nuevo orden social mundial que esta reclamando el mundo, producto del fracaso rotundo del capitalismo salvaje y neoliberal quien hundió a la humanidad en las peores taras de los últimos 100 años, conlleva a cambios de gobiernos, que ahora se están haciendo por la vía electoral, bastante limitadas por cierto, exige nuevos programas y nuevos actores antineoliberales.

Pero estos nuevos actores y nuevos programas chocan con un status quo centenario implantado por el capitalismo reaccionario, desde hace 30 años neoliberal, y entre ellos tenemos a los códigos penales y a las policías o sistemas de seguridad que tienen una cultura de siglos de solo combatir las conductas delictuales y a los delincuentes de la pobrecía. Y para muestra tomemos como ejemplo los delitos en contra de la propiedad, donde veremos que solo se protege y reprime a la propiedad burguesa o a quien atente en contra de ella.

LOS CODIGOS PENALES LATINO-AMERICANOS SOLO RESGUARDAN A LA PROPIEDAD BURGUESA Y PENALIZAN A LOS POBRES

Si analizamos los códigos penales de nuestra America, notaremos que todos los delitos reprimibles son delitos que pueden ser cometidos por cualquier persona, basta tener un cuchillo o un arma de fuego o simular tenerla para cometer un robo, un asalto y ni siquiera eso se necesita para cometer un hurto; en ese aspecto nuestros códigos y doctrinas jurídicas tienen toneladas de teorías al respecto, nuestras policías están súper preparadas y súper armadas para combatir estos tipos de delitos, igualmente lo están nuestras fiscalìas y tribunales, al igual que los sistemas carcelarios.

Pero es todo lo contrario con los delitos, en donde su comisión implica una posición social privilegiada, como es el caso de los banqueros con la usura y el hurto electrónico programado por el propio banco o el anatocismo; la especulación con la moneda y con los precios de los producto, en donde para su cometimiento se requiere tener poder económico o posición de privilegio, la estafa o fraudes en la calidad y cantidad de los alimentos y productos; los delitos en contra del medio ambiente tanto del trabajo como del ecosistema, la evasión de impuestos y la corrupción en donde se requiere ser gobernante con manejo de presupuesto para incurrir en ese delito, cualquier Juan no puede cometer este tipo de delito.

Para estos tipos de delitos, que son conductas delictuales que le causan mas daño a la sociedad, por ejemplo, un banquero en un hurto electrónico promovido por el mismo banco o en el cobro de intereses sobre intereses y demasiados altos, se enriquecimiento ilícito y por ende su daño a la sociedad puede equivaler a un millón de atracos o hurtos al mes y todavía queda chiquito si la comparamos con las estafas bancarias que se vivió en Venezuela en 1994 y la que se vive actualmente en USA.

Una movida especulativa con la moneda o con los precios los productos puede generar billones de bolívares en enriquecimiento sin causa a sus autores; solo comprable con el asalto simultaneo a 10.000 bancos en todo el país.

Igual que el no cumplimiento con las normas de seguridad industrial o del medio ambiente, aparte que causan muertes y enfermedades a otros –homicidios y lesiones gravísimas- sus autores se embolsillan, en este caso seria un enriquecimiento ilícito, millones de millones, tan solo superable por millones de hurtos cometidos al mismo tiempo por la pobrecía, seria su equivalente en daño ocasionado a la sociedad.

CODIGOS, POLICIAS, FISCALIAS Y TRIBUNALES NO PREPARADOS PARA REPRIMIR DELITOS DE BANQUEROS, INDUSTRIALES, COMERCIANTES Y GOBERNANTES

Pero con todo esto, arriba descrito, nuestros códigos, policías, fiscalìas, tribunales y carceleros solo siguen combatiendo y castigando severamente a las conductas delictuales de fácil comisión o que no impliquen una posición de privilegio económico-político. No lo hacen porque sencillamente estas conductas no están criminalizadas o penalizadas; nuestras policías siguen con los funcionarios al estilo “Rambo” o “Soldado Universal” para someter –y asesinar- a malandros de barrio, todavía siguen dotándose de carísimos equipos anti-motines para reprimir las manifestaciones populares por cualquier carencia o desidia gubernamental, al estilo de la Escuela Policial de Chicago, la misma del neoliberalismo y así enriquecer mas a los consorcios Judío-Norteamericanos que son los fabricantes de esos costosísimos armamentos; igual pasa con fiscalìas y tribunales, solo mentalizadas y culturizadas para reprimir delitos de pendejos; y lo peor de todo, es que los gobiernos de centro-izquierda que han surgido en nuestra America que han desplazado al neoliberalismo, incluido el Bolivariano de Venezuela, siguen con esta cultura de solo luchar con la delincuencia y los delitos de la pobrecía.

POR NO CRIMINALIZAR LAS DAÑINAS CONDUCTAS DELICTUALES BURGUESAS ES QUE LA DERECHA LEVANTA LAS BANDERAS DE LA SEGURIDAD.

Cuando escuchamos a una GLOBOVISION o RCTV, en Venezuela, al igual que otros poderosos medios en nuestramerica, sobre-estimar el problema de la seguridad ciudadana o social, se están refiriendo al problema de la delincuencia pobre, la que atraca y hurta y en algunos casos a buhoneros de la droga; pero jamás se meten con la corrupción, aun en contra del gobierno de centro-izquierda o centro-derecha chavista o de Kihner, sencillamente porque no puede escupir para arriba.

Cuando la derecha y sus medios logran crear una matriz de opinión que coloca a la inseguridad como el principal problema por arriba del desempleo y el alto costo de la vida que los golpea mas, muchas veces ayudados por narco-paramilitares Colombianos quienes matan indiscriminadamente a taxistas o pasajeros de una buseta que luego estos hechos son ampliados por los medios de la derecha, para crear zozobra y un estado de terror generalizado, repito, cuando la derecha logra poner a la inseguridad como el principal problema ciudadano lo que esta pidiendo es mas represión para el pueblo, a que aumenten las inversiones en equipos policiales sofisticados y antimotines para masacrar al pueblo, y así se llenan las corporaciones judío-gringas que son sus fabricantes; esconden la corrupción y el ladronismo de los banqueros, industriales y comerciantes que especulan con los precios y la moneda y se enriquecen ilícitamente astronómicamente; y a la vez obligan al gobierno centro-izquierdista a que reprima a las masas y así entra en contradicción con el pueblo, a quien están asistiendo con medidas sociales que mitigan los estragos de 20 años de capitalismo salvaje.

Por falta de una política socialista en materia criminal, la derecha “vacila” al gobierno chavista y al resto de la centro-izquierda nuestroamericano; y suelta tres pájaros de un solo jalón; el primer pájaro, es que obliga al gobierno social y antineoliberal a reprimir al pueblo; y así entra en contradicción con este, precisamente su principal sostén; el segundo pájaro, son las corporaciones judía-gringas que se “llenan” vendiendo equipos y materiales especifico policial para reprimir a las masas lo que es su especialidad; y el tercer pájaro que sueltan, con ese solo jalón, es que las banderas de la inseguridad les permite recuperar el poder promoviendo a un demagogo y populista neofascista al estilo Berlusconi, Bush o Uribe, o como el tal Ledezma, Rosales, el TFP Radonsky y el “paraco” del Táchira, quienes no son ningunos “demócrata ortodoxo” sino unos águilas negras, afines de los Santos y los Uribes.

Cuando Ledezma dice que va para Colombia a copiar “experiencias exitosas” de seguridad o Radonsky dice que traerá “asesores” Israelíes; están diciendo que van a traer matones para asesinar a los delincuentes pobres de los cerros del oeste y de Petare; y a consolidar un poder narcoparamilitar que organice cooperativas de transporte donde solo trabajan quienes estén afiliados a las águilas negras y a cobrar vacuna por protección a los comercio de la gran Caracas y Miranda y a punta de plomo limpio y bombazos o mega-robos de bandas paramilitares bien organizadas apoderarse del sector construcción, hotelero, turístico, entretenimiento, inmobiliario, primero de la capital y luego del país entero, instaurando en Venezuela otra narcoparademcoracìa al estilo Colombia, Perú, El Salvador y México y así habrá triunfado el Plan Colombia para America del Sur.

QUE HACER

1.- Lo primero que hay que hacer, es quitarle las banderas de la inseguridad a la derecha; demostrándole que el primer factor de inseguridad del mundo y del país es ella misma.

2.- Subsidiar el desempleo e implementar medidas sociales para que todo venezolano tenga un empleo, tratando en lo máximo que sea productivo.

3.- Expropiar tierras y fábricas para ponerlas a producir, así como crear factorías nuevas que generan riquezas y empleos, para evitar desempleo y pobreza que son terrenos fértiles para delincuencia común.

4.- Reformar el código penal con fines de criminalizar los delitos de conspiración de la derecha y aquellas conductas de enriquecimiento sin causa de la burguesía, al igual que la evasión de impuestos, delitos medio ambientales y corrupción, con penas largas y a estos se le denominarían delitos mayores, conjuntamente con narcotráfico, homicidio, etc. Y aquellos delitos cuya cuantía sea inferior a 50 unidades tributarias, serian delitos menores y los delitos municipales, los cuales serán dirimidos por jueces de Parroquia y comunales.

5.- Organizar a las policías, fiscalìas, tribunales y sistemas penitenciarios en base a la idea de delitos mayores y delitos menores.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2968 veces.



Francisco Sierra Corrales


Visite el perfil de Francisco Sierra Corrales para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas