José Vicente está pelao

En su programa de hoy domingo 9 de diciembre, José Vicente Rangel hizo un análisis de los resultados electorales del pasado 2-D, del referendum constitucional. De su análisis concluye que es necesario inciar un diálogo entre la oposición y el Gorbierno Bolivariano. Señala que para que tal diálogo sea posible se debe empezar por reconocerse uno al otro. Por su lado la oposición debería abandonar de una vez por todas los intentos de salir de Chávez por vías no-democráticas o anti-constitucionales. Dicho sea de paso, hay acciones democráticas que pueden ser anti-constitucionales, porque el pueblo está por encima de la Constitución. Sigamos con el asunto que nos ocupa ahora. Por otro lado, el Gobierno Bolivarianao, entiéndase Chávez, tendría, según José Vicente Rangel, que bajar el tono, reconocer a la oposición y sentarse con ella a dialogar. Pienso que José Vicente Rangel al hacer esta apreciación revela claramente cuál es su concepción de los fines del socialismo y los medios para alcanzarlos, la cual no es más que una posición pequeño burguesa. Esto me permite afirmar, que desde la perspectiva del socialismo científico, José Vicente Rangel ta pelao. Por otro lado, el razonamiento de José Vicente conduce a la conclusión que Chávez es ahora el único obstáculo para el diálogo, para la reconciliació. Por tanto, al igual que la llamada oposición, José Vicente piensa que para que el diálogo sea posible entre ambos lados, chavsitas y opositores, es necesario que Chávez se haga a un lado o que Chávez deje de ser Chávez.

Hablar de diálogo supone por lo menos dos cosas: 1) una o más personas para dialogar y b) algo sobre qué dialogar. El diálogo no puede ser visto como un fin en si mismo. Dialogar por dialogar es un sin sentido. La primera pregunta que surge es la siguiente quién es el otro, del lado del chavismo está bien claro quién es el dialogante. Chávez ha demostrado ser un líder y ha conducido personalmente, con sus aciertos y errores, este proceso revolucionario. Este hecho lo reconocemos todos, incluso los que puedan estar en desacuerdo con el Presidnete en muchos puntos. Pero, quién dialogará por la oposición. Es más me atrevería a decir que la oposición política no existe como tal. Lo que José Vicente Rangel pide es que Chávez construya una oposición y que luego se siente a dialogar con ella. No. No. Ese no es el camino. José Vicente está pelao. No podemos hacerle el juego a la derecha y contribuir a su organización política. Hasta el momento la oposición está dividida en grupos que pugnan por el control de la mayoría entre los opositores a Chávez. La oposición se atomizará aún más para las elecciones de alcaldes y gobernadores. Quién dialogará de parte de la oposición, ¿ Ledezma, Rosales, Borges, Radonsky, Allup, Escarrá, Goicochea? Sería bueno que José Vicente Rangel nos respondiera esa pregunta. Otra cosa es dialogar con la clase dominante, con los verdaeros dueños del circo. Lo cual tampoco está planteado.

La segunda pregunta que surge tiene que ver con el contenido del diálogo. Para que dos o más personas dialoguen tienen que tener algo sobre que dialogar. ¿Sobre qué quiere dialogar la oposición? ¿Sobre qué puede dialogar el Gobierno Bolivariano con la oposición? Acaso sugiere José Vicente Rangel negociar los fines del socialismo. Creo que un diálogo es casi imposible entre la derecha y los socialistas, a menos que se negocien las condiciones, los fines y los medios de construri el socialismo. En otras palabras que se abandone la idea de construir una sociedad socialista en suelo venezolano. Al final de cuentas lo único que quiere la oposición es la salida de Chávez del Gobierno y segir el camino del capitalismo, iniciar la privatización de los servicios públicos, entregarle el petróleo y otros recursos naturales a las grandes corporaciones, detener los avances en la inclusión de los que sobreviven, etc. etc. Si José Vicente Rangel sabe eso y más, ¿por qué convoca a un diálogo? Sobre la base de esas premisas un diálogo no es posible. El diálogo entre clases sólo conduciría a una derrota más de la clase trabajadora. José Vicente Rangel está pelao si cree que la derecha está dispuesta negociar y se equivoca si cree que el socialismo se constuye negociando con la derecha.

Dejemos que Lenin con sus propias palabras le responda a José Vicente Rangel:

"... La doctrina de Marx estableció las verdaderas tareas de un partido socialista revolucionario: no componer planes de reorganización de la sociedad ni ocuparse de la prédica a los capitalistas y sus acólitos de la necesidad de mejorar la situación de los obreros, ni tampoco urdir conjuraciones, sino organizar la lucha de clases del proletariado y dirgir esta lucha que tiene por objetivo final la conquista del poder por el proletariado y la organización de la sociedad socialista." (citado por Louis Althusser en La Filosofía como Arma de la Revolución, p. 23)

julio_mosquera@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3604 veces.



Julio Mosquera


Visite el perfil de Julio Mosquera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a46963.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO