Descóquese Usted Mismo

Cada vez con menos sorpresa observo cosas que pasan dentro del proceso de cambios que vivimos y aumentan mis cavilaciones al respecto. Asistimos a sucesos con indudables rasgos de la cuarta república en plena lucha revolucionaria y que no venga ningún sigüí (lean a Alexis Márquez Rodríguez, Últimas Noticias 15/10/07, página 50) a hablarme de que algo está por morir y otro por nacer, porque no es la rubia y descocada oposición su protagonista sino los “masrojitoqueyosolochavezydevaina” cuya traducción mas acertada es la de neo adecos.

No es para aplausos y vítores que el Presidente tenga que formar un peo porque un fulano se desvive por una Hommer. Lo patético es que derive solo en un regaño ante las cámaras semejante conducta de un compatriota. Lo repugnante es que se evidencie la ineficacia de un mandatario regional o local en un Aló Presidente y que todo culmine con el programa como si se tratara de un desliz circunstancial. Quien sea revolucionario debe enfilar sus baterías contra tales hechos y no lanzar fanfarrias. Hurguemos, husmeemos, para que veamos lo que está bajo la punta del iceberg; hay que afilar el hacha del poder constituyente ¿Habrá que decretar un estado de excepción para que se les juzgue sin el debido proceso y puedan ir presos? Lo digo con toda la intención, pues con la modificación del artículo 337, prácticamente se disimula la incapacidad de administrar justicia. “No pudimos procesar a los golpistas debido al debido proceso”; discúlpeme camarada, pero ¿con qué se come eso?

Mientras tanto, se revisan los procesos referendarios buscándole la vuelta a ver como los hacen menos expeditos o más burocráticos. ¿De donde sale esa vaina? Pregunta absolutamente pertinente porque la descocada y rubia oposición solo tiene dos gobernaciones, un puñado de alcaldías y ningún diputado (sin meter a los volteados).

Ya no son 33 artículos, hay 25 más y uno escucha a la rubia y descocada oposición con su último grito de moda: no hay tiempo para discutir tantos. ¿Quien será el chef de este platillo? Porque ahora no se trata de con qué se come eso, sino que alguien además de Ismael, anda conspirando intramuros para dilatar la discusión sobre la propuesta.

Usted oye voces agoreras señalando que la reforma produciría otro 11 de Abril. Aunque suene descocado no fue la rubia oposición quien lo gritó, sino personajes que “no han podido” o “no pudieron” casarse como Dios manda con la revolución y prefirieron irse tras las faldas de la concupiscente oligarquía. Además, así se llame Francia Altamira y sea rubia y descocada doy por descontado que a los militares ya no les gusta la sinuosa oposición. ¿Quiénes darían el nuevo golpe? ¿Será que algunos no se conforman con solo pasar la puerta e’ tranca? ¿Serán los neo adecos?

Leemos denuncias con nombre y apellido sobre las faenas “juancharrasqueadas” en las comarcas y comarquitas de camaradas rojo rojitos para imponer voceros y comisionados. Hubo dejadez en ciertas regiones en la logística hacia los compatriotas que fueron a juramentarse al Poliedro. Tratar de meter a nuestros voceros y voceras en buses de tercera para calarse varias horas de viaje no es nada revolucionario. Que los reyezuelos entiendan que la reforma va a pesar de sus taimadas y subterráneas obstaculizaciones quinta columnistas. ¿Lo ponen en duda? ¿Es tabú hablar sobre estos temas? ¿Es contrario a los llamados de unidad? ¡No me venga con vainas, camarada! En nombre de la unidad están ocurriendo arbitrariedades ¿Cómo es eso que se escogerán los delegados y delegadas de las circunscripciones sin dar tiempo a una interrelación mas profunda entre los batallones que las conforman? Cuando el Comandante preguntó en el Poliedro si se habían hecho reuniones de circunscripción, muchos quedaron como pajarito en grama ¿Quienes se benefician en ese río revuelto? Les doy una pista: no es la descocada y rubia oposición.

Se avecina un nuevo combate en Diciembre donde los batallones serán probados y seguramente pasaran la prueba con éxito. Pero esa no es la prueba de fuego; lo es la lucha contra la burocracia, la corrupción, la desidia y la ineficiencia de muchos encapuchados que andan mamando de la teta revolucionaria. Los aspirantes tenemos que aprender a beber agua montados en la bicicleta, esto es, capacidad de pensar mientras batallamos. No debemos quedarnos en la mordacidad o en el asombro si vemos a un compatriota con mucho dinero de la noche a la mañana y con bienes desmesurados. Profundice sobre sus consecuencias y verá que tras esos activos mal habidos está el hambre, la enfermedad, el desamparo y la angustia de muchas familias. Eso es imperdonable, está pasando en nuestras narices pero se nos van los ojos tras la descocada y rubia oposición.

Yo hago votos porque una vez conformado el PSUV, no tenga que venir el Comandante, ante nuestra incapacidad de promover un líder local o regional desde las bases, a levantarle la mano a un gran carajo. La lección ya fue dada ¿la aprendimos? .


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2042 veces.



Plácido R. Delgado


Visite el perfil de Plácido Rafael Delgado para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Plácido Rafael Delgado

Plácido Rafael Delgado

Más artículos de este autor


Notas relacionadas