A propósito de las transacciones vía electrónica de las oficinas públicas

Bueno es el cilantro...pero no tanto

El Gobierno electrónico, o la modernización y tecnificación de las gestiones y procesos que se efectúan en las instituciones públicas, son un hecho cierto: Seniat. ONI-DIEX, Cadivi, Contraloría, solicitud de financiamiento para proyectos productivos y pare usted de contar.

Ahora prácticamente todas las gestiones que realicemos en las oficinas públicas, no exige realizar algún o todos los tramites vía internet.

Si bien estamos en un planeta, aldea global, mundo globalizado, o como queramos llamarlo conectado por la autopista de la información, no es menos cierto, que todavía vivimos en un planeta en el cual todos y todas las ciudadanas, no tienen acceso a esta autopista.

Especialmente en nuestro país, que todavía a pesar de los esfuerzos que ha realizado el gobierno bolivariano, para dar acceso, democratizar el uso de nuevas tecnologías, todavía persiste un buen segmento de la población, no sólo sin posibilidades de acceso, sino además, con un gran desconocimiento del uso de esta herramienta tan útil.

Por otra parte, y desde el punto de vista espiritual, y partiendo que la revolución es cultural o reproducirá la dominación, como lo señala siempre Carlos Lanz, el dialogo cara a cara, el encuentro con el otro y la otra, son aquellos importantes vínculos, que el capital, el modelo capitalista salvaje e imperialista, ha tratado de destruir, pues en la medida que nos va aislando, separando, va fortaleciendo el individualismo y la indiferencia, que le son tan importantes para su sostenimiento y mantenimiento.

El encuentro con el otro y la otra, vernos las caras, dialogar, probar nuestras capacidades de relacionarnos: la paciencia, la calma, la comprensión, entre otras, son elementos que difícilmente pueden probarse frente a un algoritmo o una clave enviada a través de la red. El servidor público, lo que tiene frente a sí, es un número, unos códigos, cuando mucho unas palabras escritas, pero nunca a la persona humana. La madre que carga a su hijo, mientras le da el pecho en la cola, pues no tiene con quien dejarlo, la viejita con el bastón, torcida sobre sus muchos años de trabajo, en fin la persona en vivo y en directo, en carne y hueso, son invisibilizados cuando implementamos en exceso estos servicios por la red. Y mire que es exceso, pues algunos de los trámites mencionados, sólo son realizables siempre y cuando te metas en la red.

Creo que la revolución bonita, humanista, ecológica y socialista, no puede eludir a la persona humana, ni puede sustituir, el dialogo cara a cara, especialmente cuando la transformación cultural en marcha, pasa por restituir el lugar a las personas, en lugar de las máquinas.

El mayor aprendizaje que tienen y tendrán nuestros servidores y servidoras públicas, es la restitución de lo humano, por sobre lo mecánico y/o tecnológico. El mayor aprendizaje es la restitución de nuestra relación con la naturaleza, el estímulo de la comprensión de nuestra interdependencia con la naturaleza, y muy mal podremos lograrlo, si sustituimos el encuentro, el vínculo con el otro y la otra en primer lugar. Así que a inventar otros procesos que acompañen al gobierno electrónico, y digo acompañe, porque no estoy en contra de su uso, mi desacuerdo es con el abuso de las herramientas tecnológicas, que pretenden sustituir el vínculo.

Otro elemento preocupante es la ineficiencia del mismo, puesto que puede tardar hasta cuatro meses la obtención de la cita para el pasaporte, y así con algunas otras transacciones. Por lo visto la celeridad de la red, no sirve para agilizar los procesos, y por el contrario, esta sirviendo para estimular o desarrollar nuevas formas de matraca: ya se ven por allí cientos de anuncios, que ofrecen el servicio de tramites electrónicos.

Así que a ponerle el ojo a este proceso, pues no es eficiente ni eficaz, y no puede sustituir la relación entre los servidores y los usuarios. Además no podemos permitir la aparición de “gestores” electrónicos.

tibisaymaldonado@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2216 veces.



Tibisay Maldonado Lira


Visite el perfil de Tibisay Maldonado Lira para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: