Esta parte del mundo hubiera sido más bella sin Colón. Ahora somos un reato. Hoy quiero soñar

En mi pueblo solían decir, "soñar no cuesta nada". Y ahora, faltando pocas horas para cumplir 86 años, pues nací un 28 de febrero, de un año cuando este mes sólo tuvo 28 días, dos de los últimos los he vivido sin compañera de cuando yo tenía 21 años y ella 18, me siento tentado a soñar por los dos y tantas cosas. Como preguntarme ¿no hubiese sido más bello este espacio si Colón no se hubiese aparecido por aquí, mientras creía andaba en otro lado, pues este ni siquiera imaginaba que existía?

¿Para los europeos y sobre todo para quienes entre ellos tenían poder, llegar a este espacio, inmensamente rico y con unos pobladores competentes para ser engañados, manipulados y hasta dominados por la fuerza de las armas, no fue como un sacarse la lotería?

Este espacio que los conquistadores llamaron América, por un tal Américo Vespucio, marino y cartógrafo que por aquí anduvo, sirvió para que Europa saliese gananciosa y terminara disfrutando de lo que aquí había a cambio de un despojo descomunal en el cual la iglesia con su cruz y Dios, además de haberse beneficiado, ayudó y bendijo a comerciantes, traficantes, piratas, filibusteros y hasta asesinos, para que hiciesen de las suyas, en favor de las coronas y sus pocos capitales. Y Europa se llevó de aquí cuanto pudo, mientras exterminó buena parte de la población existente, tanto que el Caribe lo pobló de africanos traídos a la fuerza como esclavos.

Antes de 1492, lo que dieron por llamar América, estaba formada por una multitud de pueblos dispersos. La cultura variaba desde formaciones paleolíticas intermedias hasta estratos superiores del neolítico. Salvo las características específicas de cada continente, esta parte del mundo seguía la línea general de desarrollo de los pueblos europeos y especialmente asiáticos. La formación social conocida como Modo de Producción Asiático, peculiar de egipcios, mesopotámicos, etc., es en lo sustancial similar a la organización de los pueblos aztecas, incas y chibchas. Es bueno saber también que Hernán Cortés se asombró de encontrar entre los aztecas manifestaciones culturales superiores que en muchas regiones de Europa. El Inca Garcilaso, en "Los Comentarios Reales", maravilla al lector con lo que informa sobre los portentos de la cultura suramericana.

Suponer indispensable y necesaria la presencia europea en lo que bautizaron América para que esta alcanzase estadios superiores, es ignorar la grandeza de la condición humana y la dinámica del proceso histórico. Con razón el brasileño Darcy Riveiro, utilizó la expresión "desfase", para referirse al efecto entorpecedor de la presencia europea con toda su carga cultural y sus rapaces valores, sobre la marcha de nuestras organizaciones socio-culturales primigenias.
La presencia europea en este territorio a partir de 1492, fue más bien un acontecimiento vital para el crecimiento de la economía de aquel continente. Útil para que el comercio y la economía de aquellos países pudiesen avanzar. Una política colonial que mató indios por millones e incurrió en la crueldad del esclavismo, que ya Europa había abolido, significó un salto gigantesco para su modelo capitalista. Nunca antes la economía del viejo continente había experimentado una expansión y velocidad de crecimiento que se parangonase con los resultados que a largo plazo arrojó la anexión de América o mejor apropiación indebida de América.

Por eso la importancia de Colón estuvo en haber abierto el camino que condujo a la explosión del capitalismo y a una acumulación de capital gigantesca de la burguesía europea. Y eso obviamente, sólo fue ventajoso para ésta
Luego de llegar aquí, pudieron comprobar los países conquistadores que más fácil que combatir contra la flota italiana y la temible infantería turca, era matar indios mal armados en América y alienarlos a los valores europeos, con el vergonzoso respaldo de la jerarquía religiosa.

Por estas cosas, festejar o celebrar la penetración Europea en América y África es deshumanizarnos y hacer el triste papel de herederos de quienes promovieron aquel acontecimiento mercantil. Que de paso, también significó, no sólo el deshacer el original proceso de esta parte del mundo y crear una relación colonial vergonzosa, sino que con posterioridad a la independencia de aquellas formaciones que Bolívar llamó "antes colonias españolas", la aparición de nuevas e inimaginables formas de explotación y relaciones, para continuar hasta hoy el proceso brutal de saqueo de las riquezas naturales de ellas y el producto del trabajo de sus habitantes.

Pero el hecho se produjo. La historia no retrocede. El acontecimiento derivó consecuencias significativas y colocó a lo que llamaron América frente a una nueva realidad. Esto es lo que hay que considerar. Pues su línea de desarrollo y crecimiento fue truncada por una invasión y despojo sin comparación alguna.

Este cuadro, en el cual uno mismo resulta un ajeno, extraño y hasta implantado, no se puede cambiar negando lo acontecido, menos con formalidades como cambiando nombres, mientras seguimos siendo lo mismo. De lo que se trata es que lo creado por aquel desfase, para volver a Darcy Riveiro, nunca ha sido superado, salvo formalidades; y seguimos dando tumbos, como hasta pretender ser distintos, mientras copiamos todo lo que los descendientes de quienes este espacio conquistaron y saquearon, hacen y conciben, como los intentos de hallar formas para la libertad y la justicia nuestra, sin lograr nada trascendente. Por lo menos Estados Unidos logró imponerse sobre Inglaterra y hasta la tiene de rodillas, mientras nosotros ni siquiera hallamos el camino para la unidad, como soñó Bolívar, pensando en nuestro destino, dado que las aspiraciones y agallas de los conquistadores, prevalecen

Por estas cosas, no es una simple expresión con intención poética, repetir que Simón Bolívar, Martí, Sucre, Sandino, San Martín, tienen todavía mucho por hacer en nuestro mundo. Aunque en verdad, a veces pienso, no somos los mejores, pues también somos resultado de eso que Bolívar llamó un reato u "obligación que queda a la pena correspondiente al pecado, aun después de perdonado."



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1047 veces.



Eligio Damas

Militante de la izquierda de toda la vida. Nunca ha sido candidato a nada y menos ser llevado a tribunal alguno. Libre para opinar, sin tapaojos ni ataduras. Maestro de escuela de los de abajo.

 damas.eligio@gmail.com      @elidamas

Visite el perfil de Eligio Damas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: