Venezuela se quita la pijama y se pone los pantalones

  • La realización de ejercicios militares por parte de Estados Unidos en territorio de Guyana, con el consentimiento de ese gobierno, revela ante el mundo que el imperio norteamericano, fomenta el enfrentamiento entre ambas naciones, para pescar en rio revuelto y apoderarse del petróleo, gas y otros recursos que ya están determinados en ese territorio, que históricamente le pertenece a Venezuela.

En materia territorial Venezuela siempre ha puesto la otra mejilla y no ha faltado nacionales que a través de la historia hayan criticado esa actitud pasiva frente a las pretensiones de otras naciones, qué se califican de hermanos de nuestro país, pero que han tratado en momentos de debilidad nacional reclamar parte de nuestro suelo patria. Muchos ejemplos, que podrían ponerse, avalarían esta afirmación (ergo, los Monjes).

Alguien cuyo nombre no recuerdo al momento de esta reflexión, caracterizó esta situación, afirmando: "Venezuela ha perdido un cuarto den su territorio si echar un tiro".

Cabe recordar, también, las declaraciones emitidas por Tomás Michelena que había sido el ministro de Venezuela en Londres. En 1897 dijo: "Mas vale perder ese territorio por la fuerza que acceder a un arbitraje de la cuestión en los términos que lo hace el tratado". Se refería al Tratado de Washington y en consecuencia el Laudo Arbitral.

Demuestran estas expresiones, que en diferentes épocas voceros de venezolanos han manifestado su preocupación por la falta de acción oficial en pro una defensa integral de nuestro territorio.

Personalmente, desde que me involucre hace muchos años atrás en el estudio de estos temas fronterizos de Venezuela, comentaba, que para mí, esa pijama de rayas que habían sido incorporadas al esequibo, si bien llamaban la atención sobre lo que se reclamaba, a mi juicio, reflejaban una actitud pasiva, de letargo, como si Venezuela, se mantuviera siempre empijamada, y respondiendo sólo por reflejo a las acciones de los gobiernos de Guyana, que progresivamente tomaban posesiones de hecho, al margen de los acuerdos firmados con nuestro país.

Las citas anteriores son testimonio de que, en diferentes épocas, venezolano, preocupados por la Defensa Integral del Territorio, individualmente, o a través de Frentes, y Organizaciones Civiles, exigían más acciones, mayor presencia de nuestros gobiernos en defensa del territorio objeto de la controversia. Recuerdo todavía nombres de algunos amigos con los que participe en esas luchas, cuando todavía Venezuela no reaccionaba: Pedro José Lara Peña, Coronel Aquiles López Sánchez, Dr. Aquiles Monagas, Iván Dakovick, José Marrón, Ricaurte Maita Pino, Germán Mundaraín, Socorro de Hernández Bretón, Tulio Patiño, Alirio Ugarte Pelayo, José Párraga, entre otros valiosos colaboradores.

Siempre recordábamos, en estos encuentros, como un episodio digno de respeto y de defensa integral, la conducta asumida por Marcos Pérez Jiménez, quien se vio en la obligación de realizar acciones militares, para preservar la soberanía de Venezuela sobre Los Monjes, lo que ha permitido en forma clara y determinante, cancelar toda discusión al respecto y ya nadie ponga en duda nuestra soberanía sobre ese territorio.

El Mandato popular del 3 de diciembre 2023, que marcará un hito histórico, por la unidad de tantos sectores políticos, situación que no se manifestaba en Venezuela, desde hace muchísimos años, es una gran oportunidad para definir una política de Estado, coherente frente a la integridad territorial, que sea desarrollada y defendida, por cualquier gobierno, ya que no obedece a ningún tinte político, ni tendencia ideológica, sino, a los verdaderos intereses nacionales.

Creo que el presidente Maduro, ha interpretado en forma correcta los resultados, dándole un carácter de vinculante para la acción del ejecutivo nacional, tomando de inmediato una serie de medidas, que serán instrumentadas constitucionalmente por la Asamblea Nacional, asignándole el carácter de Leyes, de obligatorio cumplimiento, para su debida ejecución e implementación.

En esta materia hay que actuar sobre la cresta de la ola, se requiere darle continuidad a todo este fervor patriótico y nacionalista, expresado en el referéndum, para consolidar en todo el territorio nacional, ese nuevo Mapa, lleno de verdor y esperanza, del cual se enorgullecerán las generaciones futuras, que enaltecerán estas luchas.

A nivel internacional y regional debe continuar el despliegue informativo, sobre el carácter histórico y legal de nuestra lucha. Pronto aparecerán al desnudo, los que, entre bastidores, incitan al enfrentamiento, los que financian a Guyana, para aprovecharse de los recursos económicos y naturales que allí existen. Aparecerán también los que enquistados en organismos internacionales desprestigiados como lo OEA se prestarán para descalificar nuestras luchas. Hay que desenmascararlos como los que son, agresores y explotadores a través de la historia, de todos los pueblos del mundo y otros como serviles marionetas de poderes imperiales.


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 929 veces.



Jesús Sotillo Bolívar

Docente en la UCV

 jesussotillo45@gmail.com

Visite el perfil de Jesús Sotillo Bolívar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas