El Esequibo: la reactivación del amor por la patria

Después de 24 años quieren reactivar el amor por la Patria, pero el pueblo es sabio y sabe que lo que mueve a los jerarcas del régimen de Maduro son los dólares y el buen vivir con ostentación y lujos. Después del apoyo de los ciudadanos venezolanos con su masiva participación del 22 de octubre en las primarias de la oposición, con una alta manifestación que salió a la calle en contra de todas las adversidades y amenazas. Se les dijo ya Basta.

Hay un elemento importante en discusión en los últimos años como es el caso de la reclamación de nuestro territorio Esequibo. Nos pertenece geográficamente e históricamente. Durante los últimos veinte años ignorado con alevosía y falta de interés de defender nuestro territorio por turbias negociaciones que favorecían a los jerarcas del régimen.

El régimen de Nicolás Maduro propone una consulta sobre el Esequibo, un Referendo Consultivo con 5 preguntas, por cierto mal redactadas. En opinión del abogado constitucionalista Juan Manuel Raffalli, el objeto del referendo previsto en el artículo 71 de la Carta Magna no es constitucional, porque no se puede consultar a la población sobre una materia que no admite una respuesta negativa, como lo es la defensa del territorio nacional. Artículo 1 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela establece "... Son derechos irrenunciables de la Nación la independencia, la libertad, la soberanía, la inmunidad, la integridad territorial y la autodeterminación nacional". Con este referendo Consultivo su intención es demostrar fuerza el partido oficialista usando argumentos patrióticos y nacionalista que mueven la fibra del venezolano. Aún así el ciudadano está claro de esta maniobra del régimen.

Recordando al poeta español Antonio Machado, nuestros gobernantes de antes y ahora se creen que la Patria es un finca heredada de sus antepasados. Los nuevos dueños de la finca llamada Venezuela deben recordar esta frase: «En España lo mejor es el pueblo. Siempre ha sido lo mismo, en los trances duros los señoritos invocan a la patria y la venden; el pueblo no la nombra siquiera, pero la compra con su sangre».

Es para que no digan ni quieran acusar de traidor a la Patria al que se niega a participar en su comparsa. No con la manipulación del Imperio, porque ustedes tienen sus riquezas en los bancos del propio imperio. El venezolano que vaya a participar es por voluntad propia, el decide y no ser manipulado ni amenazado, el que desee participar que lo haga y que no quiera está en su legítimo Derecho.

Si la memoria no nos falla, además con el apoyo de las informaciones impresas y digitales, no es difícil tener la información a mano. En marzo de 2004 la Academia Nacional de la Historia envío comunicado a la cancillería expresando preocupación por el pronunciamiento y declaraciones del presidente de la República Hugo Chávez, referente a su visita de Estado a Guyana durante las fechas 19 y 20 de febrero de 2004. la declaración del presidente es la siguiente:

«El Gobierno venezolano no será un obstáculo para cualquier proyecto a ser conducido en el Esequibo, y cuyo propósito sea beneficiar a los habitantes del área».

En estas declaraciones está plasmada la influencia de Fidel Castro que cambió la posición que Hugo Chávez Frías tenía de la reclamación del territorio Esequibo; hay una distancia, un cambio radical de la que había sido la posición de Venezuela asumida anteriormente por el presidente, cuando asumió el poder consideró el tema del Esequibo como central y prioritario, su cambio fue esencial en el 2004; porque además agregó: «El tema del Esequibo debe permanecer fuera del marco de la relación bilateral» para ser tratado «en el ámbito de las Naciones Unidas y con representantes de otros gobiernos».

Según información aparecida en los medios comunicación y tal como se recogió también en la página de Internet del Ministerio de Relaciones Exteriores de Venezuela, de esa fecha.

Para los académicos de la Historia las declaraciones emitidas en Guyana por el presidente Chávez representan a nuestro juicio y a juicio de conocidos expertos en Derecho Internacional un cambio radical de la que había sido hasta ahora la posición de Venezuela que podría significar la renuncia a esa reclamación de no definirse con claridad sus propósitos, y de hacerlo, además, a tiempo. Nos permitimos observar que hay una distancia considerable entre la posición asumida anteriormente por el propio gobierno del Presidente Hugo Chávez, al asumir el poder, cuando consideró el tema del Esequibo como central y prioritario. A partir del 2004 comienza una etapa de congelamiento en la Reclamación del Territorio Esequibo.

Con estas declaraciones Chávez pretendía bajar el tono a la disputa, llevar adelante su proyecto que era consolidar un liderazgo en el Caribe y Suramérica.

Pero los múltiples hallazgos de vastos yacimientos petroleros en Guyana en los últimos cinco años, que ya han comenzado a explotar, han hecho que las tensiones aumenten en ambos países. El petróleo de la Fachada Atlántica, áreas marítimas sin delimitar y que Guyana tiene años explotando.

Guyana otorga licencias a varias compañías para explorar y explotar petroleo en la plataforma continental del país. En el año 2012 con las empresas EXXON MOBIL y Shell para explorar el bloque Stabroek, pero esto viene ocurriendo desde el año 2003 que la zona ha sido explotada por varias compañías trasnacionales; además en la zona de Reclamación terrestre hay compañías auríferas, forestales, petroleras y de explotación de Uranio. Está presente la brasileña Odebrecht, la compañía de exploración de oro Guyana Goldfield de Canadá y Anadarko y EXXON de USA, operan en territorio reclamado. La petrolera China National Offshore Oil Company (CNOOC), es socia de PDVSA en Venezuela.

Olvidando, "curiosamente", que los socios de la EXXON en Guyana, son la Compañía petrolera estatal china (CNOOC) y la CHEVRON, que opera en Venezuela. Esta posición es de una extrema irresponsabilidad, además de poca sería.

LA PREGUNTA 3 DEL REFERENDO CONSULTIVO

Para engañar, manipular y chantajear al pueblo el régimen utiliza a los enchufados, tarifados y las Rockolas Alacranes, para repetir los lineamientos dictados por Maduro, los hermanos Rodríguez y Diosdado en lo referente al tema del Referendo Consultivo del ESEQUIBO, con la cual buscan la entrega del territorio en Reclamación a Guyana. En estos han involucrados a gobernadores y alcaldes de la oposición que mediante coacción del régimen "que de negarse a participar en el referendo, son amenazados con procesarlos penalmente por traición a la patria".

Hay un grupo de propagandista para este fin, están José Brito, Luis Ratti, Antonio Ecarri, Hermann Escarra, Indira Urbaneja y otros. Estos lo hacen no es por su espíritu patriótico, es porque reciben sus mesadas en dólares desde Miraflores. Lo que no se justifica es que varios venezolanos, que tal vez tenemos la creencia que son conocedores y expertos del derecho internacional y constitucional se presten a confundir, engañar y desconcertar al venezolano en un punto de vital trascendencia como es lo establecido en el artículo 1 de la Constitución Nacional de la República Bolivariana de Venezuela "...Son derechos irrenunciables de la Nación la independencia, la libertad, la soberanía, la inmunidad, la integridad territorial y la autodeterminación nacional". Por lo tanto estos temas no se consultan, se actúa y se ejecutan en defensa del territorio nacional.

En un escrito del Doctor Moisés Troconis Villarreal llamado "A Propósito de la Defensa de la Guayana Esequiba" de este interesante artículo voy a citar los puntos V y VI por tratarse de la pregunta 3 del Referendo Consultivo sobre el Esequibo y llama la atención en el énfasis que hace el régimen de Maduro para que el pueblo Vote SI, si sufragando SI esta pregunta es contra los intereses de Soberanía de la Nación. Pero vamos a incluir el punto IV para entender en todo su contexto la pregunta numero 3.

IV. "Sin embargo, en fecha 29 de marzo de 2018, Guyana demandó a Venezuela ante la Corte Internacional de Justicia y solicitó que ésta confirmara la validez del Laudo de 1899 y su efecto vinculante. En fecha 18 de diciembre de 2020, la Corte declaró su jurisdicción para conocer de la demanda de Guyana y, desde entonces, la representación de Venezuela ha venido ejerciendo su derecho a la defensa en el proceso judicial en curso, verbalmente y por escrito, incluída la oposición de excepciones preliminares, la asistencia a seis sesiones de audiencias públicas y la participación en tres de ellas, con lo cual ha quedado legalmente vinculada y sometida a la jurisdicción de la Corte, razón por la cual, ésta ha quedado obligada a decidir la controversia, independientemente de si Venezuela continúa o no, en juicio, de si continúa o no, en la defensa de la Guayana Esequiba, de si hace valer o no, sus títulos históricos y legales, o de si sus representantes, hacen valer sus derechos territoriales o la dejan en estado de indefensión ante Guyana".

El gobierno nacional está en la obligación de continuar el juicio en la Corte Internacional de Justicia (CIJ). Porque ante una demanda judicial, cualquier demanda judicial, el demandado tiene que acudir al tribunal a defenderse porque si no lo hace será declarado confesó y condenado. A nadie que esté demandado se les ocurre no ir al Tribunal para conocer los motivos y defenderse, porque todo el mundo sabe que la única forma de defenderse es presentándose ante el Tribunal.

En la controversia de la Guayana ESEQUIBA, Guyana demandó a Venezuela en el 2018 ante la CIJ, con base a lo dispuesto en el Acuerdo de Ginebra de 1966, y el gobierno tiene la responsabilidad de acudir ante la Corte para defender ante la misma los derechos e intereses de Venezuela. Venezuela NO PUEDE ABANDONAR LA DEFENSA JUDICIAL de los derechos e intereses del país ante la CIJ.

La PREGUNTA N° 3 del Referendo Consultivo: Es cómo preguntar si se estaría de acuerdo con que el gobierno deja de defender los derechos e intereses de Venezuela y se retire del procedimiento ante la Corte Internacional de Justicia al no reconocer su jurisdicción.

Ya la Corte Internacional de Justicia incluso lo ha advertido en sus decisiones, en el sentido de que con o sin la presencia de Venezuela en el procedimiento, la misma decidirá el caso cuando corresponda, porque ya declaró su competencia. Como lo ha recordado Kenneth Ramírez, la Corte Internacional de Justicia ya advirtió claramente en su sentencia del 18 de diciembre de 2020 que "la no participación de una parte en el procedimiento en cualquier etapa del caso no puede, en ninguna circunstancia, afectar la validez de su sentencia"

Por tanto, abandonar el procedimiento es abandonar la reclamación, es abandonar la defensa de los derechos e intereses de Venezuela, es, en definitiva, violar de nuevo el artículo 10 de la Constitución que define el territorio nacional, y precisa que Venezuela no reconoce modificaciones del territorio derivadas de Laudos arbitrales inválidos como lo es el Laudo Arbitral de Paris de 1899.

Por lo demás, es una torpeza del gobierno, formular una pregunta en la cual se pretenda desconocer o "no reconocer" la jurisdicción del Tribunal que está conociendo de una demanda contra el país y ante el cual hay que acudir a defenderse para no ser condenado por no ejercer su defensa.

V. En fecha 20 de octubre de 2023, el Consejo Nacional Electoral convocó a un referendo consultivo sobre la Guayana Esequiba, referendo históricamente innecesario, pues Venezuela rechazó oficialmente el Laudo arbitral y suscribió el Acuerdo de Ginebra hace más de 50 años, e internacionalmente inútil, pues sus resultados no surtirán efecto alguno, ni dentro del juicio, ni fuera de él. Impugnado por Guyana ante la Corte Internacional de Justicia, el referendo seguirá su curso, porque la Corte no está facultada para suspenderlo, dado que se trata de un asunto de jurisdicción interna, de base constitucional y de efectos no vinculantes; pero es un hecho público y notorio, que el referendo tiene el propósito de obtener el rechazo de la jurisdicción de la Corte Internacional de Justicia, a fin de justificar el retiro de Venezuela del proceso judicial que se sigue ante ella.

VI. Ahora bien, si la representación de Venezuela cesa en la defensa judicial de la Guayana Esequiba, es decir, si no presenta oportunamente su defensa de fondo ante la Corte, si no consigna oportunamente ante ella, sus numerosos e indubitables títulos históricos y legales, sobre el territorio Esequibo, así como la extensa documentación probatoria adicional con la que cuenta, si no contraría y prueba la arbitrariedad y nulidad del Laudo arbitral de 1899 y si no contrademanda a Guyana y al Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, Venezuela quedará en estado de indefensión y perderá, mediante sentencia judicial definitiva y firme, emanada de la más alta autoridad judicial internacional, la totalidad del territorio de la que fue despojada por el Imperio Británico, en fecha 3 de octubre de 1899, luego de lo cual, Guyana podrá reclamar y Venezuela podrá perder también la costa, el mar territorial, la zona marítima contigua, la zona económica exclusiva y la plataforma continental correspondientes al territorio esequibo, así como el respectivo espacio aéreo y el espacio ultraterrestre suprayacente.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1173 veces.



Juan Linares Ruiz

Ex-parlamentario regional. Especialista en Crisis. Temas Preferido: Ecología, Política Internacional y Laboral. Militante de Marea Socialista en el estado Bolívar.

 jlrlinares@gmail.com      @JuanLinaresRuiz

Visite el perfil de Juan Linares Ruiz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas