Auditórium

¿Venezuela tiene solución?

"La visión gubernamental de la economía puede

resumirse en unas cortas frases: si se mueve,

póngasele un impuesto. Si se sigue moviendo,

regúlese, y si no se mueve más, otórguesele un

subsidio". Ronald Reagan.

La actual situación social, política, y económica está

a la vista de todo el pueblo venezolano, si la

mayoría no lo cree, es otra cosa. Los líderes actuales

políticos gobierno y oposición, no son inspiradores,

y menos piensan en las oportunidades, para las

legiones de jóvenes venezolanos que emigran, solo

piensan en los obstáculos, y las zancadillas.

El futuro y el desarrollo de Venezuela, por lo que se

ve nunca fueron jerarquizados. Un plan político

viable se puede proyectar, especular, priorizar a

partir de distintas, variables e hipótesis, pero en un

proyecto de país siempre pueden suceder cosas

distintas a lo proyectado originalmente. ¿Esto

basado en qué? En que el proyecto de la Revolución

Bolivariana de 1999 el cual apoyé, como consta en

cientos de artículos que he publicado, hoy en este

finalizado año 2023, la realidad es mucho más

compleja de lo que estamos viendo, donde ningún

actor tiene toda la información disponible para

tomar decisiones, y salir de este atolladero. Esto lo

traigo a colación, porque en el conflicto de la Faja

de Gaza, las FDI Fuerzas de Defensa de Israel, con el

apoyo sus servicios de inteligencia, están moliendo

con una alta precisión tecnológica, a los terroristas

de Hamas. Las malas presunciones, y las jactancias,

son defectos humanos que nos llevan al fracaso, por

no escuchar las diversas opiniones.

Hoy veo para mi humilde entender como se

manejan informaciones desfasadas, y chatarra en

esta situación de alta complejidad, no siempre se

proyecta o planifica correctamente. Existen

evidencias suficientes, por el caos económico, que

los especialistas están fallando, con el alza

incontrolada del dólar. Al parecer no se están

tomando las predicciones de los expertos en

ciencias sociales, y económicas: el acierto de

doblegar la hiperinflación, y estabilizar el salario

que ronda los 3,67 $, no ha sido superado

finalizando 2023.

Cualquier ciudadano venezolano de a pie, ha

alcanzado una mejor predicción que "los

especialistas en la materia". Visualizan distintos

escenarios, sin consagrar o condenar.

Cuanto más inestable se vuelve la economía, más

probabilidad hay de que se rompan tradiciones o

patrones. En Venezuela, con la pérdida de empleos

productivos se quebraron varias regularidades, y se

pueden seguir perdiendo, porque a nuestra

inestabilidad casi idiosincrática se le agrega una

situación en creciente convulsión e incertidumbre.

Pero claro, con esto no resolvemos nada si no

sabemos aprovechar bien las oportunidades. Y en

esto no hay ideología que valga: solo con

pragmatismo se puede alcanzar "la plena felicidad

del pueblo".

Cuanto más polarizada se ponga la elección

presidencial 2024, cuanto más se plantee en

términos de blanco y negro, más difícil será que los

candidatos se pongan de acuerdo en algo bueno.

No soy pesimista sobre el futuro de Venezuela, a

pesar de la enorme cantidad de problemas de muy

difícil solución, parecido al juego de bolas criollas.

Pero dicho juego popular esconde una gran táctica:

agilidad mental. Existe un declive intelectual,

también en "los especialistas en la materia" que los

lleva solo a identificar obstáculos imposibles de

superar.

Siempre observo escepticismo en el inicio del

camino de una nueva frustración. Mis opiniones son

siempre desestimadas. Porque siempre la culpa de

todo la tienen los políticos porque en la mayoría de

los casos, ya que son los que toman las grandes

decisiones que afectan a los ciudadanos. Pero

siempre existe una pregunta en la oscuridad:

¿alguien quiere tomarse el trabajo de conducir el

destino de 30 millones de venezolanos? Y dedicarle

tiempo a resolver los rollos de la administración

Publica. ¿Venezuela tiene solución? si la mayoría de

los venezolanos creen que no tiene solución. Creer

que tiene solución no puede ser un simple acto de

fe, obviamente. Se necesitan de líderes zumbados y

creativos, como lo esta demostrando el presidente

Nicolás Alejandro Maduro Moros, con el

referéndum sobre el Esequibo este 3 de diciembre.

Pero no solo de pan vive el hombre.

También dependerá de que salgamos de la zona de

confort, y aguebonamiento intelectual, y pensemos

en las oportunidades, y no solo en los obstáculos,

más allá de los políticos que no dan la talla..

El futuro de las nuevas generaciones es demasiado

importante como para dejarlas totalmente en

manos de los politiqueros.

*Analista Político.

Percasiata11@yahoo.es



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1269 veces.



Edgar Perdomo Arzola

Analista de políticas públicas.

 Percasita11@yahoo.es      @percasita

Visite el perfil de Edgar Perdomo Arzola para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas