Respuesta a Braulio Jatar

Al ser justos, se puede no hacer justicia

“Al ser justos, podemos no estar haciendo justicia” Esta frase que a simple vista resulta incongruente, y que a continuación voy a explicar, esconde entre sus letras una verdad gigantesca que puede la mayoría de las veces pasar desapercibida, sobre todo por los mas grandes e imparciales juristas, sin embargo, fue la mejor forma que encontré, para decirle a mi amigo, el Doctor Braulio Jatar, sin la menor intención de faltarle al respeto a un hombre, a un amigo repito, al que aprecio sinceramente como persona y al que considero uno de los mejores, mas inteligentes e imparciales Abogados de este país, que su decisión de votar NO, (que es muy distinto a NO votar) en la pasada consulta electoral, para aprobar o desaprobar, como en efecto ocurrió, la propuesta de reforma constitucional planteada por el Presidente Chávez y las fuerzas progresistas que hacen vida en la Asamblea Nacional a mi juicio, no fue acertada, ya que lejos de beneficiar al pueblo y por añadidura al país, por el contrario “podría”, y con esto dejo abierta la posibilidad de ser yo el equivocado (también soy humano), causarle un daño mucho mayor que el que él, a su juicio pretendió evitar. Quiero dejar claro, que la única razón por la que hago público este “reclamo” es por que pienso que el lector debe colocar en la balanza la respetabilísima opinión acerca de los señalamientos sobre todo de carácter leguleyericos, que hace Braulio, en contra a la propuesta de reforma constitucional, la conveniencia o no de votar SÏ o NO y las verdaderas razones por las que gano el NO. También debo aclarar al lector que mi amigo, el Doctor Jatar hizo pública su decisión, días antes de la referida consulta, caso contrario jamás lo haría yo por esta vía.

 No quisiera en esta reflexión, ahondar en las razones que lo llevaron a tomar esa decisión, ya que considero que usted las ha manifestado suficientemente, por distintos medios, algunas de ellas las comparto a medias, otras definitivamente no, sin embargo quisiera enumerar alguna de ellas para así, justipreciar su valor:

 1) La inclusión de la palabra “socialismo”, ataca la estructura del Estado y atenta contra el derecho a profesar cualquier ideología política.

 La oferta electoral en los pasados Comicios Presidenciales de 2006 en los que el Presidente Chávez se impuso con más del 60% de los votos, fue precisamente profundizar el Socialismo, lo que requiere necesariamente de la introducción de un modelo de economía Socialista, sustentable y participativa, que en modo alguno atenta con el derecho de que tiene toda persona de profesar la ideología política de su preferencia, lo que está garantizado entre otros, en el articulo 2  de nuestra Constitución, correspondiente al Titulo I, de los Principios Fundamentales. Ahora bien, seria absurdo pensar que podemos impulsar una economía socialista, si en principio le tenemos “MIEDO” a la palabra “SOCIALISMO” ¡Por Dios!

2) La “geometría del poder” produce cambios orgánicos del Estado que solo pueden ser convalidados por el poder constituyente, igual criterio aplica a la inclusión del modelo socialista.

 Este, mi querido amigo, es un problema de forma, porque en el fondo, el poder constituyente originario reside en el pueblo y la propuesta de reforma seria sometida como fue, a un referendo Publico que la aprobaría o no, como en efecto ocurrió. ¿O no? Al final fue el pueblo quien decidió, pero también quien decidirá su destino.

3) La reelección indefinida en un solo funcionario público, violenta el derecho de igualdad política de los ciudadanos.

 Aquí es donde más coincidimos, pero debes tener en cuenta que los cambios deben ser implementados gradualmente en la medida que la madurez política del colectivo promueva una participación tal que legitime sin lugar a dudas los cargos de elección popular. Venezuela es un país presidencialista y solo recientemente y gracias al Proceso Revolucionario se ha logrado disminuir la abstención en este renglón en forma significativa, poco mas de 30%, incluso aumentando el padrón electoral, lo que deslegitima aun más a nuestros antiguos gobernantes, donde se hablaban de abstenciones de hasta 70% sin haber incluido en el registro electoral a millones de electores que no tenían derecho a voto. Hoy la abstención para elección de gobernadores y alcaldes alcanza el 60%, lo que aumentaría significativamente si se separaran y ni hablar de las elecciones para concejales y juntas parroquiales. Si se implementara la “posibilidad” de la reelección continua, que no es lo mismo que reelección indefinida, a estos niveles se corre el riesgo que la permanencia en los cargos se deba a la participación exclusiva de tribus electorales que se crean siempre en torno al poder y no a la voluntad expresa del pueblo.

4) La excesiva concentración de poder en la Presidencia de la República hace casi imposible su control por parte de los otros órganos del estado.

 En primer lugar, no es verdad que en la propuesta de reforma se este acumulando poder en torno a la figura del Presidente de la Republica, los Presidentes de lo que sea, deben tener suficiente poder para enfrentar con diligencia los problemas de la empresa de la que generalmente son los único responsable. En todo caso lo que se quiere es que el Presidente de la Republica le transfiera ese poder al pueblo, saltándose los tramites burocráticos que retrasan y corrompen la gestión publica. En cuanto a los controles si no se han tocado sus atribuciones, estos estarán en plena vigencia en el caso hipotético que hubiera sido aprobada la reforma.

5) La inclusión de derechos sociales, económicos y laborales no requieren de la modificación constitucional.

 Esto es cierto solo en parte, pues la jornada laboral no podrá ser reducida por una simple ley, ya que contravendría el artículo 90 de la actual constitución que reza que esta no podrá exceder de ocho horas diarias y cuarenta y cuatro semanales. Por otra parte los derechos sociales, económicos y laborales con rango constitucional no podrán ser modificados por simples presiones empresariales o diferencias ideológicas, por lo que tendrá que consultarse al pueblo para derogarlos. Recuerda que lo que fácil viene, fácil se va.

6) Los revolucionarios con un puesto en la historia, no cayeron en la tentación del poder sino que por el contrario renunciaron a él.

 En cuanto a esto, que no deja de ser un comentario, respetable, pero solo eso, un comentario más, me permito responderte que el Presidente Chávez ya tiene un puesto relevante en la historia, como lo tiene también Fidel Castro, que no creyó tampoco en ese cuentito de hacer revoluciones y dejar luego a la clase política que se encargue de los detalles, como si lo hizo el Ché y todos sabemos como terminó, no mi querido amigo, si Bolívar se hubiera puesto al frente de la presidencia de este país, no habría terminado como termino y tal vez nunca habríamos oído hablar de los adecos.

   Ahora bien amigo Braulio, volviendo al principio, en lo que si estoy absolutamente claro, es que hay solo dos propuestas en el tapete para este país, el Socialismo que propone Hugo Chávez y el Fascismo encarnado por todos y cada uno de esos señores y señoras que todos vimos celebrando el triunfo, una vez terminada la cadena presidencial la madrugada del día 3 y otros tantos que no vimos, porque no tuvieron tiempo de regresar de las guarimbas, que a esas horas ya se habían iniciado en algunos lugares.

 Yo estoy seguro mi entrañable amigo, que la naciente alegría natural del triunfo de esa madrugada, se te amargó en los labios, cuando viste ese cuadro de personas que celebraban la “pirrica” victoria y como se que tu eres un hombre de una aguda inteligencia, presumo que ya estabas preparado para eso, pero ¿Para que mas estabas preparado amigo Braulio?, ¿Cuantas jugadas adelantadas más, calculaste en el tablero de ajedrez?, ¿No es acaso el señor que llevo la voz cantante en esa celebración, el mismo señor que firmo en nombre de “todos” los Gobernadores, el decreto de Carmona que derogó la constitución que todos ahora defendemos?, ¿No estaba allí el fiscal General designado por el dedo omnipotente de Carmona?, ¿No era ese muchacho con cara de galancito de novela y ojos de lechuzo desvelado, que se encontraba al lado del “Filosofo del Zulia”, el mismo que desvió los vehículos que bajaban por tazón hacia Fuerte Tiuna, durante el golpe de estado de 2002, para provocar un caos e impedir la defensa del gobierno?, ¿No fue este mismo muchacho el que como guapetón de pueblo metió preso al ministro de relaciones interiores, Capitán de Navío Rafael Rodríguez Chacín, dizque porque portaba dos armas de fuego, la suya de reglamento, que por ser militar tiene derecho a portar y la del Presidente Chávez, quien se la entrego cuando fue secuestrado durante el golpe?, ¿No fue acaso ese otro señor de amplia frente y cejas ciclopeadas, que hizo de maestro de ceremonia para anunciar al “Filosofo del Zulia”, el mismo que pidió disculpas por el paro empresarial y petrolero en el que se perdieron además de vidas, mas de diez mil millones de dólares americanos (como decía Alfredo Peña), sin mencionar la angustia en la que envolvieron al pueblo durante dos meses? Si, mi querido amigo, fueron ellos. Fueron ellos y no el pueblo los que tomaban el protagonismo de la pirrica victoria, y ni hablar de los estudiantes sifrinos y de derecha, a los que no me gusta ni mencionar pues considero que su fama no se debe a merito alguno, sino que dependían del factor mediático para sobrevivir y perdóname amigo, pero aunque sé que no te gusta que se les llame así, me da vergüenza como estudiante que un día fui y que luche por reivindicaciones propias de los estudiantes, que se hable en su caso de Movimiento Estudiantil, porque no lo es, pues es incapaz de andar con sus propios pies. Por cierto, ¿no fueron estos muchachos acaso, los mismos que hasta pocas horas antes del referéndum, estuvieron mortificando a las personas trancando calles (Globovisión por delante), para que la consulta fuera suspendida y para amedrentar a la gente con lo que pasaría de ganar el SÏ?, ¿No saben acaso estos carajitos, que gracias a Chávez, todos pueden ahora opinar a través del voto en cualquier propuesta que intente transformar la constitución o incluso crear una nueva y lo que tienes que hacer es ejercer tu derecho?, ¿Y si el pueblo hubiera votado SÏ?, ¿que?, ¿nos habríamos tenido que calar a estos muchachitos malcriados echando vaina por sécula seculorum?, nooo Doctor, que va, eso lamentablemente para esos culicagados, también se llama fascismo.

 Ahora bien Braulio, ¿porque gano el NO?, ¿cual fue la verdadera razón por la que ganó el NO y no el SI?, la respuesta es sencilla Braulio, tres millones de personas se abstuvieron de acompañar a Chávez. Salvando claro está, tu participación y la de tal vez algunos otros que como tú habían defendido, como tu dices, “la plataforma política de Chávez” y ahora votaron por el NO.

 Ahora, ¿Porque de más de siete millones y medio de personas que sólo hace un año votaron por el presidente Chávez, tres millones se abstuvieron de hacerlo esta vez? Pregunta al ciudadano de a pie, al que se abstuvo esta vez, yo lo hice y la mayoría tenia miedo por sus hijos, por su carnicería, por sus casas, por sus carros y pare usted de contar la sarta de mitos que los pobres tenían en sus cabezas ¿Cuántos de estos se abstuvieron esgrimiendo tus razones? Coincidirás conmigo que aun cuando tus razones están bien fundadas, fueron la excepción y no la regla. ¿Acaso la propaganda opositora basó su estrategia en tus mismos argumentos? Claro que no, la oposición basó su estrategia propagandística en una mentira tras otra, en una estrategia de terror y trampa contra la que esta vez, tengo que admitirlo, no pudimos ¿Seria acaso que el pueblo no quería que Chávez pudiera presentar su opción electoral para el próximo periodo? Mí querido amigo, Chávez es el líder tanto de los que apoyan este proceso, como de los que lo adversan, tanto dentro como fuera de nuestras fronteras, y digo esto porque mueve casi con la misma pasión a ambos grupos, tu y yo sabemos que Chávez tiene mas de cuatro millones y medio de votos duros, esa mi amigo es nuestra base, lo que se acaba de probar una vez mas y que llegada la hora, cualquiera con algo de simpatía hacia Chávez se ira con el. La oposición tiene su techo algo por debajo de lo logrado en este referéndum, y digo por debajo porque entiendo que tu, como creo haberte oído decir, no estas engrosando sus filas en forma definitiva, sino, por una coyuntura que ya has explicado y como tu, imagino habrán otros tantos.

 Para concluir Braulio, si bien es cierto que por un lado, el mito del Socialismo que se lleva los niños no ha desaparecido de la mente de algunos, con lo que podríamos argumentar que al pueblo le falta madurar políticamente para asumirlo, también es verdad que la propaganda terrorista y mentirosa de la oposición fue despiadada y la sensación que siento en la gente después de la aparición del presidente reconociendo la derrota, es de que los engañaron con respecto al Presidente y su reforma.

 Bueno amigo espero no haberte ofendido con mi reflexión, si así lo hice discúlpame y créame que no fue mi intención, por lo demás reconozco y agradezco tus esfuerzos en que yo y otros amigos tuyos partidarios del SI, como por ejemplo Augusto Hernández, no malinterpretáramos tu decisión y mas importante aun que no influyera en nuestra amistad.  Por cierto respecto a eso, creo haberte prevenido alguna vez sobre el ex-gobernador Navarro. A veces el corazón es más previsivo que la razón. Un abrazo de un amigo que te aprecia.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2580 veces.



Oscar Belmonte

Dirigente de los Círculos Bolivarianos, comunicador alternativo, Director del periódico La Voz del Valle

 lavozdelvalle2@yahoo.es

Visite el perfil de Rubén Mendoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas